Cubeto de retención

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El cubeto de retención es un recipiente completamente estanco. Se utiliza para recoger posibles derrames o vertidos durante el almacenamiento o el trasvase de productos químicos peligrosos evitando así la contaminación del medio ambiente. La capacidad de retención de un cubeto debe ser el 10 % del volumen de los recipientes depositados sobre el mismo y, en cualquier caso, el volumen del recipiente mayor.

Materiales de fabricación[editar]

El cubeto de retención debe ser resistente al tipo de derrame que va a contener: cubeto de plástico para derrames de líquidos corrosivos; cubetos de acero para productos inflamables y acero inoxidable para productos químicos corrosivos e inflamables al mismo tiempo.

A los cubetos se les puede equipar con rejillas, patas, soporte elevador para trasvase, rampas y bandejas porta jarras.

Normativa[editar]

En octubre del 2017 entró en vigor el Real Decreto 656/2017, de 23 de junio, por el que se aprueba el Reglamento de Almacenamiento de Productos Químicos (APQ) y sus Instrucciones Técnicas Complementarias MIE APQ 0 a 10.[1]​ Para garantizar el cumplimiento de la normativa en vigor, los cubetos cubetos deben estar homologados y certificados.[2]

Referencias[editar]

  1. «BOE.es - Documento BOE-A-2017-8755». www.boe.es. Consultado el 29 de octubre de 2018. 
  2. «Todas las claves para elegir cubeto de retención». 15 de octubre de 2018. Consultado el 29 de octubre de 2018. 

Enlaces externos[editar]