Cirugía del estrabismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Cirurgía del estrabismo
(intervención quirúrgica)
Eye surgery.jpg
Aislamiento del músculo recto inferior
Clasificación y recursos externos
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

La cirugía del estrabismo (también: cirugía del músculo extraocular, cirugía del músculo ocular, o cirugía de alineación ocular) es una cirugía de los músculos extraoculares para corregir el estrabismo, la desalineación de los ojos. Con 1.2 millones, aproximadamente, de operaciones cada año, la cirugía del músculo extraocular es la tercera cirugía del ojo más común en Estados Unidos.[1]​ La primera intervención quirúrgica exitosa de estrabismo fue llevada a cabo el 26 de octubre de 1839 por Johann Friedrich Dieffenbach en un niño de 7 años esotrópico y  antes algunos otros intentos habían sido realizados en 1818 por William Gibson de Baltimore, cirujano general y profesor de la Universidad de Maryland.[2]

La idea de tratar el estrabismo cortando algunas de las fibras del músculo extraocular fue publicada en la prensa americana por el oculista de Nueva York John Scudder en 1837[3]


Tipos[editar]

Desinserción del músculo recto medial
  • La cirugía del músculo ocular normalmente corrige el estrabismo e incluye los siguientes:[4][5]
    •  Procedimientos de aflojamiento / debilitación
      • La recesión consiste en mover la inserción de un músculo posteriormente hacia su origen.
      • Miectomía
      • Miotomía
      • Tenectomía
      • Tenotomía
    • Procedimientos de tensión / refuerzo
      • La resección consiste en separar uno de los músculos oculares, quitando una porción del músculo desde el extremo distal del músculo y volver a fijar el músculo al ojo.[6]
      • Plegamiento
      • El avanzamiento es el movimiento de un músculo desde su emplazamiento original de sujeción al globo ocular hacia una posición más avanzada.
    • Procedimientos de transposición / reposicionamiento
    • La cirugía de sutura ajustable es un método de recolocación de un músculo extraocular que permite que un punto pueda ser acortado o alargado dentro del primer día postoperatorio  para conseguir un mejor alineamiento ocular.[7]

La cirugía del estrabismo es un procedimiento de un día. El paciente pasa solo unas pocas horas en el hospital con una mínima preaparación preoperatoria. La duración media de la operación es variable. Tras la operación, el paciente debe esperarse malestar y enrojecimiento. En casos de reintervenciones está previsto que haya más dolor. La resección de los músculos es más dolorosa en el periodo posoperatorio que la recesión. También deja enrojecimientos que duran más y puede causar vómito en el primer periodo posoperatorio.

El cirujano proporcionará al paciente un antifaz para sus ojos que impida el paso de la luz. Se recomienda al paciente que lo lleve puesto, dado que los estímulos oculares (p. ej., luz, girar los ojos) pueden causar molestias.

Resultados[editar]

Alineación y cambios funcionales[editar]

Sobrecorrección e hipocorrección: la intervención quirúrgica puede dar como resultado que los ojos queden totalmente alineados (ortoforia) o casi, o bien producirse una sobrecorrección o una hipocorrección que puede necesitar un tratamiento posterior u otra intervención quirúrgica. La probabilidad de que los ojos permanezcan alineados a largo plazo es más elevada si el paciente es capaz de alcanzar algún grado de fusión binocular después de la cirugía. En un estudio sobre esotropia infantil con pacientes que tenían tanto esotropía de ángulo reducido (8 dioptrías) o exotropía de ángulo reducido en la misma medida seis meses después de la operación, se constató que los que tenían esotropía de ángulo reducido eran más propensos a tener los ojos alineados durante cinco años después de la operación respecto a los que tenían exotropía de ángulo reducido.[8]​ Hay evidencias preliminares de que los niños con esotropía infantil alcanzan una visión binocular posoperatoria si el  tratamiento quirúrgico es llevado a cabo precozmente (véase: Infantile esotropia#Surgery).

Otras desviaciones: La cirugía del estrabismo para trastornos del músculo oblicuo puede dar como resultado una sucesiva desalineación de los ojos. En principio, una desviación vertical disociada puede producirse. Existen indicios de que la gravedad de esta desviación puede ser inferior si el niño es operado a una edad temprana.[9]​ En segundo lugar, la cirugía de estrabismo también puede acabar en una ciclodesviación subjetiva y objetiva, que posiblemente dé lugar a ciclotropia y visión doble rotacional (ciclodiplopia) si el sistema visual no puede compensarla.[10][11]

Para las simples cirugías del músculo recto horizontal, es sabido que las desviaciones verticales, de los tipos A y V y la ciclotropia pueden ser previstas o evitadas tomando algunas precauciones quirúrgicas.[12]

Consideraciones funcionales: una consecuencia frecuente de la cirugía del estrabismo es la subsiguiente microtropia (conocida también como síndrome de monofijación).[13]

Mejoras funcionales y otros beneficios: Durante mucho tiempo se pensó que los pacientes adultos con un estrabismo de larga data solo podían obtener mejoras estéticas; en estos últimos años ha habido casos en los que se ha dado fusión sensorial también en estos tipos de pacientes con tal de que la alineación posoperatoria sea muy elevada. En caso de estrabismo interior pre-operatorio la corrección amplía el campo visual binocular del paciente, mejorando la visión periférica. Asimismo, el restablecimiento de la alineación ocular puede aportar al paciente beneficios económicos y psicosociales (véase también: Psychosocial effects of strabismus).

Complicaciones[editar]

La diplopia se produce con bastante frecuencia en las primeras semanas siguientes a la operación.

