Dolores Jiménez y Muro

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Dolores Jiménez y Muro
Dolores jiménez y muro.PNG
Dolores Jiménez y Muro hacia 1905 o 1910
Información personal
Nacimiento 7 de junio de 1848
Aguascalientes, México
Fallecimiento 15 de octubre de 1925 (75 años)
México D.F., México
Nacionalidad Mexicana
Información profesional
Ocupación Educadora, revolucionaria
Años activa desde 1911

Dolores Jiménez y Muro (1848-1925) fue una profesora, periodista y revolucionaria mexicana durante la Revolución mexicana (1910-20).[1]

Historia[editar]

Infancia[editar]

Dolores Jiménez y Muro nació en Aguascalientes el 7 de junio de 1848.[2]​ Fue maestra y revolucionaria. Creció en importancia durante la revolución mexicana como una activista social, reformadora y como ayudante social del General Emiliano Zapata. Aun cuando ella se involucró en la Revolución, siempre aspiró a vivir en un mundo con más paz.

Sus padres fueron José María Jiménez y Atilana Muro. Creció en un ambiente liberal en San Luis Potosí, ciudad en donde la familia se estableció cuando ella tenía nueve años. Su padre fue funcionario de gobierno, y recibió una buena educación en el hogar. Desde la infancia fue ávida lectora, lo que le proporcionó cultura y gusto por la escritura.

El ambiente liberal, en donde creció le permitió incursionar como profesora, escritora y a la postre periodista. En 1874, Dolores recibió una invitación del gobierno estatal para participar en las fiestas del mes de septiembre, debido a que era conocida su afición a la escritura de poesía. El poema que escribió para esa ocasión termina con la siguiente estrofa:

Eres ¡Oh! Patria bella, muy amada:

¡Dios quiera que ese amor eterno sea!

¡Que seas del mundo entero respetada!

¡Que seas grande, muy grande, y yo lo vea![3]

Desde las fechas referidas se advierte en estas palabras la aspiración de un mejor país.

Participación en el Partido Liberal Mexicano (PLM)[editar]

Fue simpatizante del Partido Liberal Mexicano, colaboró en la redacción del programa de éste en 1901, en donde compartió militancia con Ricardo Flores Magón. Hacia 1911 militó en dicho partido, se destacó como estratega y participó en la organización política. Allí adquirió experiencia como dirigente.

Años después recordará los años previos a la Revolución con las siguientes palabras: "“Desde entonces comprendí que la revolución actual [la de 1910] no estaba lejos, porque ideas germinaban por todas partes. Poco después vine a México, donde vi que millares de ciudadanos iban a inscribirse en los clubes políticos, de donde debería surgir la revolución, como fue”.[4]

Complot de Tacubaya[editar]

"Su talento político se constata en la redacción del poco conocido Plan Político y Social de Tacubaya, en el que se exigía la devolución de tierras al campesinado, aumento salarial, jornada laboral de ocho horas libertad de expresión, reorganización de las municipalidad suprimidas, protección a los indígenas y abolición de monopolios, además de reconocer como ley suprema la Constitución de 1857".[5]​ El "Plan Político y Social de Tacubaya" es ejemplo de las ideas profundas de cómo las leyes y los derechos liberales funcionan. Este plan buscaba sacar al Presidente Porfirio Díaz de la presidencia, en favor de Francisco I. Madero. Se le reconoce la autoría de El plan político y social, que fue publicado el 18 de marzo de 1911; en el que se subrayaban las ideas y metas de los conspiradores. El plan avocaba a una continuación de las demandas del Partido Liberal Mexicano (PLM) fundado en 1905, entre las que se incluía: salarios justos, viviendas económicas, mejora de las condiciones de trabajo, y frenar las inversiones extranjeras. Además, promovió la descentralización del sistema educativo del país, justificándose en que las necesidades de la escuela eran mejor atendidas cuando se fundaba y controlaba localmente.

Revolucionaria[editar]

Antes del comienzo del movimiento armado ella formó parte de grupos de femeninos conformados por maestras, campesinas, intelectuales y obreras que además de los derechos políticos abogaron por derechos sociales en general y de la mujer en particular. Dolores participa junto a muchas mujeres. Editaba el periódico La Mujer Mexicana y presidió el Club Femenil Hijas de Cuauhtémoc, con el que encabezó una protesta contra el fraude bajo la consigna “Es tiempo de que las mujeres mexicanas reconozcan que sus derechos y obligaciones van más allá del hogar”. En 1910 se unió a la causa maderista, fundó el Club Femenil Antirreleccionísta Hijas de Cuauhtémoc, una de las organizaciones más aguerridas.

Fue una activista radical y en 1910, por la oposición extrema al partido de Díaz, ella y otros miembros fueron arrestados. Dolores seguía siendo políticamente activa en la celda y descubrió Regeneración y Concordia donde escribió los cambios que ella deseaba ver en México. Ella imaginaba un país donde hubiera progreso significante a la economía y reforma a la agricultura. También, quería cambios para mejorar las condiciones de vida de la mujer.

A diferencia de las teorías revolucionarias anteriores, Jiménez insistía en que los salarios de las mujeres debían ser iguales al de los hombres. Anteriormente, el salario de las mujeres no había sido la mayor preocupación para la mayoría de los reformadores, desde entonces, según el censo de 1910, las mujeres representaban sólo un 8.8% de la fuerza laboral mexicana. Jiménez discutía que esta información era incorrecta porque no tomaba en cuenta a las mujeres que trabajaban como vendedoras de calle, artistas, y/o rancheras comerciantes. Las mujeres de México, dijo ella, son una parte crucial en la economía, y por eso ellas merecían beneficios de las reformas económicas de México.

Las obras de Jiménez y Muro ganaron la atención de Emiliano Zapata, quien adoptó una de sus reformas propuestas y la invitó para reunirse con él en Morelos. La reunión se llevó a cabo en 1913, y desde entonces, se convirtió en una parte activa de la organización de Zapata hasta su asesinato en 1919. Jiménez murió el 15 de octubre de 1925 en la ciudad de México, a la edad de 77 años.

Referencias[editar]

  1. «Dolores Jiménez y Muro». Gobierno del Estado de Aguascalientes. 1990. Consultado el 4 de agosto de 2016. 
  2. Oresta, López (2015). Dolores Jiménez y Muro, periodista e intelectual zapatista. México: Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México. p. 7. ISBN 978-607-9419-56-1. 
  3. «Olvidadas mujeres de la revolución - Dolores Jiménez y Muro _ Poemas». www.jornada.com.mx. Consultado el 22 de septiembre de 2018. 
  4. Murillo, Celeste. «Dolores Jiménez y Muro: ¿quién es esa chica?». La Izquierda Diario. Consultado el 22 de septiembre de 2018. 
  5. Amozurrutia, Alina (2008). 101 mujeres en historia de México. Grijalbo. 

Enlaces externos[editar]