Autismo de alto funcionamiento

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Autismo de alto funcionamiento (AAF) es un término informal aplicado a las personas autistas que se considera que poseen una mayor "funcionalidad" o "capacidad" que otros autistas, de acuerdo con las mediciones.[1]​ Sin embargo, no hay consenso sobre la definición del término.[1]​ El autismo de alto funcionamiento no es un diagnóstico reconocido en el DSM-IV-TR o el CIE-10. Este es un tipo particular de manifestación del Trastorno del Espectro Autista donde sus primeras manifestaciones suelen ser confundidas con Transtorno por Déficit de Atención con Hiperactividad u otros transtornos, ya que no se presentan las manifestaciones agudas del trastorno desde el inicio. Hay lenguaje desarrollado y procesos cognitivos integrados que le pueden permitir en algunos casos, una permanencia en la Escuela Regular sin que se haya descubierto o sin que se hayan manifestado todas las características en el comportamiento.

Al igual que otros grados del Espectro Autista, se percibe una dificultad para relacionarse con los demás, y una serie de comportamientos e intereses rutinarios que progresivamente se van transformando hacia características que la mayoría suele sostener como del tipo obsesivas.

  • Lenguaje aparentemente normal
  • Torpeza motora generalizada
  • Aprendizaje un poco lento o normal
  • Ideas obsesivas
  • Conductas rutinarias
  • Gran capacidad de memoria
  • Rigidez mental
  • Falta o dificultades para expresar emociones


La relación entre el autismo de alto funcionamiento y síndrome de Asperger es aún motivo de debate.[1]​ Algunos investigadores argumentan que se tratan de diagnósticos completamente diferentes, mientras que otros sostienen que ambos son indistinguibles[1]

Referencias[editar]

  1. a b c d Ami Klin (mayo de 2006). «Autism and Asperger syndrome: an overview». Revista Brasileira de Psiquiatria (en inglés). Consultado el 15 de enero de 2011. 

Véase también[editar]