Café americano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El café americano se obtiene mediante una infusión de granos molidos de café en agua que circula por gravedad en una percoladora. Para la realización de este proceso se requiere que el molido de los granos sea grueso (generalmente conocido como Drip o Auto Drip) y que estos se coloquen sobre un filtro que puede ser de plástico, metal o papel. Una vez colocados, el agua empezará a caer a una temperatura de aproximadamente 80-90 grados Celsius. El tiempo al igual que la cantidad de agua y la de café varían de acuerdo a la cantidad de café que se vaya a preparar.

La proporción adecuada entre café y agua para una taza de americano es de 8-9 gramos de café por cada 180 mililitros de agua.

Lo anterior descrito es la forma más común para preparar un americano, también existen otros métodos de preparación como V-60, Prensa Francesa, Chemex, Espresso, entre otros, que requieren un proceso y maquinaria diferente.

El café americano al parecer tiene su origen en la Segunda Guerra Mundial y esto puede ser leyenda, debido a que no está documentado, ya que los soldados estadounidenses al pedir café, recibían un expreso con cuerpo y de sabor fuerte al que agregaban agua caliente para aligerar su consistencia. A esto los europeos locales que les servían el café decían refiriéndose a la persona que "aguadaba" la bebida: Americano!

Sin embargo hoy en día los países europeos no reconocen la bebida con ese nombre.

Es típico servirlo particularmente en Venezuela donde se le conoce con el nombre de guayoyo.