Caveat emptor

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Caveat emptor[1] es una frase en latín que significa «cuidado por parte del comprador». Otras traducciones menos literales serían «el comprador asume el riesgo» o «como está es como se vende, asuma el riesgo».

Es una doctrina de la ley de la propiedad que expresa que la responsabilidad de una compra recae en el comprador, quien deberá tomar las medidas oportunas para asegurarse previamente de la calidad de lo adquirido descartando posibles reclamaciones futuras al vendedor.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Caveat Emptor» (en inglés).