Cultura de Sudán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mujer con sus manos pintadas con henna con una jabana (recipiente para café).
Ritual sufi en Khartoum.

La cultura de Sudán es un crisol de comportamientos, prácticas, y creencias de unas 578 tribus, que se comunican en 145 idiomas diferentes, en una región que es un microcosmos en África, con extremos geográficos que van desde desiertos a bosques tropicales.

Etnicidad[editar]

Sudán es un país sumamente diverso desde un punto de vista étnico y lingüístico. Aloja casi 200 grupos étnicos que hablan más de 900 lenguas y dialectos, aunque algunos de los grupos étnicos o lingüísticos sudaneses más pequeños han desaparecido, especialmente durante las décadas de 1980 y 1990. La migración de varios grupos ha jugado un papel en este estado de cosas, ya que a menudo al migrar los grupos se olvidan de su lengua nativa al establecerse en áreas dominadas por otras lenguas. Algunos grupos lingüísticos han sido absorbidos por el medio circundante y otros por conflictos. Sin embargo, debe destacarse que a causa de la fuerte influencia cultural árabe, particularmente en la zona norte del país, el dialecto sudanés del árabe es la lingua franca del pueblo sudanés, aunque el inglés es hablado por miembros de la clase de élite y algunas porciones de la población sudanesa, principalmente cristianos. Muchos sudaneses hablan varias lenguas.

Religión[editar]

En Sudán se practican diversas religiones y cultos, los principales son Islam, Cristianismo, y cultos autóctonos. En el norte y centro de Sudan, el Islam domina la vida religiosa a lo largo de la costa del Niger siguiendo en forma estricta los estatutos y leyes islámicas. En el sur de Sudan, la población es más proclive a seguir prácticas paganas o cristianas, con algunos adherentes al islamismo. La cristiandad es practicada según diversas formas de fe, que van del culto Católico al Anglicano y otros cultos de raíces cristianas. Estos cultos pueden ser practicados en forma estrictamente cristiana o la práctica puede estar influida por creencias tradicionales precristianas dependiendo de la idiosincrasia del creyente. Los varios pueblos paganos de Sudan también realizan ritos y poseen costumbres relacionadas con sus creencias y deidades. Estos ritos y creencias no se encuentran sistematizados en grupos de reglas de doctrina, estatuas o textos sagrados, sino que son transmitidos en forma oral por la comunidad tribal de una generación a la siguiente. Una persona es muchas veces asociada a una fe determinada de acuerdo al grupo étnico donde nació. Cada grupo étnico posee una fe que si bien puede compartir ciertos elementos en cuanto a rituales y creencias con tribus vecinas, es específica de cada grupo étnico. Creer y actuar de una manera religiosa, es parte de la vida cotidiana y se encuentra relacionado con las relaciones sociales, políticas, económicas del grupo.

Música[editar]

Sudan posee una rica y original cultura musical que ha debido convivir con la inestabilidad crónica y represión acontecida durante la historia moderna de Sudan. Comenzando con la imposición estricta de la ley sharia en 1989, muchos de los más destacados poetas del país, tales como Mahjoub Sharif, fueron encarcelados. mientras que otros tales como Mohammed el Amin y Mohammed Wardi, se exiliaron en El Cairo. La música tradicional también ha sufrido estas circunstancias, las ceremonias tradicionales Zar son interrumpidas y los tambores confiscados. Sin embargo, a la vez, los militares europeos han contribuido al desarrollo de la música sudanesa al incorporar nuevos instrumentos y estilos; bandas militares, especialmente las gaitas escocesas, eran apreciadas e incorporaron al repertorio de música tradicional la música de las marchas militares. La Marcha Shulkawi No 1, es un ejemplo, de la música Shilluk.

Música tribal moderna[editar]

Los Nuba, poseen una rica tradición musical. El festival musical de la cosecha Kambala aun hoy forma una parte importante de la cultura Nuba. El Ejército de Liberación popular de Sudan tiene un grupo denominado los Black Stars, una unidad dedicada a "resaltar las raíces culturales". Entre sus miembros se incluyen el guitarrista y cantor Ismael Koinyi, como también Jelle, Jamus y Tahir Jezar.

Referencias[editar]