Aquilino de Ausona

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Aquilino fue obispo católico de Ausona a finales del siglo VI.

Se halló presente en el III Concilio de Toledo del año 589, donde por orden de antigüedad firmó en 36º lugar antecediendo a otros 26 obispos, lo que hace suponer que fue consagrado obispo de la sede varios años antes, hacia el 585; no asistió al concilio de Zaragoza del año 592, donde estuvo representado por el diácono Esteban, pero sí participó personalmente en el concilio habido en Barcelona en el 599.[1][2][3]

Se desconoce cuánto tiempo vivió más allá de este última fecha.[4]

Referencias[editar]

  1. Enrique Flórez, Manuel Risco: España sagrada, vol. XXVIII, pp. 55-56.
  2. Juan Luis de Moncada: Episcopologio de Vich, pp. 7-14.
  3. Luis Agustín García Moreno: Prosopografía del reino visigodo de Toledo, p. 201.
  4. Como casi todos los obispos altomedievales, las únicas noticias referentes a este prelado proceden de su asistencia a los concilios de su tiempo.