Dermatofagia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Dedo extremadamente mordido.

La dermatofagia es un trastorno del control de impulsos, relacionado con el trastorno obsesivo-compulsivo, en el que una persona se muerde compulsivamente su propia piel.[1][2][3]​ Los afectados suelen morderse los labios, el interior de la boca y la piel alrededor de las uñas, dando lugar a enrojecimiento sanguinolento y despigmentación con el tiempo.[1][4]

Comportamiento[editar]

Los afectados por dermatofagia mastican su piel compulsivamente, por obligación impulsiva, y lo pueden hacer en varias zonas corporales.[3]​ Las víctimas suelen morder y masticar la piel que rodea las uñas y las cutículas. También pueden morder y masticar el interior de su boca, las mejillas o los labios, causando ampollas dentro y fuera de la boca. Si el comportamiento se controla por un período prolongado, puede empezar a desarrollarse callos.[3]

La dermatofagia puede aparecer en momentos de aprehensión, nerviosismo y otros eventos desagradables.[3]​ Las ampollas en particular, pueden causar una sensación de ganas de morderlas (ya que la piel muerta fácilmente puede desgarrarse), lo que es perjudicial, causando infecciones. Las personas que tengan esto lo hacen y a veces no se dan cuenta de que lo hacen.

Trastornos asociados[editar]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b «Dermatophagia». wrongdiagnosis.com. Adviware Pty Ltd. Consultado el 21 de septiembre de 2008. 
  2. Scott MJ, Scott MJ (enero de 1997). «Dermatophagia: "wolf-biter"». Cutis 59 (1): 19-20. PMID 9013066. 
  3. a b c d Al Aboud, Khalid; V. Ramesh; K. Al Hawsawi (2003). «Dermatophagia Simulating Callosities» (pdf). Dermatology Psychosomatics 4: 42-3. 
  4. «Stop eating my fingers». 43 Things. Robot Co-op. Consultado el 15 de junio de 2007. 
  5. «Dermatophagia». fingerfreak. FingerFreak.com. Consultado el 27 de abril de 2009.