Aprendizaje multimedia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Aprendizaje multimedia es aquel aprendizaje que utiliza elementos de naturaleza diversa como recursos, tales como palabras (habladas o impresas en cualquier soporte), ilustraciones (estáticas o dinámicas, fotos, dibujos, gráficos, vídeo, ya sea solo imagen en movimiento o en combinación audiovisual), para transmitir información a diferentes canales de recepción (visual y auditivo, por ejemplo). Se utiliza, específicamente, para los procesos de enseñanza que recurren a tecnologías de la información y de la comunicación siempre que combinen elementos de diferente naturaleza, ya sean estáticos (imagen y texto, por ejemplo) o dinámicos (animaciones).

Incluye estudios sobre la eficacia para el aprendizaje de la utilización de presentaciones multimedia, interactividad basada en soporte informático, realidad virtual, juegos de simulación, e-learning y en general todo uso de combinaciones de recursos electrónicos para el aprendizaje.

Teoría de la entrega de información[editar]

Una teoría clara es que aprender significa añadir información a una memoria. De acuerdo a esta teoría la computadora es un sistema de entrega de información para aprendices. El rol del diseñador de contenido de aprendizaje es presentar información por medio de letras, imágenes, vídeos, etc. Y el rol del aprendiz es recibir toda la información. Por ejemplo, cuando una explicación es presentada en escrito el alumno puede guardar la información en su memoria. Al añadir imágenes o vídeos no debería tener ningún efecto en lo que está aprendiendo si las imágenes contienen la misma información que el escrito. Sin embargo, si algunos prefieren las presentaciones visuales y otros las verbales, entonces una presentación multimedia sería efectiva para los dos tipos de estudiantes. De esta manera los estudiantes pueden elegir la manera de recibir que le convenga. Acorde a esta teoría las presentaciones multimedia son mejores que las que se basan en solo un tipo de media. [1]

Teoría cognitiva del aprendizaje multimedia[editar]

Esta se basa en el aprendizaje significativo y ocurre cuando mentalmente los estudiantes construyen representaciones de conocimiento coherente. Esta teoría se basa en tres conjeturas realizadas por la investigación cognitiva.

1.- Suposición de doble canal: La idea que los humanos tienen canales separados para procesar representaciones visuales/graficas y verbales/auditivas

2.-capacidad limitada de suposición: la idea que solo algunas piezas de información pueden ser procesadas a la vez en cada canal.

3.- proceso activo: cuando el aprendizaje significativo ocurre y el estudiante se involucra en el proceso cognitivo de tal manera que selecciona material relevante, organizándolo en una representación coherente e integrándolo con conocimiento ya adquirido.

En otras palabras "La narración entra por los oídos, por lo que el alumno selecciona algunas de las palabras para un profundo procesamiento en el canal verbal, organiza las palabras en una cadena de causa y efecto , integrándolo con el material visual y el conocimiento previo. La animación entra por los ojos, por lo que el alumno selecciona algunas de las imágenes para un profundo procesamiento en el canal visual, organiza las imágenes en un cadena de causa y efecto, y lo integra con el material verbal y previo conocimiento."[1]​ El proceso cognitivo es la unión de los dos canales junto con la memoria del individuo haciendo una mezcla de información importante lo cual hace de la presentación multimedia más completa que las de un solo medio.[1]

Bibliografía básica[editar]

Referencias[editar]

  1. a b c Mayer & moreno, Richard; Roxana (March 2002). «Animation as an Aid to Multimedia Learning». Educational Psychology, Vol. 14, No. 1. Consultado el 21 de abril de 2018.