Carlos Eduardo Robledo Puch

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Carlos Eduardo Robledo Puig»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Carlos Eduardo Robledo Puch
Carlos Eduardo Robledo Puch.jpg
Carlos Eduardo Robledo Puch en 1972.
Nacimiento 19 de enero de 1952 (64 años)
Bandera de Argentina Buenos Aires, Argentina
Alias El Ángel Negro
Cargo(s) criminal(es) Diez homicidios calificados, un homicidio simple, una tentativa de homicidio, diecisiete robos, cómplice de una violación, y de una tentativa de violación, un abuso deshonesto, dos raptos y dos hurtos.
Condena Reclusión perpetua por tiempo indeterminado
Situación actual Encarcelado en la Cárcel de Sierra Chica
Padres Víctor Robledo Puch (padre)
Josefa Aída Habendak (madre)
[editar datos en Wikidata]

Carlos Eduardo Robledo Puch (19 de enero de 1952)[1] es un asesino múltiple argentino, uno de los mayores sociópatas y criminales de la historia del país. Apodado el Ángel Negro o el Ángel de la Muerte por la prensa, con sólo 20 años fue condenado a cadena perpetua por diez homicidios calificados, un homicidio simple, una tentativa de homicidio, diecisiete robos, cómplice de una violación, y de una tentativa de violación, un abuso deshonesto, dos raptos y dos hurtos.[2] Cumple prisión efectiva desde 1973.

Infancia en Olivos[editar]

Carlos Robledo Puch vivía en Borges 1956, Olivos, Vicente López. Llegó al barrio con sus padres cuando tendría diez años. Alquilaban un departamento que se encontraba en el primer piso de una herrería. El padre, se llamaba Víctor y trabajaba en Chevrolet, era moreno, algo pelado, delgado y con sus ojos achinados. Se decía que no era el padre de Carlos porque eran muy diferentes. Carlos era igual a la madre. La madre era ama de casa y tenía a su hijo en verano siempre con pantalones cortos blancos y remera rayada. Andaba en una bicicleta de su padre, de color negro y como le quedaba grande, tenía que andar de costado por el caño. Carlos Robledo Puch era tímido como su madre. Siempre estaba muy cuidado por ella. El padre trabajaba todo el día. Los sábados y domingos lo veía tomar aperitivos con Roberto Caballero en el almacén "El Vasquito" que estaba casa por medio de su domicilio. Compraban con la famosa libreta negra, así que no era una persona con gran poder adquisitivo. Tenían un auto negro. Carlos jugaba a las bolitas y a las figuritas (esas redondas con personajes de fútbol) o a la payana con los chicos del barrio. Estudiaba piano, cosa que no le gustaba. Cuando comenzó la secundaria fue al Colegio Cervantes, en Florida, Vicente López.

Carrera delictiva[editar]

El día 15 de marzo de 1971, Puch y su cómplice Ibáñez ingresaron al boliche Enamor (Espora 3285, Olivos), llevándose 350.000 pesos de la época. Antes de huir, Puch asesinó al dueño y al sereno del establecimiento con una pistola Ruby calibre 32 mientras dormían.

El 9 de mayo de 1971, a las cuatro de la mañana, Robledo Puch e Ibáñez ingresaron a un negocio de repuestos de automóviles Mercedes-Benz en Vicente López. Al entrar en una de las habitaciones, encontraron a una pareja y a su hijo recién nacido. Robledo Puch asesinó al hombre de un disparo e hirió a la mujer de la misma forma. Ibáñez intentó violar a la mujer herida -quien sobrevivió y posteriormente testificó en el juicio-. Antes de huir con 400.000 pesos, Robledo Puch disparó a la cuna donde lloraba un bebé de pocos meses, quien logró quedar con vida.

El siguiente 24 de mayo asesinaron al sereno de un supermercado en Olivos.

Pistola Ruby calibre.32

Por lo menos en dos ocasiones, a mediados de junio de ese mismo año, Robledo Puch ejecutó en la ruta a dos jóvenes mujeres que habían sido abusadas sexualmente (una de ellas pudo evitar ser violada) por Ibáñez en el asiento trasero del automóvil de turno.

El día 5 de agosto, en circunstancias bastante dudosas, Ibáñez falleció luego de un accidente automovilístico. Robledo Puch, quien conducía el vehículo, huyó ileso de la escena luego del accidente. Hay quienes sospechan que en realidad se trató de un ajuste de cuentas.

