Arterias helicinas del pene

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Arterias helicinas del pene
Gray1158.png
Diagrama de las arterias del pene.
Latín [TA]: arteriae helicinae penis;
arteriae helicinae
TA A09.4.01.024
Sinónimos
arterias helicinas;
arterias de Mueller;
arterias de Müller
Enlaces externos
Gray pág.14
FMA 75410
[editar datos en Wikidata]

Las arterias helicinas del pene son arterias que se encuentran en el cuerpo cavernoso del pene,[1]​ con origen en la arteria profunda del pene, rama terminal de la arteria pudenda interna. No presentan ramas. Están implicadas en el proceso de erección.[2]

Anatomía[editar]

Las arterias que llevan la sangre a los espacios cavernosos son las arterias profundas del pene y ramas de las arterias dorsales del pene, las cuales perforan la cápsula fibrosa a lo largo de la superficie superior, especialmente cerca de la parte anterior del órgano.

A su entrada en la estructura cavernosa desde la arteria profunda del pene, las arterias se dividen en ramas, que están sustentadas y envueltas por las trabéculas de los cuerpos cavernosos. Algunas de estas arterias terminan en una red capilar, cuyas ramas se abren directamente a los espacios cavernosos; otras adoptan una apariencia de zarcillo, y forman vasos intrincados y un tanto dilatados, las cuales fueron bautizados por J. Müller en 1835 con el nombre de «arterias helicinas».

Distribución[editar]

Se abren directamente en los espacios cavernosos sin formar capilares; su ingurgitación provoca la erección del pene.[2]

Importancia clínica[editar]

Estas arterias tienen dos características únicas: un cojín de la íntima y válvulas. La estimulación simpática mantiene un estado contráctil tónico del cojín de la íntima, músculo liso que reside en el centro de la arteria; esto mantiene a la arteria enrollada de forma que se produce poco flujo sanguíneo, dirigiéndose en su lugar a fístulas arteriovenosas con la vena dorsal profunda del pene. En cambio, la estimulación parasimpática retira el estado tónico y permite la vasodilatación del cojín de la íntima; de este modo la sangre se acumula en los cuerpos cavernosos, produciéndose así la erección; las válvulas evitan el reflujo en el ahora tortuoso trayecto a través del cuerpo cavernoso.

Esta respuesta de relajación parasimpática está mediada por la liberación de NO y es el objetivo primario de la Viagra. La Viagra inhibe una fosfodiesterasa clave que reduce el efecto del NO; el NO se enlaza a los receptores de la enzima guanilato ciclasa, lo cual da como resultado un incremento en los niveles de GMPc; el GMPc tiene una vida media muy corta, y el bloqueo de la PDE5 produce vasodilatación incluso con poca o ninguna estimulación.

Referencias[editar]

  1. Böck P, Gorgas K (septiembre de 1977). «Morphology and histochemistry of helicine arteries in the corpora cavernosa penis of mice». Arch Histol Jpn 40 (4): 265-81. PMID 597004. 
  2. a b «Arterias helicinas del pene». Diccionario enciclopédico ilustrado de medicina Dorland 1 (27.ª edición). McGraw Hill Interamericana. 1996. ISBN 84-7615-983-8.