Complejo Industrial La Plata

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Complejo Industrial La Plata (CILP) es uno de los complejos más importantes de América del Sur y uno de los activos industriales más dinámicos de la República Argentina perteneciente a YPF, se encuentra en Ensenada, Provincia de Buenos Aires, a escasos kilómetros de la ciudad de La Plata. Tiene una capacidad de refinación de 189.000 barriles por día, 118.800 barriles diarios de conversión y un índice de Complejidad Solomon de 8,2. La refinería posee la capacidad de procesar todas las variedades de crudo que se producen en el país para obtener una amplia gama de productos.[1]

Cuenta, además, con una planta de elaboración de bases lubricantes, parafinas, extractos aromáticos y asfaltos y productos petroquímicos. Posee una capacidad de 860 m³ por día de bases terminadas y un índice de Complejidad Solomon de Lubricantes de 30,6.

En el año 2012 se inauguró dentro del complejo, la planta de Hidrodesulfuración de Gasoil (HTG B), que produce 1.825 millones de litros anuales de combustibles de alta calidad.

Historia[editar]

Marcelo T. de Alvear

YPF instaló tempranamente una pequeña refinería en Comodoro Rivadavia y otra similar en Plaza Huincul. En 1923 el director de YPF, Enrique Mosconi, obtuvo del presidente Marcelo T. de Alvear la aprobación para la construcción de una gran destilería en Ensenada cercano a la ciudad de La Plata, Provincia de Buenos Aires. Como el Congreso Nacional no aprobó las partidas necesarias, Marcelo T. de Alvear proporcionó letras del Tesoro Nacional para construir la planta, que comenzó su producción en diciembre de 1925. La Destilería de La Plata fue en ese momento una de las 10 más grandes del planeta.

Incendio del 2 de abril de 2013[editar]

A las 20 horas del 2 de abril de 2013, se produjo un incendio en el horno de Coke A y en la unidad de destilación Topping C del Complejo Industrial La Plata.[2]

El agua de lluvia cayó desde las 18:30 horas, inundando las 400 hectáreas de la Planta de Ensenada. Esto sucedió como parte de los efectos de la Inundación en La Plata de 2013

Los piletones con agua tratada fueron desbordados y esta agua se juntó mezclando desagües industriales y líquidos pluviales. El agua poseía un metro de profundidad y el combustible se dispersó.

El líquido se dispersó por toda la planta sin control. Justamente cuando tomó contacto con un horno que quema a alrededor de 600 grados, y que aún estaba caliente pese a que la refinería estaba apagada, se produjo el fuego.

En YPF posee un informe de lluvias que en los últimos diez años en Ensenada. El pico registrado fue un mes (agosto) en el que se acumularon precipitaciones por 287 milímetros. Pues el martes, la planta recibió 390.000 metros cúbicos con alrededor de 394 milímetros en seis horas.

Todo colapsó y los desagües industriales se juntaron con los pluviales. Los piletones rebalsaron y se fundieron en un líquido que llegó a tener más de un metro de profundidad; el agua circulaba por abajo (en virtud del peso específico que tiene), y los combustibles, por arriba.

Se ha indicado que este incendio fue causado por el elevado nivel de lluvias que generó una inundación que terminó favoreciendo el contacto entre combustibles y elementos con fuego; además, el fin de semana largo (seis días) y la falta de inversión en mano de obra, provocó que no hubiera personal suficiente para prevenir el accidente (de lo contrario no tendría por que haberse producido las explosiones).[3] Este incendio ha dejado la planta fuera de servicio por lo cual su producción será reducida. Se aceleró la compra de combustible por 80 millones de dólares para paliar la parada obligada de la planta y se generó un plan de crisis.[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]