Dilución homeopática

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Diluciones homeopáticas»)
Saltar a: navegación, búsqueda

La homeopatía realiza un proceso conocido por sus practicantes como "dinamización" o "potenciación" donde una sustancia es diluida en alcohol o agua destilada y luego es agitada vigorosamente en un proceso llamado "sucusión". Los sólidos insolubles, como el cuarzo y las conchas de ostra, son diluidas por trituración en lactosa. El fundador de la homeopatía, Samuel Hahnemann (1755-1843), creía que el proceso de sucusión activaba la "energía vital" de la sustancia diluida[1]​ y que las disoluciones sucesivas incrementaban la "potencia" del remedio.

Estas ideas son pseudocientíficas, debido a que no es probable que ni una sola molécula de la sustancia original permanezca aún en las disoluciones homeopáticas usadas comúnmente.

Escalas de potencia[editar]

Se usan varias escalas de potencia en la homeopatía. Hahnemann creó la escala centesimal o "escala C", diluyendo una sustancia por un factor de 100 en cada etapa. Esta fue preferida por Hahnemann en la mayor parte de su vida. Una disolución 2C requiere que una sustancia sea diluida a una parte en cien y luego parte de esa disolución sea nuevamente diluida por el mismo factor. Esto resulta en un preparado con una parte de la sustancia original cada 10 000 partes de solución.[2]​ Una solución 6C repite el proceso seis veces, lo que concluye con la sustancia original diluida en un factor de 100−6=10−12. Disoluciones mayores siguen el mismo patrón. En la homeopatía, una solución más diluida es descrita como poseedora de una mayor potencia y los homeópatas consideran que las sustancias más diluidas son remedios más fuertes y de acción más profunda.[3]​ El producto final a menudo está tan diluido que es indistinguible del diluyente puro (agua destilada, azúcar o alcohol).[4][5][6]

Hahnemann defendió las disoluciones 30C para la mayoría de los propósitos (esto es, una disolución con factor 1060).[7]​ En su tiempo, era razonable asumir que los remedios podían diluirse indefinidamente, ya que el concepto de átomo o molécula como la unidad más pequeña de una sustancia química recién estaba empezando a ser conocida. Ahora sabemos que la mayor disolución en la que es razonablemente probable encontrar al menos una única molécula de la sustancia original es 1024 (12C en notación homeopática), si se parte de un mol de la sustancia original.

Algunos homeópatas desarrollaron una escala decimal (X ó D), diluyendo la sustancia en diez veces su volumen original en cada etapa. Por tanto, un valor en la escala X es la mitad de aquel mismo valor en la escala C: por ejemplo, 12X tiene el mismo nivel de disolución que 6C. Hahnemann nunca usó esta escala, pero se volvió muy popular durante el siglo XIX y aún lo es en Europa. Esta escala de potencia parece haber sido introducida en los años 1830 por el homeópata estadounidense Constantine Hering.[8]​ En sus últimos diez años, Hahnemann también desarrolló una escala quincuamilesimal (Q) o escala LM al diluir una parte de la sustancia por cada 50 000 partes de disolución.[9]​ Una disolución en la escala Q es aproximadamente 2,35 veces su valor en la escala C: por ejemplo, un remedio descrito como 20Q tiene alrededor de la misma concentración que un remedio 47C.[10][11]

Las potencias de 1000c y superior a menudo son etiquetadas con el numerador romano M y el indicador centesimal c es implícito, dado que todas estas potencias altas son disoluciones centesimales: 1M = 1000c; 10M = 10 000c; CM = 100 000c; típicamente no se usa LM (que indicaría 50 000c) debido a su confusión con la escala LM.

La siguiente tabla es un resumen que compara las escalas X y C y las equipara con su disolución equivalente. Sin embargo, la interpretación homeopática de sus principios no está explicada en términos de disolución, sino de "potenciación", por consiguiente la homeopatía no asume que diferentes potencias puedan ser igualadas basadas en la equivalencia de sus factores de disolución.

Escala X/D Escala C Razón Nota
1X 1:10 Descrita como de baja potencia.
2X 1C 1:100 Llamada de mayor potencia que 1X por los homeópatas.
6X 3C 10−6
8X 4C 10−8 Concentración de arsénico permisible en agua potable.[12]
12X 6C 10−12
24X 12C 10−24 Tiene un 60 % de probabilidad de contener al menos una sola molécula de sustancia original si se usó un mol de esta (véase límite molar).
26X 13C 10−26 No quedan moléculas originales en el diluyente. Es agua pura (o azúcar o alcohol puros).
60X 30C 10−60 Disolución defendida por Hahnemann para la mayoría de los propósitos: se requeriría administrar dos mil millones de dosis por segundo (2x109/s) a seis mil millones (6x109) de personas por cuatro mil millones (4x109) de años (3,3x107 s) para entregar una única molécula del mol (6,02x1023) de la sustancia original a un único consumidor.
400X 200C 10−400 Disolución del popular remedio homeopático para la gripe Oscillococcinum.
Nota: la "escala X" también es llamada "escala D" (1X = 1D).

