Economía de complejidad

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Economía de Complejidad»)
Saltar a: navegación, búsqueda

Economía de Complejidad es la aplicación de sistemas complejos para resolver los problemas de la economía. Es una de las cuatro "C" que han aparecido como cambio de paradigma en el campo de la economía. Las cuatro "C" son: complejidad, caos, catástrofe y cibernética. Este nuevo modo de pensamiento económico rechaza las asunciones tradicionales, las cuales dictan que la economía es un sistema cerrado que eventualmente logra un estado de equilibrio. En su lugar, este modelo ve a las economías como sistemas adaptativos complejos abiertos con una evolución endógena. Los sistemas complejos no necesariamente logran un estado de equilibrio - incluso modelos deterministas ideales pueden exhibir caos, lo que es distinto tanto del azar (no determinista) como del análisis de comportamiento.

La economía de complejidad rechaza muchos de los aspectos de la teoría económica tradicional. Los modelos matemáticos empleados por la economía tradicional fueron copiados de modelos iniciales de termodinámica. Estos modelos matemáticos de la economía estaban basados en la primera ley de la termodinámica, el equilibrio. Posteriormente, la segunda ley de la termodinámica, la entropía, fue descubierta. Los proponentes de la economía de complejidad proclaman que los modelos económicos tradicionales nunca se adaptaron a este último descubrimiento y que, por lo tanto, son modelos incompletos de la realidad. Sin embargo, el concepto de "entropía" introducido por la termodinámica estadística de Ludwig Boltzmann, y desarrollada en 1949 por Claude Elwood Shannon y Warren Weaver como "incertidumbre de la información" asociada con cualquier probabilidad de distribución, ha sido utilizado al menos desde 1988 para formular conceptos importantes de organización y desorden, vistos como parámetros de estado básico, en la descripción y simulación de la evolución de sistema complejos.

En cuanto a la practicidad de los instrumentos teóricos, existe también una diferencia crucial a tomar en cuenta: la teoría de economía tradicional fue desarrollada mucho antes de la invención de la computadora y de los instrumentos modernos de cálculo. Las simulaciones asistidas por computadoras han hecho posible la demostración de reglas de nivel macro utilizando solamente comportamientos de nivel micro sin asumir los factores ideales de mercado. Por ejemplo, el principio de Pareto puede ser demostrado como un fenómeno que sucede espontáneamente.

La economía de complejidad está construida sobre bases formadas de áreas como finanzas conductuales, economías de instituciones, la escuela austríaca y la economía evolutiva. La complejidad introduce conceptos de cada una de estas áreas de pensamiento económico, a pesar de que la perspectiva compleja incluye muchas características para describir a un sistema dinámico como una emergencia dependiente de condiciones iniciales, como la hipótesis de la Reina Roja. Los sistemas complejos usualmente incorporan mecanismos de selección tal y como los describen los modelos evolutivos generales.

No hay aún una definición específica aceptada para referirse a la aplicación de complejidad a los sistemas económicos. Esto se debe a que el campo se encuentra aún en construcción.

Comportamiento de sistemas complejos[editar]

En su libro The Economy as an Evolving Complex System II, Brian Arthur, Steven N. Durlauf y David A. Lane, del Santa Fe Institute, definen seis características de los sistemas complejos que han presentado incógnitas significativas a la economía tradicional.

