Cancelación fiscal

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En filatelia una cancelación fiscal es la obliteración de un sello que indica que la estampilla ha sido usada para impuestos (propósito tributario).[1]

Un sello puede ser una estampilla fiscal, intentada para uso solo de pago de impuestos, o puede ser una estampilla para uso de correo o pago de impuestos.

Variedades[editar]

Las cancelaciones fiscales pueden tener diferentes formas:

  • cancelación a pluma con una cruz simple, iniciales u otra marca.
  • Cancelación por perforación.
  • Repujado.
  • Daño de superficie de la estampilla usando una masa serrada o ruleteada.
  • Cortes paralelos múltiples.
  • Matasellos semejantes a los postales y que pueden ser de color púrpura o rojo en lugar del negro usual para timbraje de sellos de correos.
  • Rasgado u otro daño físico a la estampilla.

Ejemplos:

Valores[editar]

Los sellos postales validos para prpósitos fiscales o postales a menudo valen menos cuando se emplean tributariamente que cuando se emplean para franqueo.

Referencias[editar]