Asesinato de científicos nucleares iraníes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Cuatro científicos iraníes vinculados al programa nuclear del país han perdido la vida en atentados terroristas: Masud Ali Mohamadi, Mayid Shahriari , Dariush Rezaineyad y Mostafa Ahmadi Roshan.[1] [2]

Tres de ellos fueron asesinados por bombas magnéticas que se ponen a sus coches. Pero Dariush Rezaineyad fue muerto a tiros y Massoud Ali Mohammadi, murió en la puerta de su casa, cuando estalló una moto bomba al momento de montarse en su carro.[3]

Según una fuente de los servicios israelíes, agregó el Spiegel, las muertes forman parte de una campaña para sabotear o al menos desacelerar el programa nuclear iraní.

Tiempo de los Asesinatos[editar]

  • Masud Ali Mohamadi (12 de enero de 2010),
  • Mayid Shahriari (29 de noviembre de 2010),
  • Dariush Rezaineyad (el 23 de julio de 2011), Rezaei fue muerto frente a su esposa y su hija, de un disparo en la garganta, mientras estaba frente a la escuela de la niña en un barrio del este de Teherán.[4]
  • Mostafa Ahmadi Roshan (11 de enero de 2012). Roshan, un ingeniero químico de 32 años, era “director adjunto de asuntos comerciales en la planta de Natanz”, Al parecer, el pasajero de una moto adosó una bomba lapa contra el vehículo en el que viajaba Mostafa Ahmadi Roshan.[5] [6]

Reaccións[editar]

Desde enero del 2010, otros tres científicos, dos ligados al programa nuclear, fueron asesinados en acciones idénticas en Irán.[7]

Según fuentes en Teherán, el gobierno iraní sospecha que tras los ataques están Israel y Estados Unidos, además de los ejecutores materiales de los homicidios, contratados por ambos países.

Las autoridades iranís han acusado al Mosad israelí, a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de EEUU y a los servicios secretos del Reino Unido (MI6) del asesinato de los cuatro científicos relacionados con el programa nuclear iraní.[8]

Washington negó su participación en el asesinato. "EE.UU. no tuvo absolutamente nada que ver con esto", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Tommy Vietor. "Condenamos fuertemente todos los actos de violencia, incluyendo los actos como el que se reportó hoy (ayer)", agregó.[9]

Ex presidente iraní, Ahmadinejad criticó a Washington y sus aliados occidentales, en un discurso en la Universidad de La Habana, en el que aseguró que el sistema capitalista está "en decadencia" y en un "callejón sin salida". Asimismo, acusó a Estados Unidos de "arrogante" y carente de "amor al prójimo".[9]

Un funcionario del Departamento de Estado en Washington dijo a Reuters que la acusación de que Estados Unidos está involucrado en el atentado era absurda.[10]

Según el presidente del Parlamento iraní, los detenidos han señalado que Estados Unidos, Reino Unido e Israel estarían detrás de este crimen.[11]

Referencias[editar]