Las complicaciones raras o muy raras que pueden producirse tras la operación son: infección ocular, hemorragia en caso de perforación escleral, deslizamiento o desprendimiento del músculo, o incluso pérdida de visión.

La cirugía del músculo ocular da lugar a la formación de cicatrices (fibrosis); si la cicatriz es extensa, se puede apreciar hinchazón y enrojecimiento del tejido en la parte blanca del ojo. La fibrosis se puede reducir usando mitomicina C durante la operación.[14]

Un método relativamente nuevo, concebido principalmente por el oftalmólogo suizo Daniel Mojon, es la Cirugía de estrabismo mínimamente invasiva o Minimally invasive strabismus surgery (MISS)[15][16]​ que tiene el potencial de reducir el riesgo de complicaciones y llevar a una más rápida rehabilitación visual y cicatrización de la herida. Realizada con microscopio quirúrgico, las incisiones en la conjuntiva son mucho más pequeñas que en la cirugía de estrabismo tradicional.  Un estudio publicado en 2017 documentó menos complicaciones de hinchazón de conjuntiva y párpados en el periodo inmediato posoperatorio tras una MISS, con resultados a largo plazo similares en ambos grupos.[17]​ La MISS puede ser empleada para realizar todo tipo de cirugía del estrabismo, a saber, recesiones del músculo recto, resecciones, transposiciones, y plegamientos incluso en presencia de movilidad limitada.[18]

Muy raramente, pueden darse complicaciones potencialmente mortales durante la cirugía del estrabismo debido al reflejo óculo-cardíaco.

Referencias[editar]

  1. Hertle, Richard. «Eye Muscle Surgery and Infantile Nystagmus Syndrome» (Microsoft Word document). American Nystagmus Network. Consultado el 10 de octubre de 2006. 
  2. Gunter K. von Noorden: Binocular Vision and Ocular Motility: Theory and management of strabismus, Chapter 26: Principles of Surgical Treatment Archivado el 13 de abril de 2014 en la Wayback Machine., telemedicine.orbis.org
  3. «American Insight into Strabismus Surgery before 1838». Ophthalmology and Eye Diseases 9: 1179172117729367. 2017. PMC 5598791. PMID 28932129. doi:10.1177/1179172117729367. 
  4. Surgery Encyclopedia - Eye Muscle Surgery
  5. Strabismus Surgery
  6. Strabismus.com - Strabismus Surgery
  7. Parikh, RK; Leffler, CT (July 2013). «Loop suture technique for optional adjustment in strabismus surgery». Middle East African Journal of Ophthalmology 20 (3): 225-228. PMC 3757632. PMID 24014986. doi:10.4103/0974-9233.114797. 
  8. Kushner BJ1 Fisher M (1996). «Is alignment within 8 prism diopters of orthotropia a successful outcome for infantile esotropia surgery?». Arch Ophthalmol 114 (2): 176-180. PMID 8573021. doi:10.1001/archopht.1996.01100130170010. 
  9. Yagasaki, T.; Yokoyama, Y. O.; Maeda, M. (Jul 2011). «Influence of timing of initial surgery for infantile esotropia on the severity of dissociated vertical deviation». Jpn J Ophthalmol 55 (4): 383-388. PMID 21647566. doi:10.1007/s10384-011-0043-1. 
  10. See section "Discussion" in: Pradeep Sharma; S. Thanikachalam; Sachin Kedar; Rahul Bhola (January–February 2008). «Evaluation of subjective and objective cyclodeviation following oblique muscle weakening procedures». Indian Journal of Ophthalmology 56 (1): 39-43. PMC 2636065. PMID 18158402. doi:10.4103/0301-4738.37594. 
  11. H. D. Schworm (February 1997). «Investigations on subjective and objective cyclorotatory changes after inferior oblique muscle recession.» 38 (2). pp. 405-412. 
  12. Khawam, E.; Jaroudi, M.; Abdulaal, M.; Massoud, V.; Alameddine, R.; Maalouf, F. (2013). «Major review: Management of strabismus vertical deviations, A- and V-patterns and cyclotropia occurring after horizontal rectus muscle urgery with or without Oblique Muscle Surgery». Binocul Vis Strabolog Q Simms Romano 28 (3): 181-192. PMID 24063512. 
  13. Guthrie, ME; Wright, KW (September 2001). «Congenital esotropia». Ophthalmol Clin North Am 14 (3): 419-24, viii. PMID 11705141. doi:10.1016/S0896-1549(05)70239-X. 
  14. Kersey, J. P.; Vivian, A. J. (Jul–Sep 2008). «Mitomycin and amniotic membrane: a new method of reducing adhesions and fibrosis in strabismus surgery». Strabismus 16 (3): 116-118. PMID 18788060. doi:10.1080/09273970802405493. 
  15. Mojon DS: Minimally invasive strabismus surgery. In: Eye. (Lond). 29, 2015, S. 225–233.
  16. Mojon DS: Comparison of a new, minimally invasive strabismus surgery technique with the usual limbal approach for rectus muscle recession and plication. In: Br J Ophthalmol. 91, 2007: 76–82.
  17. Gupta P, Dadeya S, Kamlesh, Bhambhawani V: Comparison of Minimally Invasive Strabismus Surgery (MISS) and Conventional Strabismus Surgery Using the Limbal ApproachJ Pediatr Ophthalmol Strabismus. 2017;54:208-215..
  18. Asproudis I, Kozeis N, Katsanos A, Jain S, Tranos PG, Konstas AG : A Review of Minimally Invasive Strabismus Surgery (MISS): Is This the Way Forward? Adv Ther. 2017;34:826-833.

Lecturas adicionales[editar]

Enlaces externos[editar]