Buenaventura Abarzuza Ferrer

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Retrato de Buenaventura Abarzuza hacia 1902, en la revista Por esos Mundos, de Christian Franzen.

Buenaventura Abarzuza Ferrer (La Habana, Cuba, 1841 o 1843 - Madrid, 1910) fue un diplomático y político español.

Procedente de una rica familia de armadores y navieros de Cádiz, fue diputado ente 1869 y 1873, luego embajador en París en 1873, gravitando cerca del poderoso político también gaditano Emilio Castelar, presidente del Poder Ejecutivo durante la Primera República Española. Fue ministro de Ultramar durante la presidencia de Práxedes Mateo Sagasta y promovió una serie de reformas administrativas para atraerse a los cubanos moderados.

En 1882 fue senador por la provincia de Huesca. Miembro del Partido Posibilista, lo abandonó para pasarse a los monárquicos.

En 1898 formó parte de una delegación enviada para negociar el tratado de París, firmado por la Reina viuda Regente de España María Cristina de Habsburgo y Lorena después de la guerra de Cuba, efectivo desde el 10 de diciembre de ese año.

También fue ministro de Estado durante la presidencia de Francisco Silvela. Escribió numerosos artículos en el periódico La Democracia.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]