Arnaldo de Sizzo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda
Arnaldo de Sizzo
Información personal
Nacimiento Siglo XIX Ver y modificar los datos en Wikidata
Tirol (Italia) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento Siglo XX Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Reino de Italia (1900-1946) e italiana (1946-2000) Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Ingeniero e industrial Ver y modificar los datos en Wikidata

Arnaldo de Sizzo, Conde de Sizzo-Noris, fue un ingeniero e industrial italiano del periodo de entre siglos XIX-XX nacido en el Tirol. El título de conde de Sizzo fue concedido por la emperatriz María Teresa en 1774, pero no fue vuelto a usar hasta que Arnaldo recibió la autorización en 1911. Tras esto pasó a su hijo Álvaro y desde que éste falleció está en desuso[1]​.

Ferrocarriles en Asturias[editar]

El Conde Sizzo llegó a Asturias (España) en torno a 1888 para llevar a cabo algunos proyectos ferroviarios. Fue concesionario de la construcción del tramo Villabona-Avilés. Fue en 1891 cuando dirigió la ampliación de la línea del ferrocarril del Norte de Soto de Rey a Ciaño-Santa Ana, actual línea de Renfe, junto con Luis Adaro. Entre sus proyectos estaba la ampliación de la línea hasta Sahagún de Campos, que nunca se llegaría a construir.

Compañía de Asturias[editar]

En 1894 funda junto a Wenceslao Fernández en La Felguera la Compañía de Asturias,[2]​ a la que se llegaría a conocer como los Talleres del Conde. La factoría mantenía actividad siderúrgica, talleres mecánicos, etc. aprovechando el agua del río Nalón y las comunicaciones de la línea del Norte. A pesar de su buena reputación y encargos, la compañía fue absorbida poco después por la pujante Duro Felguera en 1902 y mantuvo su actividad hasta finales del siglo XX. En el recinto Sizzo construyó el único taller español de tubería vertical y una central eléctrica. En estos talleres se fundió la Campanona de Covadonga, de 4 toneladas, subvencionada en parte por el propio Arnaldo de Sizzo y Luís González Herrero, galardonada con el primer premio en la Exposición Universal de París de 1900. Tras esto el Conde de Sizzo la donó al Santuario de Covadonga donde se conserva expuesta. Vivió en La Felguera diez años y más tarde se mudó a Francia tras frustrarse su deseo de dirigir Duro Felguera después de que ésta absorbiera a su compañía. Consiguió el título de conde y no se conocen muchos mas datos de su biografía.

Algunas de las instalaciones que restan de su fábrica, conocidas aún como Talleres del Conde, serán convertidas en espacio cultural y empresarial.[3]

Referencias[editar]