Dilución extrema[editar]

La dilución en serie resulta, después de cada etapa diluyente, en una menor cantidad de moléculas de la sustancia original por litro de solución. Finalmente, una solución estará tan diluida que estará más allá de la probabilidad de encontrar una única molécula de la sustancia original en un litro del producto final.

Límite molar[editar]

Si se empieza con una solución de 1 mol/L de una sustancia, la disolución decimal requerida para reducir el número de moléculas a menos de una molécula por litro es 1 parte en 1×1024 (24X ó 12C), ya que:

6.02×1023/1×1024 = 0,6 moléculas por litro

Es improbable que disoluciones más allá de ese límite (asociado número de Avogrado, equivalente aproximadamente a 12C) contengan incluso una única molécula de la sustancia original y disoluciones más bajas no contienen cantidad detectables. Compárese con la ISO 3696, que regula el agua para su uso en laboratorio de análisis. Esta específica que una pureza de diez partes por millardo (10×10−9) y esta agua no puede almacenarse en contenedores de vidrio o plástico, ya que estos desprenden impurezas al agua y la cristalería debe lavarse con ácido fluorhídrico antes de usarse. Diez partes por millón equivalen a una disolución homeopática 4C.

Analogías[editar]

Tanto los críticos como los defensores de la homeopatía a menudo intentan ilustrar las disoluciones utilizadas en la homeopatía con analogías. Típicamente, las disoluciones usadas son las altas, las que a menudo son consideradas el aspecto más controvertido e implausible de la homeopatía.

Una botella de veneno en el lago Ginebra

Se dice que Hahnemann bromeó que un procedimiento adecuado para manejar una epidemia sería vaciar una botella de veneno en el lago de Ginebra, si pudiese sucusionarse 60 veces.[13][14]

Una pizca de sal en el océano Atlántico

Una solución 12C es equivalente a "una pizca de sal en los océanos Atlántico Norte y Sur", lo que es aproximadamente correcto.[15]

1/3 de una gota en todos las aguas de la Tierra

Un tercio de una gota de cualquier sustancia original diluida en todos las aguas de la Tierra produciría un remedio homeopático 13C.[16][17]

Hígado de pato 200C en 10320 universos

Un popular remedio homeopático para la gripe es una disolución 200C de hígado de pato, comercializado bajo la marca Oscillococcinum. Ya que existen alrededor 1080 de átomos en todo el universo observable, una disolución de una molécula en todo el universo sería alrededor de 40C. Oscillococcinum requeriría por tanto 10320 universos extras para conservar simplemente una única molécula en el producto final.[18]

Una piscina olímpica homeopática

Otro ilustración de las disoluciones usadas comúnmente en los remedios homeopáticos compara una disolución homeopática con disolver la sustancia terapeútica en una piscina.[19][20]​ Un ejemplo inspirado por un problema encontrado en una popular colección de libros de álgebra expresa que las moléculas de agua existentes en una piscina olímpica son del orden de 1032 y que si esta fuese llenada con un remedio homeopático 15C, para tener un 63 % de posibilidades de consumir al menos una molécula de la sustancia original, habría que tomarse el 1% de su volumen, esto es, alrededor de 25 toneladas/25 000 litros de agua.[21][22][23]

30C: 1 ml en 1,191,016 años luz cúbicos

1 ml de solución que ha pasado por una disolución 30C es matemáticamente equivalente a un 1 ml diluido en 1054 m3, representado por un cubo de agua que mide 1 000 000 000 000 000 000 (1018) por lado, es decir, alrededor de 106 años luz. Expresado por una esfera, sería una bola de 131,1 años luz de diámetro. Por tanto, las potencias estándar de los remedios homeopáticos contienen, con una altísima probabilidad, únicamente agua (o alcohol, además de azúcar y otros ingredientes inertes).

Controversia en disolución[editar]

