Atilogwu

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Torres humanas en Anambra

Atilogwu es una danza propia del pueblo igbo, originario de las montañas del Udi, Enugu,[1]​ aunque hoy presente en todas las comunidades de igbos.[2]Atilogwu literalmente significa '¿Es esto magia?',[3]​ pues es lo que exclamaba el público al verlos bailar.

Características[editar]

Consiste en torres humanas acrobáticas realizadas por hombres y mujeres de este grupo étnico,[4]​ y se suele celebrar entre finales de agosto y principios de septiembre.[5]​ Por el calor y el esfuerzo físico, se destaca la necesidad de tener buenas condiciones físicas para realizarla, ya que la duración total puede ser de varias horas.[1]

Cada grupo de danzas consta de bailadores y músicos, que tocan unos seis instrumentos: el ogene, el gedegwu, el ekwe, el osha, el alo y el oja.[1]​ Las torres humanas están compuestas por cinco o seis personas, aunque últimamente se han visto formaciones más numerosas.[5]​ Los bailadores realizan acrobacias, que incluyen volantines y figuras humanas.[5]​ Los integrantes visten con faldas y con adornos en la cabeza, más elaborados conforme mayor es el nivel del participante.[1]​ Ocasionalmente, también llevan máscaras.[6]

Difusión e historia[editar]

En Occidente, no fue hasta 1940 cuando se divulga el atilogwu, a raíz de una misión de investigación etnológica.[4]​ Cabe destacar el papel del grupo de danzas Nkpokiti, quienes ganaron un concurso folclórico celebrado en Lagos en 1970 para celebrar el final de la Guerra de Biafra, y que fueron adoptados por el gobierno del estado de Anambra como representantes institucionales a los concursos de danza.[4]​ En 1978, el gobierno federal nigeriano los convirtió en embajadores de alcance mundial.[4]

En 2021, Pau Pertegaz, un experto en la danza valenciana muixeranga (que también consiste en formar torres humanas), sostuvo que el origen de ésta estaba en el atilogwu igbo.[7]​ Según su teoría, a mediados del siglo XV llegaron muchos esclavos negros a la ciudad de Valencia, y en un reporte de una fiesta en Tortosa en 1585 de menciona a «unos negrillos muy bien hechos, en umbros de otros».[8]​ La hipótesis, sin embargo, no ha sido contrastada por otros.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c d Mackay, M; E., A. (1957). «The Atilogwu Dance». African Music (en inglés) 1 (4): 20-22. Consultado el 23 de junio de 2021. 
  2. Nwafor, O. (5 de agosto de 2013). «The development of indigenous African dance: A paradigmatic appraisal of Nkpokiti of Umunze». Creative Artist: A Journal of Theatre and Media Studies 7 (1): 188-192. ISSN 2006-6910. Consultado el 23 de junio de 2021. 
  3. Awde, N.; Wambu, O. (1999). «11. What's to see». Igbo-English, English-Igbo Dictionary and Phrasebook (en inglés). Hippocrene Books. p. 134. ISBN 978-07-8180-661-9. Consultado el 23 de junio de 2021. 
  4. a b c d Bertran Luengo (2019); pág 244
  5. a b c Bertran Luengo (2019); pág 245
  6. Ukaegbu, V. I. (1996). «The composite scene: the aesthetics of Igbo mask theatre». Research Theses Main Collection (en inglés) (University of Plymouth). Consultado el 23 de junio de 2021. 
  7. Pons, A. (29 de enero de 2021). «Pau Pertegaz: "Les danses de negrets indiquen l’origen de les muixerangues"». Levante-EMV (en catalán). Consultado el 23 de junio de 2021. 
  8. Bofarull, J. (20 de febrero de 2021). «Els orígens remots de la muixeranga poden tindre relació amb els esclaus negres». El Temps (en catalán). Consultado el 23 de junio de 2021. 

Bibliografía[editar]

  • Bertran Luengo, J. (2009). «Les danses acrobàtiques Aitlogwu de Nigèria». Enciclopedia Castellera. Ed. Cossetània. p. 244-245. ISBN 978-84-9034-886-4.