  1. Interacción Dispersa - Lo que sucede en una economía está determinado por una interacción muy dispersa, posiblemente heterogénea, entre agentes que actúan en paralelo. La acción de un determinado agente depende de las acciones anticipadas de un número limitado de otros agentes.
  2. Ausencia de Controlador Global - Ninguna entidad global controla las interacciones. En su lugar, los controles son provistos mediante mecanismos de competición y coordinación entre agentes. Las acciones económicas son tuteladas por instituciones legales, roles asignados y otras asociaciones. No existe tampoco un competidor universal, es decir, un solo agente que puede explotar todas las oportunidades en una economía.
  3. Organización Jerárquica Cruzada - La economía tiene muchos niveles de organización e interacción. Las unidades en niveles como comportamientos, acciones, estrategias, o productos típicamente sirven como "bloques de construcción" para construir unidades en el siguiente nivel superior. La organización en general es más que jerárquica, con muchas interacciones cruzadas (asociaciones, canales de comunicación) a través de los distintos niveles.
  4. Adaptación Continua - Los comportamientos, acciones, estrategias y productos son revisados continuamente a como los agentes individuales acumulan experiencia. Es decir, el sistema se adapta constantemente.
  5. Nichos Perpetuos de Novedad - Estos son creados constantemente por mercados nuevos, nuevas tecnologías, nuevos comportamientos y nuevas instituciones. El mismo acto de llenar un nicho puede crear nuevos nichos. El resultado es una innovación perpetua y constante.
  6. Dinámicas Fuera de Equilibrio - Puesto que los nuevos nichos, potenciales y posibilidades son continuamente creados, la economía opera lejos de un punto óptimo de equilibrio.

Una introducción más técnica a estos temas puede ser consultada en la Tesis Doctoral: Autoorganización en Sistemas Económicos de Andrés Schuschny[1]

Medición[editar]

En 2011 el economista Ricardo Hausmann de la Universidad de Harvard y el físico César Hidalgo del Instituto Tecnológico de Massachusetts publicaron el “Atlas de complejidad económica”.[2] A partir de entonces, el índice de complejidad económica, elaborado en esta publicación, ha ganado relevancia para medir el crecimiento del PIB per capita en la economía global.

Comparación con la economía tradicional[editar]

La siguiente tabla muestra las diferencias entre la perspectiva económica de la complejidad y la economía tradicional. Eric Beinhocker[3] propone cinco conceptos que distinguen la economía de complejidad de la tradicional. Las primeras cinco categorías son del libro de Beinhocker, las últimas cuatro son de W. Brian Arthur.

Economía de Complejidad Economía Tradicional
Dinámica Sistemas abiertos, dinámicos, no lineales, lejos del punto de equilibrio. Sistemas cerrados, estáticos, lineales y en equilibrio.
Agentes Modelados individualmente; usando reglas inductivas para tomar decisiones; tienen información incompleta; cometen errores y tienen prejuicios; aprenden a adaptarse a través del tiempo; heterogéneos. Modelados colectivamente; usan cálculos deductivos complejos para tomar decisiones; tienen toda la información necesaria; no cometen errores y no tienen prejuicios; no aprenden ni tienen necesidad de hacerlo (son ya perfectos); mayoritariamente homogéneos.
Redes Modela explícitamente interacciones bi-laterales entre los agentes individuales; las redes de relaciones cambian con el tiempo. Asume que los agentes solamente interactúan indirectamente a través de mecanismos de mercados (por ejemplo, subastas).
Emergencia No hace distinción entre macro y microeconomía; los patrones macro son un resultado emergente de las interacciones y comportamientos de los niveles micro. La macro y la microeconomía se mantienen como disciplinas separadas.
Evolución El proceso evolutivo de diferenciación, selección y amplificación provee al sistema de innovación y es responsable de su crecimiento en orden y complejidad. No existe un mecanismo endógeno para la creación de innovación, crecimiento, orden o complejidad.
Tecnología Es fluida y endógena al sistema. La tecnología es dada o seleccionada en una base económica.
Preferencias La creación de preferencias es central; los individuos no son necesariamente egoístas. Las preferencias están ya dadas; los individuos son egoístas.
Orígenes de Ciencias Físicas Basada en la biología (estructura, patrón, auto-organización, ciclo de vida). Basada en la física del siglo 19 (equilibrio, estabilidad, dinámicas deterministas).
Elementos Patrones y posibilidades. Precio y cantidad.

Referencias[editar]

  1. Schuschny, Andres (2001), Autoorganización en sistemas económicos.
  2. http://atlas.media.mit.edu/book/
  3. Beinhocker, Eric (2006). The Origin of Wealth. Harvard Business School Press. ISBN 978-1-4221-2103-0.