Arrendamiento de Vehículos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El arrendamiento de vehículos es un contrato por un período de tiempo determinado a una cantidad acordada de dinero para la renta. Es comúnmente ofrecido por los distribuidores como una alternativa a la compra de vehículos y es ampliamente utilizado como un método de adquisición rentable para las empresas.[cita requerida] La diferencia clave en un contrato de arrendamiento es que después del término principal (generalmente 2, 3 o 4 años) el vehículo tiene que ser devuelto a la compañía de arrendamiento financiero o comprado por el valor residual.[cita requerida]

Razón fundamental[editar]

El arrendamiento de vehículos ofrece ventajas tanto a los compradores como a los vendedores; para el comprador, los pagos de arrendamiento por lo general son menores que los pagos de un préstamo, cualquier impuesto sobre las ventas se debe sólo en cada pago mensual. Algunos consumidores pueden preferir el arrendamiento, ya que les permite simplemente devolver un coche y seleccionar un nuevo modelo cuando expira el contrato, lo que permite a un consumidor conducir un vehículo nuevo cada pocos años sin la responsabilidad de vender el vehículo viejo, o los posibles costos de reparación después de la caducidad de la garantía del fabricante. Para un arrendador de negocios hay ventajas fiscales a considerar.[cita requerida]

Para el vendedor, el arrendamiento genera ingresos de un vehículo que todavía posee y podrá alquilar de nuevo o vender a través de la re-comercialización de vehículos una vez que el contrato original (o primario) haya expirado. Como los consumidores suelen utilizar un vehículo arrendado por un período de tiempo más corto que uno que compran directamente, el arrendamiento puede generar clientes repetidos más rápidamente, lo que puede encajar en varios aspectos del modelo de negocio de un distribuidor.[cita requerida]

Contrato de arrendamiento[editar]

Los contratos de arrendamiento típicamente estipulan una tarifa de terminación anticipada y limitan el número de millas que un arrendatario puede conducir. Si se excede la asignación de kilometraje, pueden aplicarse tarifas. Normalmente, los concesionarios permitirán a un arrendatario negociar un subsidio de kilometraje más alto, por un pago de arrendamiento más alto. Los contratos de arrendamiento por lo general especifican cuánto desgaste en el vehículo es permisible, y el arrendatario puede hacer frente a una tarifa si esa cantidad de desgaste se ha excedido.[1]​ Un contrato de arrendamiento con mantenimiento puede incluir todos los gastos de funcionamiento del vehículo, excluyendo el combustible y los seguros.[cita requerida]

Los pagos reales de arrendamiento se calculan de una manera muy similar a los pagos de préstamos, pero en lugar de un APR, la empresa utiliza algo llamado el factor de dinero.[cita requerida]

Al final del plazo del arrendamiento, el arrendatario debe devolver el vehículo o comprarlo al propietario. El final del precio de arrendamiento se acuerda generalmente cuando se firma el contrato de arrendamiento.[1][2]

Normalmente, una empresa de arrendamiento tendrá una duración mínima de 24 meses hasta 60 meses.[cita requerida] Recientemente una nueva visión sobre el arrendamiento es que el mercado ha crecido para el arrendamiento a corto plazo llamado 'arrendamiento-flexible'. El arrendamiento-flexible es cuando una persona puede arrendar un vehículo nuevo durante 3 meses y luego elegir entregar el auto, rentarlo de vuelta o ampliar el contrato de arrendamiento para otro período.[cita requerida]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b «leasing of cars» (en inglés). Consultado el 12 de junio de 2017. 
  2. «CVS Ltd Bad Credit Car Leasing Specialists». CVS Limited (en inglés británico). Consultado el 12 de junio de 2017. 

Bibliografía[editar]