Coprolito

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Coprolito de un dinosaurio carnívoro encontrado en el suroeste de Saskatchewan.

Los coprolitos (gr. kopros, excremento y lithos, piedra) son heces fosilizadas. Se clasifican en parataxones.

Fueron descritos por primera vez en 1829 por William Buckland. Su principal importancia radica en que constituyen pruebas directas de hábitos alimenticios y depredación de especies extintas, especialmente carnívoros ya que resulta más fácil encontrar restos óseos no digeridos que vegetales, (si bien esto no es imposible), estableciendo en muchos casos relaciones directas depredador-presa, que de otra forma solo son teóricas.

Descripción[editar]

Son de origen animal. El estudio de los coprolitos constituye un campo muy importante para la paleontología, ya que teniendo en cuenta el lugar donde fueron hallados y sus características, es posible determinar con cierta precisión a qué animales correspondieron.

Hasta ahora, se corroboró que la inmensa mayoría de los coprolitos encontrados en distintas partes del mundo, pertenecieron a invertebrados, mamíferos, aves carnívoras y dinosaurios.

Coprolito de reptil cretácico encontrado en Madagascar

Enlaces externos[editar]