No todos los homeópatas defienden las disoluciones extremas. Muchos de los homeópatas tempranos fueron originalmente médicos y generalmente usaban preparaciones menores como 3X o 6X y raramente iban más allá de 12X. La separación entre disoluciones bajas y altas se derivaba de actitudes ideológicas. Aquellos que preferían las disoluciones bajas enfatizaban la patología y un fuerte lazo a la medicina convencional, mientras que aquellos que preferían las disoluciones altas destacaban la fuerza vital, los miasmas y una interpretación espiritual de la enfermedad.[24][25]​ Algunos productos con tales disoluciones relativamente bajas continúan vendiéndose, pero al igual que su contraparte alta, no se ha demostrado que tengan un efecto superior al de un placebo.[26][27]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Kayne SB (2006), Homeopathic pharmacy: theory and practice (2 edición), Elsevier Health Sciences, p. 53, ISBN 978-0-443-10160-1 .
  2. In standard chemistry, this produces a substance with a concentration of 0.01%, measured by the volume-volume percentage method.
  3. «Glossary of Homeopathic Terms», Creighton University Department of Pharmacology, archivado desde el original el 16 de octubre de 2012, consultado el 15 de febrero de 2009 .
  4. «Dynamization and Dilution», Complementary and Alternative Medicine, Creighton University Department of Pharmacology, consultado el 24 de marzo de 2009 .
  5. Smith T (1989), Homeopathic Medicine, Healing Arts Press, pp. 14-15 .
  6. «Similia similibus curentur (Like cures like)», Creighton University Department of Pharmacology, archivado desde el original el 8 de agosto de 2007, consultado el 20 de agosto de 2007 .
  7. Hahnemann S (1921), The Organon of the Healing Art (6th edición), aphorism 128 .
  8. Robert ED (1853), Lectures on the theory & practice of homeopathy (PDF), London: B. Jain, pp. 526-7, ISBN 81-7021-311-8 .
  9. Little D, «Hahnemann's advanced methods», Simillimum.com, consultado el 4 de agosto de 2007 .
  10. If a dilution is designated as q on the Q scale, and c on the C scale, c/q=log10(50,000)/2=2.349485.
  11. https://ecoactivo.com/homeopatia
  12. «Arsenic in drinking water», United States Environmental Protection Agency .
  13. Bambridge AD (1989), Homeopathy investigated, Kent, England: Diasozo Trust, ISBN 0-948171-20-0 
  14. Andrews P (1990), «Homeopathy and Hinduism», The Watchman Expositor (Watchman Fellowship) 7 (3) 
  15. A 12C solution produced using sodium chloride (also called natrum muriaticum in homeopathy) is the equivalent of dissolving 0.36 mL of table salt, weighing about 0.77 g, into a volume of water the size of the Atlantic Ocean, since the volume of the Atlantic Ocean and its adjacent seas is 3.55×108 km3 or 3.55×1020 L : Emery KO, Uchupi E (1984), The geology of the Atlantic Ocean, Springer, p. 1086, ISBN 0-387-96032-5 .
  16. The volume of all water on earth is about 1.36×109 km3: «Earth's water distribution», Water Science for Schools, United States Geological Survey, 28 de agosto de 2006 .
  17. Gleick PH, Water resources, In Schneider SH, ed. (1996), Encyclopedia of climate and weather 2, New York: Oxford University Press, pp. 817-823 ).
  18. Robert L. Park (2008), Superstition: Belief in the Age of Science, Princeton University Press, pp. 145-146, ISBN 0-691-13355-7 
  19. Review, critique, and guidelines for the use of herbs and homeopathy, James Glisson, Rebecca Crawford and Shannon Street, Nurse Practitioner, April 1999.
  20. An Open Letter to ABC News 20/20 with Barbara Walters and John Stossel
  21. Section 5.3 (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión)., Beginning Algebra, 10/E, Margaret L. Lial, John Hornsby, Terry McGinnis, Addison-Wesley, Copyright: 2008, Published: 01/02/2007, ISBN 0-321-43726-8
  22. The description in the algebra textbook suggests that there are about 100 molecules of therapeutic material remaining in the pool after 15C dilution, which is a reasonable assumption. However, the textbook incorrectly states that to expect to consume one molecule of the original substance, a person has to imbibe 1% of the pool's volume. Unfortunately, this claim is somewhat careless about probabilities; for example, to have a 95% probability of ingesting at least one molecule of the original material, a person has to drink about 3% of the pool, or about 75 metric tons of water (assuming that after dilution, 100 molecules of the original material remain). In general, consuming a fraction r of N molecules leads to a probability of approximately 1 − enr of consuming at least one of the n molecules of the original substance, where N is assumed to be a large number. A 15C dilution prepared using one liter of original substance will produce a volume-volume concentration of 10−30 liters of original material per liter of diluent, or 10−27 milliliters of original substance per liter of diluent. In a 2.5×106 liter pool, there is therefore 2.5 × 10−21 milliliters of original material. If the original material has a molar mass of M (in grams/mole) and a density of D (in grams/ml), then there will be 2.5 × 10−21 D/M moles of original material in the pool, or n=1505.535 D/M molecules of the original material. The textbook example assumes that D/M of the original material is about 0.0664 (for comparison, water has a value of D/M of about 0.0554).
  23. «Dynamization and Dilution». Archivado desde el original el 18 de julio de 2007. Consultado el 24 de julio de 2007. 
  24. Wheeler CE (1941), Dr. Hughes: Recollections of some masters of homeopathy, Health through homeopathy .
  25. Bodman F (1970), The Richard Hughes memorial lecture, BHJ, pp. 179-193 .
  26. «HeadOn: Headache drug lacks clinical data», ConsumerReportsHealth.org, Consumers Union, consultado el 25 de marzo de 2009 .
  27. «Analysis of Head On», James Randi's Swift, consultado el 27 de julio de 2006 .