Conquián

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El conquián o tercerilla es un juego de naipes que se juega con la baraja española.

Se juega con dos o tres jugadores, la razón para el cambio de nombre es esta misma siendo "tercerilla el que se juega de tres". Se utiliza la baraja española de cuarenta cartas para este juego cuando tienes juego seguidos (duplica el juego cuando se empata) suele puede quitar la carta al jugador que la tenga, cuando un jugador saca una carta y le entra "¡sí le entra!" y no se le quiere meter "¡no se mete!", esas son las reglas del juego. Si tengo tres embonos, por ejemplo, sota caballo y rey de cualquier color y llegará un caballo o un rey o una sota es juego ganado.

El juego[editar]

Para ganar este juego debe uno ser el primero en bajar sus cartas (abrirlas en la mesa en juego de pares,tercias o corridas no menores a tres cartas del mismo palo), si empiezas con 9 cartas ganas bajando 10, también puedes empezar con 9 cartas para ganar con 10.Si se quiere hacer un juego al color se necesitan 9 cartas del 1 al 10.

Valor de las cartas[editar]

En el juego de conquián todas las cartas tendrán el mismo valor; lo que cuentan son las combinaciones que con ellas se realicen.

Para el objetivo del juego, formar tercias o corridas, se deben cumplir las siguientes condiciones:

Tercia: deberá estar formada por tres cartas de idéntico índice (número); por lo cual estarán formadas por cartas de diferente figura (Palo: monedas u oros, espadas, copas y bastos).

Corrida: Deberá estar formada por tres o más cartas de la misma figura; pero los índices deberán seguir el siguiente orden numérico: 1-2-3-4-5-6-7-10 (Sota)-11 (Caballo)-12 (Rey). Como en casi cualquier juego con la baraja española; el 10 seguirá al 7 y el 1 se podrá poner por encima del 12 (Rey).

Repartir[editar]

Al principio se reparten ocho cartas a cada uno de los dos jugadores. Después de haber acomodado sus cartasores, cada jugador escoger una carta y ponerla boca abajo sobre la mesa, si así se desea,cuando se da el cambio de cartas y los jugadores las toman ya no se pueden devolver o quitar, cada jugador toma la carta del otro y Este intercambio sirve para cambiar la "suerte", como se le llama, ya que hay veces en las que un jugador puede empezar con cartas que se consideran muy lejos de poder ser usadas.y el 1 se podrá poner por encima del 12.

Dinámica[editar]

Ejemplo de una mala mano.

Ahora se comienza a jugar. Se revela cualquien carta de la baraja, si esta le sirve al jugador de la derecha de quien repartió para completar o una corrida o una tercia (teniendo él las otras dos o tres cartas en mano) el jugador la pide siempre y cuando el jugador que toma la pague, el jugador también puede pagar con una de sus cartas que ya estén en juego siempre y cuanto tenga más de 3 en este y la corrida aún sea válida, o paga con otra de las cartas que tiene en mano, el jugador inmediato a su derecha puede tomar la carta pagada o reincorporarla a la jugada del jugador previo, si esto se lleva a cabo el primer jugador ya no puede pagar con cartas de esa corrida o tercia durante el resto del juego. Si una carta pagada entra a uno o dos jugadores, quién la tira decide a quien meterla al igual que si a uno le sirve y a otro le entra, quien la tira lo decide. El jugador no se puede llevar a su mano la carta que destapa; todas las cartas destapadas deben permanecer sobre la mesa, ya sea en una bajada de alguien o como parte del montón. Si al jugador que toma la carta no le sirve, el otro jugador puede utilizarla si la necesita, siempre y cuando siga las mismas reglas requeridas para el primero. Si a ningún jugador le sirve, el que sigue destapa otra carta. Así continúa el juego hasta que el montón se acabe o alguien gane. Si se acaba el montón primero, el juego se declara en tablas. Cuando sale una carta que embona en las bajadas de un jugador y al otro no le sirve la carta, esta se le debe de agregar a las bajadas de este, quien debe pagar cualquier otra que tenga en mano. De esta manera, siempre que haya ocho cartas de un jugador bajadas, este mismo ya no tendrá cartas en mano. Para ganar, uno de los jugadores debe acabar con nueve cartas bajadas.

En caso de haber sacado una carta que a ambos jugadores le sirve o entra automaticamente a sus juegos, el jugador que sacó la carta deberá comer la carta obligatoriamente.

Variantes[editar]

Que se juegue entre tres jugadores es la única diferencia entre la tercerilla y el conquián. Las reglas anteriores sirven tanto para la tercerilla como el conquián; sin embargo, existen lugares donde al juego entre dos personas se realiza con 9 cartas al reparto y se requieren 10 para ganar, para lo cual se requiere que al menos una de las tercias (que en este caso sería una cuartilla o "Mate") o corrida contenga un mínimo de 4 cartas.

Baraja inglesa[editar]

Es posible jugar este juego con la baraja inglesa. A menudo se suele reducir el número de cartas a 10 por cada uno de los 4 palos, para hacerlo coincidir con el de la baraja española. Una opción es eliminar las figuras y respetar el orden numérico de las cartas del 1 al 10 (ocupando el As el lugar del 1). La otra es eliminar las cartas 8. 9 y 10; en cuyo caso el Jack (J) toma el sitio de la sota (10), la dama (Q) el del caballo (11), los reyes (K) conservan su posición: de igual modo el as conserva su situación como la carta 1 y no como superior al rey.

Debido a su aparición en los dispositivos portátiles, se está popularizando una versión con la baraja francesa completa. Las reglas son las mismas (salvo por el orden de los índices que es A,2,3,4,5,6,7,8,9,10,J,Q,K) que en el conquián [1]​de 9 cartas: se reparten 9 y se intentan combinar en grupos de al menos tres cartas para terminar con 10 cartas combinadas (las 9 originales más una). En esta variante pueden haber hasta 4 jugadores.

Tipos de juego[editar]

Una estrategia muy usada es la de arruinarle el juego a los otros jugadores. Esto se hace cuando uno tiene dos cartas, y por consecuencia está esperando una más para usar esas dos: se paga con una que a él le embone, y por lo tanto, se le da para que tenga que pagar una de las cartas en mano y así, se quede él con una carta en vez de dos. Si la carta pagada puede funcionar para substituir una de un nuevo juego puede tomar la nueva carta para utilizarla en un juego propio. Si uno de los tres jugadores paga y a los dos le embonan el jugador decidirá a quien atacar. Dos cartas son muy útiles porque con una se completa la tercia o corrida, pero si sólo se tiene una, esta carta se vuelve inútil.

Otra más conocida es cuando el jugador saca la carta del maso, y esta carta puede aruinar el juego del otro jugador, el decide a cual destruir, sin embargo, el aplicar por la derecha no funcionara.

Referencias[editar]

  1. «Reglas y Estrategia del Conquián». mejoress. 26 de noviembre de 2018. 

Enlaces externos[editar]