Día oscuro de Nueva Inglaterra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Día oscuro en Nueva Inglaterra se refiere a un evento que sucedió el 19 de mayo de 1780, en el que se observó un inusual oscurecimiento del cielo a pleno mediodía en la región de Nueva Inglaterra, Estados Unidos. Profesores de la Universidad de Misuri creen que la causa principal fue la combinación del humo de un incendio forestal, una delgada niebla y un día nublado.

Pero el incendio al que hacen referencia sucedió en Canadá, sin la seguridad de que se produjese en esa fecha, pues los anillos en los árboles solo indican años. Además, la Universidad de Harvard en el estado de Massachusetts registró en ese día vientos del sector suroeste.

El Día Oscuro tuvo lugar en el este de Canadá y en los seis estados que conforman la región de Nueva Inglaterra en los Estados Unidos (Maine, New Hampshire, Vermont, Massachusetts, Rhode Island y Connecticut) y fue descrito como "único en su especie", "inexplicable obscurecimiento" y "de extensión notable" por intelectuales y testigos.

"Por la mañana salió el sol radiante, pero rápidamente se escondió. Aparecieron nubes negras y hubo truenos y relámpagos. Alrededor de las nueve de la mañana el cielo adoptó un tono cobrizo. Pocos minutos más tarde una nube negra y espesa cubrió todo el cielo excepto un estrecho borde en el horizonte y se puso tan oscuro como a las nueve de la noche en verano. Las aves volvían al corral y el ganado dormía mientras ranas y murciélagos salían para aprovechar la "noche". Después de las once de la mañana la oscuridad se volvió extremadamente densa. Al terminar la tarde el cielo quedó parcialmente despejado y apareció el sol oscurecido por una neblina densa y negra. Al caer la noche la oscuridad no fue menos terrorífica. Aunque había luna casi llena, los objetos no se distinguían sin la ayuda de luz artificial. Después de la media noche la oscuridad se desvaneció y la luna apareció con apariencia de sangre".

El Conflicto de los Siglos, pp. 306-307.

Los periódicos de la fecha no hablan de nieblas ni incendio; los titulares daban cuenta acerca de un día sobrenatural, algo que jamás había ocurrido. Hoy sabemos que algo así no volvió a ocurrir (ocurriría un evento similar en la Ciudad de Buenos Aires el 12 de agosto de 2011, cuando en pleno mediodía la ciudad se vio oscurecida durante cinco minutos tras una densa nube, pareciendo así una imagen apocalíptica).

Las nieblas no podían seguir estando a las 10:00 AM, aunque fuera otoño; conste que era primavera. De manera que eso también está descartado. Los libros hablan de animales que se dirigían a sus cuadras de manera tranquila, cosa que no hubiese sido posible con la presencia de mucho humo. La oscuridad fue tanta que se necesitó usar velas desde el mediodía hasta la noche, y no se dispersó hasta la medianoche siguiente.

[1][2][3]

PROFECIAS BIBLICAS CUMPLIDAS[editar]

Veinticinco años después apareció la segunda señal mencionada en la profecía: el oscurecimiento del sol y de la luna. Lo que hacía esto más sorprendente, era la circunstancia de que el tiempo de su cumplimiento había sido indicado de un modo preciso. En su conversación con los discípulos en el Monte de los Olivos, después de describir el largo periodo de prueba por el que debía pasar la iglesia, es decir, los 1260 años de persecución papal, acerca de los cuales había prometido que la tribulación sería cortada, el salvador mencionó en las siguientes palabras ciertos acontecimientos que debían proceder su venida y fijó además el tiempo en que se realizaría el primero de estos: " En aquellos días, después de aquella aflicción, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor". ( S. Marcos 13:24)

Los 1260 días, o años, terminaron en 1798. La persecusión había concluído casi por completo desde hacía casi un cuarto de siglo. Después de esta persecusión, según las palabras de Cristo, el sol debía oscurecerse. Pues bien, el 19 de mayo de 1780 de cumplió esta profecía.[4]

Así como Jesús, menciona en los pasajes bíblicos de los evangelios sobre este fenómeno, así también otros profetas bíblicos dan fe del evento. El profeta Joel mencionó lo siguiente: "El sol se tornará en tinieblas, y la luna en sangre, antes de que venga el día grande y espantoso de Jehová". ( Joel 2:31) La biblia es el libro más antiguo de la historia y el que contiene los datos más precisos del pasado, presente y futuro. Los libros de Daniel y Apocalipsis ( Revelaciones) contienen fechas y acontecimientos exactos que son dignos de profundo estudio. La profecía de los 1260 dias o años mencionada en la cita anterior fue revelada al profeta Daniel en el periodo de más de 500 años A.C. Así como, la profecía del ungimiento de Jesús de Nazaret, su muerte y proclamación del evangelio. Como éstas y otras profecías, se explican detalladamente en el estudio velado de las Sagradas escrituras, siendo éstas escritas para todo aquel que quisiera leerlas y estudiarlas, no sólo para eruditos.

Referencias[editar]

  1. Mystery of Infamous 'New England Dark Day' Solved by Tree Rings”, Jennifer Faddis
  2. "New England's Dark Day" in The Weather Doctor Almanac 2004. Retrieved from http://www.islandnet.com/~see/weather/almanac/arc2004/alm04may.htm.
  3. "An Account of a very uncommon Darknefs, in the State of New England, May 19, 1780" in The Analytical Review, Or History of Literature, Domestic and Foreign, on an Enlarged Plan, p. 519.
  4. G. De White, Ellen (1911). «18». En Ellen G. White Estate,Inc. Conflicto de los siglos ( The great controversy). p. 306-307.