Celofán

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Una bolsa y un paquete de celofán.

El celofán es un polímero natural derivado de la celulosa. Tiene el aspecto de una película fina, transparente, flexible y resistente a esfuerzos de tracción, pero muy fácil de cortar.

Historia[editar]

La celulosa se trata con disulfuro de álcali y carbono para producir la viscosa.

El celofán fue inventado por el químico suizo Jacques E. Brandenberger mientras estaba empleado en la Blanchisserie et Teinturerie de Thaon.[cita requerida] En 1900, inspirado al ver un derrame de vino en el mantel de un restaurante, decidió crear una tela que pudiera repeler líquidos en lugar de absorberlos. Su primer paso consistió en rociar una capa impermeable sobre la tela, y optó por tratarla con viscosa. El tejido revestido resultante era demasiado rígido, pero la clara película se separaba fácilmente de la tela de refuerzo, y abandonó su idea original cuando las posibilidades del nuevo material se hicieron evidentes.

Brandenberger necesitó diez años para perfeccionar su película, siendo la principal mejoría sobre trabajos anteriores con este tipo de películas el añadido de glicerina para ablandar el material. En 1912 ya había construido una máquina para la fabricación de la película, que llamó celofán, de las palabras «celulosa» y «diafano» (transparente). El celofán se patentó ese mismo año.[1] Al año siguiente, la empresa Comptoir des Textiles Artificiels (CTA) compró el interés de la empresa de Thaon en celofán y establecieron a Brandenberger en una nueva compañía, La Cellophane SA.[2]

La empresa estadounidense de dulces Whitman's comenzó a a usar el celofán para los envoltorios de caramelos en los Estados Unidos ese mismo año 1912, en su Whitman's Sampler. Fueron el mayor usuario de celofán importado desde Francia hasta cerca de 1924, cuando DuPont construyó la primera planta de fabricación de celofán en los EE.UU.. El celofán vio al principio sus ventas limitadas en los EE.UU. ya que si bien era resistente al agua no era a prueba de humedad (era permeable al vapor de agua). Esto significaba que era inadecuado para el envasado de productos que requerían impermeabilización frente a la humedad. DuPont contrató al químico William Hale Charch, que pasó tres años desarrollando una laca de nitrocelulosa que, cuando se aplicaba al celofán, pasaba la prueba de la humedad.[3] Después de la introducción del celofán a prueba de humedad en el año 1927, las ventas del material se triplicaron entre 1928 y 1930, y en 1938, el celofán representaba el 10% de las ventas de DuPont y el 25% de sus beneficios.[2]

La empresa textil británica de tecnología de la viscosa de Samuel Courtauld había logrado diversificarse en 1930 con la producción de una película de viscosa, a la que denominaban "Viscacelle". Sin embargo, la competencia con el celofán era un obstáculo para sus ventas, y en 1935 Courtauld fundó la British Cellophane conjuntamente con la Cellophane Company y su empresa matriz francesa CTA.[4] Entre 1935 y 1937 construyeron su principal planta de producción en Bridgwater, Somerset, Inglaterra, que empleaba a 3.000 trabajadores.

Fabricación[editar]

El proceso de fabricación consiste en disolver fibras de madera, algodón o cáñamo en un álcali para hacer una solución llamada viscosa, la cual luego es extruida a través de una ranura y sumergida en un baño ácido que la vuelve a convertir en celulosa. Por medio de un proceso similar, utilizando un orificio en lugar de una ranura, se produce una fibra llamada rayón.

El celofán fue inventado por el ingeniero textil suizo Jacques E. Brandenberger en 1908. Después de ver que se derramaba vino sobre el mantel de la mesa de un restaurante, Brandenberger tuvo la idea de producir un recubrimiento transparente para la tela que la hiciera impermeable.[5] Experimentando, encontró una forma de aplicar la viscosa líquida a la tela, pero la combinación resultó demasiado rígida como para usarla. Sin embargo la película transparente se separaba fácilmente de su respaldo de tela, por lo que abandonó su idea original atraído por las posibilidades del nuevo material. La baja permeabilidad del celofán tanto al aire como a la grasa y las bacterias lo hace útil como material para envoltorio de alimentos.

La compañía de golosinas Whitman de los Estados Unidos comenzó a utilizar el celofán para envolver golosinas en 1912. Fueron los mayores consumidores de celofán importado de Francia hasta cerca de 1924, cuando DuPont construyó la primera planta norteamericana de Celofán. En 1935 se estableció British Cellophane Ltd, una empresa conjunta entre La Cellophane S.A. y Courtaulds, comenzando a operar una fábrica para la manufactura de celofán en Bridgwater en 1937. La película de celulosa se ha fabricado desde 1930 hasta la fecha.

Principales usos[editar]

El celofán se usa también para las cintas adhesivas.

Se utiliza principalmente como envoltorio, para envolver y adornar regalos y ramos florales (dado que además de incoloro también se fabrica en colores transparentes), aunque también fue muy utilizado en la elaboración de cintas adhesivas, siendo sustituido en gran medida por otros polímeros de cualidades más apropiadas para tal uso. Además de su uso como envoltorio de alimentos, también tiene usos industriales, tales como cintas autoadhesivas y membranas semipermeables utilizadas por cierto tipo de baterías.

Para algunos usos se le aplican recubrimientos para complementar o modificar sus propiedades.

Con el tiempo, el término celofán se ha generalizado, y se usa comúnmente para referirse a diversas películas plásticas, aún aquellas que no están hechas con celulosa. (aun asi la mayoría están hechas de dicho material)

Actualmente el celofán ha sido sustituido por el polipropileno, que es un derivado del petróleo ya que por costos de fabricación ha sido más práctico. A tal grado que prácticamente todo lo que conocemos popularmente como celofán en realidad es polipropileno.

Referencias[editar]

  1. Carlisle, Rodney (2004). Scientific American Inventions and Discoveries, p.338. John Wiley & Sons, Inc., New Jersey. ISBN 0-471-24410-4.
  2. a b Hounshell, David A.; John Kenly Smith (1988). Science and Corporate Strategy: Du Pont R&D, 1902–1980. Cambridge University Press. p. 170. ISBN 0-521-32767-9. 
  3. Winkler, John K. (1935). The Dupont Dynasty. Baltimore, MD: Waverly Press, Inc. p. 271. 
  4. Davenport-Hines, Richard Peter Treadwell (1988). Enterprise, Management, and Innovation in British Business, 1914-80. Routledge. p. 61. ISBN 0-7146-3348-8. 
  5. Bellis, Mary. «History of Cellophane Films» (en inglés). Consultado el 10 de mayo de 2012. 

Enlaces externos[editar]