Efecto Bradley

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Tom Bradley en un mitin en 1988.

Se denomina efecto Bradley (conocido también como efecto Wilder) a una teoría que trata de explicar el comportamiento en las votaciones de los Estados Unidos cuando dos oponentes, uno perteneciente a una minoría racial y otro blanco, se enfrentan directamente y las encuestas no se corresponden a la diferencia obtenida después en las votaciones, consiguiendo unos peores resultados de los esperados el candidato perteneciente a la minoría. La teoría propone que los votantes tienden a afirmar que están indecisos o que votarán al candidato de la minoría en el momento de la encuesta, y posteriormente, en las elecciones, votan por el otro candidato.[1]​ El origen del nombre toma la derrota electoral sufrida en 1982 por Tom Bradley, candidato afroamericano a gobernador de California, después de que todas las encuestas mostraran una victoria holgada a su favor.

El efecto Bradley teoriza sobre la posibilidad de que las encuestas en esas circunstancias sean inexactas, teniendo mucha importancia el fenómeno de conveniencia social y racial. Concretamente, algunos votantes blancos dan respuestas falsas por temor a que su opinión sea interpretada como racismo, y que esta se tome para señalar las divisiones raciales en la política y en el resultado de las elecciones. En ocasiones, el hecho de dar respuestas imprecisas se ha extendido también a las encuestas a pie de urna. Se piensa que la manera del encuestador de realizar las preguntas puede ser también un factor a tener en cuenta en la validez de los resultados.

Sin embargo, algunos analistas han desestimado la teoría; mientras otros consideran que a pesar de que el fenómeno existió en el pasado, ya no se aprecia en las elecciones actuales. Una investigación de 133 elecciones a gobernador y senador en los Estados Unidos sugería que "antes de 1996, la mediana para los candidatos negros fue del 3%, mientras que los años siguientes bajó al -0,3%".[2]

Origen[editar]

En 1982, Tom Bradley, alcalde de Los Ángeles con una larga experiencia, se presentó como candidato demócrata a Gobernador de California contra George Deukmejian, candidato republicano y de raza blanca. La mayoría de las encuestas los días previos a la elección daban a Bradley una holgada ventaja.[3]​ Tomando los sondeos a pie de urna, algunos medios de comunicación dieron la victoria al partido demócrata, y las primeras ediciones del San Francisco Chronicle publicaron como titular "Bradley Win Projected" (Bradley ganador según sondeos). Sin embargo, y a pesar de conseguir un mayor número de votos el día de las elecciones, Bradley fue derrotado por un estrecho margen debido al voto emitido por correo.

Los análisis post-electorales indicaron que hubo un porcentaje de votos de hombres blancos a favor de Bradley ligeramente inferior al estimado por las encuestas, y que un número anómalo de votantes definidos como "indecisos" votó finalmente por el candidato republicano.

Referencias[editar]

  1. JANET ELDER (16 de mayo de 2007). «Will There Be an ‘Obama Effect?’» (en inglés). The New York Times. Consultado el 4 de noviembre de 2008. 
  2. Daniel J. Hopkins (4 de agosto de 2008). «No More Wilder Effect, Never a Whitman Effect: When and Why Polls Mislead about Black and Female Candidates» (en inglés). Archivado desde el original el 10 de octubre de 2008. Consultado el 4 de noviembre de 2008. 
  3. COLLEEN McCAIN NELSON (10 de agosto de 2002). «Race makes state races hard to call Support for minorities often overstated in polling, analysts say» (en inglés). Dallas News. Consultado el 14 de noviembre de 2008.