Con la muerte de Ibáñez hubo un receso en la actividad delictiva de Robledo Puch, la cual retomó en noviembre de 1971 junto con su nuevo cómplice, Héctor Somoza. El 15 de ese mismo mes asaltaron un supermercado en Bolougne, acribillando al sereno con una pistola Astra de calibre 32 que obtuvieron pocos días antes en el robo a una armería. Dos días después de este hecho, el 17 de noviembre, irrumpieron en una concesionaria de autos y asesinaron al cuidador. Pasada una semana, fue el turno de otra concesionaria en Martínez, redujeron al sereno, le quitaron las llaves y robaron un millón de pesos. Robledo Puch lo asesinó de un disparo en la cabeza.

Detención[editar]

El 1 de febrero, Robledo Puch y Somoza ingresaron en una ferretería de Carupá. Asesinaron al vigilante e intentaron abrir con las llaves la caja de caudales. En una situación confusa donde aparentemente Robledo Puch se sobresaltó, asesinó de un disparo a Somoza. Intentando dificultar la tarea de reconocimiento por parte de los investigadores policiales, tomó un soplete y quemó la cara del cadáver de Somoza. Luego de abrir el cofre de caudales con el mismo soplete, recogió el botín y huyó de la escena.

Fue detenido el 4 de febrero de 1972 al encontrarse su cédula de identidad en el bolsillo del pantalón de Somoza. Recién había cumplido 20 años.

Juicio, reclusión y actualidad[editar]

Fue juzgado y condenado en 1980 a reclusión perpetua por tiempo indeterminado, la pena máxima en Argentina. Sus últimas palabras ante el tribunal de la Sala 1.ª de la Cámara de Apelaciones de San Isidro fueron "Esto fue un circo romano y una farsa. Estoy condenado y prejuzgado de antemano"".[3]

Llama la atención lo expuesto en la pericia psiquiátrica adjunta en el expediente del juicio a Robledo Puch.

  • "Procede de un hogar legítimo y completo, ausente de circunstancias higiénicas y morales desfavorables".
  • "Tampoco hubo apremios económicos de importancia, reveses de fortuna, abandono del hogar, falta de trabajo, desgracias personales, enfermedades, conflictos afectivos, hacinamiento o promiscuidad".

En la actualidad, Robledo Puch continúa privado de su libertad en un pabellón del penal de Sierra Chica. Desde julio de 2000 puede solicitar su libertad condicional.[4] El 27 de mayo de 2008, luego de concedida la prisión domiciliaria al odontólogo Ricardo Barreda, Robledo Puch solicitó su libertad condicional. El juez que atendió su solicitud se la denegó por considerar que no se ha reformado de manera positiva en ninguno de los aspectos sociológicos necesarios para vivir en libertad, además de no poseer familiares directos que puedan contenerlo. El 31 de agosto de 2011 y nuevamente el 30 de octubre de 2013 se le volvió a negar la libertad solicitada.[5]

El 4 de febrero de 2016 se cumplieron 44 años de su detención.[6] En noviembre de 2013 pidió que revean la sentencia o que lo ejecuten con una inyección letal, a pesar de que la pena de muerte no puede ser aplicada en Argentina. El pedido no prosperó, pues la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires falló denegando tal beneficio. El 27 de marzo de 2015 la Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazó un recurso presentado por Carlos Eduardo Robledo Puch (63), el mayor asesino múltiple de la historia criminal argentina, contra la sentencia anteriormente mencionada que le denegó la libertad condicional.

El 10 de mayo de 2016, con 44 años preso, Robledo Puch salió del penal de Sierra Chica por un día. Fue llevado a la Asesoría Pericial de San Isidro para ser sometido a una serie de pericias médicas, debido a su deteriorada salud. Fue escoltado ida y vuelta por una decena de efectivos.

Referencias[editar]

  1. La Nación. «Robledo Puch foto». Consultado el 7 de abril de 2014. 
  2. La Nación (5 de marzo de 2006). «Robledo Puch: el ángel negro». Consultado el 7 de abril de 2014. 
  3. Artículo que refleja el momento en que Robledo Puch emite su amenaza al tribunal acusatorio
  4. Clarín (25 de junio de 2004). «Robledo Puch: el asesino que no quiere quedar libre». Consultado el 7 de abril de 2014. 
  5. Clarín (1 de septiembre de 2011). «La Justicia volvió a negarle la libertad a Robledo Puch». Consultado el 7 de abril de 2014. 
  6. Clarín (5 de febrero de 2012). «A 40 años de la detención del mayor criminal de la historia argentina». Consultado el 7 de abril de 2014. 

Bibliografía[editar]