Bacchu-ber

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
El Bacchu-ber, el 16 de agosto de 2003.

El bacchu-ber es una danza tradicional de espadas del barrio de Pont de Cervières de la ciudad de Briançon (Altos Alpes, Francia), cuyo origen remonta a varios siglos (los primeros datos escritos que tenemos son de 1730). Este baile es único en Francia, y es uno de los pocos en haber atravesado los siglos.[1] Se baila una vez al año : el 16 de agosto, día de la San Roque (1340-1379), patron del barrio de Pont-de Cervières.

Origen[editar]

Es casi imposible determinar las orígenes : se evocan danzas célticas, galas, romanas, griegas, de flandes, etc … Puede haber una vinculación con el dios del vino Baco por la similitud de ortografía, pero no hay ninguna certidumbre. El nombre también puede provenir del Occitano "bal cubèrt" (-l y -t finales no se pronuncian en el habla local) como "baile cubierto" pero la duda persiste encuanto a la etimología de la palabra. San Roque, era implorado en tiempos de epidemias de peste, según algunos escritores, son los supervivientes de la peste, quienes eligieron a San Roque como protector del barrio. Sin embargo no se tienen informaciones que digan que se hacían promesas de ir a bailar.[2]

Descripción[editar]

Son 9 hombres vestidos por completo de blanco , menos un lazo negro muy pequeno alrededor del cuello, una faja roja y zapatos negros. Bailan formando un círculo, se saludan y dibujan formas geométricas con sus espadas.

Cada hombre coge el extremo de la espada de otro y el pomo de la suya al mismo tiempo. Cada uno se desplaza con ritmo, arrastrando los pies (una serie de 3 pasos). Levantando las espadas, pasando los unos debajo de los otros, y dibujando varias formas, como 3 triangulos + una estrella, dos rectangulos, una estrella + un triangulo etc ...

La figura inicial, llamada la “lève”, se compone de un círculo de bailadores, teniendo a uno de ellos en el centro con las espadas colocadas alrededor de su cuello. Todos los bailadores se ponen de rodillas y se levantan varias veces, todos al mismo tiempo.

El Bacchu-Ber, la Lève, el 16 de agosto de 2003.

Durante el verano 1936, el presidente francés Albert Lebrun estuvo en una representación del Bacchu-Ber.[3] Durante las dos guerras mundiales, el Bacchu-Ber no fue bailado.

Para el aniversario del Bacchu-Ber, en 2003, excepcionalmente, fueron 2 círculos de 9 hombres los que bailaron, en lugar de uno como habitualmente.

La cantinela que acompana el baile[editar]

Un canto acompana el baile llamado la “dratanla” que se parece más a una cantinela que a un verdadero canto. Unas diez mujeres cantan, vestidas con el traje de Pont-de-Cervières. Normalmente las mujeres están sentadas en un banco, pero también pueden estar de pie. El traje folclórico se compone de un gorro blanco que se ata debajo de la barbilla, un corpino cubierto por un manton, y una falda larga fruncida en la cintura de color antracita con pequenos dibujos provenzales. El delantal se ata delante para sujetar el manton. Ver la foto del traje tradicional y la foto de un ensayo del baile en 1909.

Letra aproximativa

La dratanla la dra, la dratanla, la
La dratanla, la dra, la dratanla,
Et dralala, la dratanla, la dra la,
La dratanla, la dratata la dra,
La dratanla, la dra,
La dratanla, la dratanla, la dra, la dra.

Lugares del baile[editar]

Se baila dos veces sobre un escenario de madera. Cada vez dura aproximadamente 20 minutos. La primera representación tiene lugar en la parte alta del pueblo de Pont de Cervières, plaza de la iglesia (donde se encuentra la iglesia de San Roque y San Marcelo). Después los danzantes, cantantes y espectadores van bajando la calle Bacchu-ber para llegar a la plaza Jean Jaurès donde vuelve a ser ejecutada.

Anteriormente el baile se bailaba 3 veces.

Asociaciones[editar]

La sociedad de admiradores del Bacchu-ber administra la organización de Bacchu-ber que fue fundada en 1935. El presidente es Fréderic Arnaud.

Bibliografía[editar]

  • Abel Hugo, La France pittoresque, ou Description pittoresque, topographique et statistique des départements et colonies de la France... avec des notes sur les langues, idiomes et patois... et des renseignements statistiques... accompagnée de la statistique générale de la France..., Paris, Delloye, 1835 (Cap. Hautes-Alpes, pag. 354).
  • Paul Guillemin, « Le Bacchu-ber, essai historique et archéologique », Bulletin de la section lyonnaise, n° 1, 1878, imprimerie de Pitrat aîné, Club Alpin français.
  • Julien Tiersot, Chansons populaires des Alpes françaises, Grenoble, H. Falque et F. Perrin, Librairie dauphinoise ; Moutiers, François Ducloz, Librairie Savoyarde, 1903, 549 p.
  • Raphaël Blanchard, Le ba’cubert : l’art populaire dans le Briançonnais, Librairie ancienne Honoré Champion, 1914, 90 p.
  • Violet Alford, « The Baccubert », in Journal of the English Folk Dance and Song Society, 1940.
  • Fernand-Henri Carlhian, Folklore briançonnais. Le Bacchu-ber conservé à Pont-de-Cervières : une danse des épées... une survivance du culte de Bacchus, 1959.
  • Claude Muller, Les Mystères du Dauphiné, éditions De Borée, 2001, p. 138-142.
  • Marc de Ribois et André Carénini (éd.), Le Bacchu-ber et les danses des épées dans les Alpes occidentales, Edisud, 2005, ISBN 978-2-85744-895-2.

Adaptaciones[editar]

Adaptación en 2000 por el grupo Malicorne en el quarto album 'Nous sommes chanteurs de sornettes', título Le Bacchu-ber.

Notas[editar]

  1. La France pittoresque, n° 22, avril-mai-juin 2007
  2. Recueil de textes, le bacchu-ber et la danse des épées, André Carénini, Edisud, 2005
  3. Récit de Fernand Carhlian-Ribois, Recueil de textes, le bacchu-ber et la danse des épées, André Carénini, Edisud, 2005