Alonso Manso

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Alonso de Manso»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Alonso Manso (Obispo)

Obispo de Puerto Rico
8 de agosto de 1511 - 27 de septiembre de 1539
Predecesor Creación de la diócesis
Sucesor Rodrigo de Bastidas

Obispo de Magua
15 de noviembre de 1504 - 8 de agosto de 1511
Predecesor Creación de la diócesis
Sucesor Supresión de la diócesis

Título Obispo de Puerto Rico
Información religiosa
Ordenación episcopal 3 de marzo de 1512
por Diego de Deza
Información personal
Nombre Alonso Manso (Obispo)
Nacimiento 1460
Becerril de Campos, Castilla
Fallecimiento 27 de septiembre de 1539
San Juan Bautista
Profesión Teólogo
Alma máter Universidad de Salamanca
[editar datos en Wikidata]

Alonso Manso (Obispo) (Becerril de Campos, Castilla 1460 - San Juan, Puerto Rico, 27 de septiembre de 1539) Clérigo castellano, fue el primer obispo asignado al continente americano y primer obispo de la Diócesis de Puerto Rico.[1]​ Fue también de forma interina el último teniente de gobernador de Puerto Rico entre 1523 y 1524.[2]

Biografía[editar]

Estudió teología en la Universidad de Salamanca. El 15 de noviembre de 1504, fue nombrado obispo de la Diócesis de Magua, en La Española.[3]​ El 8 de agosto de 1511, fue designado obispo de la recién creada Diócesis de Puerto Rico.[3]​ Alonso Manso llegó a San Juan en el navío San Francisco el 25 de diciembre de 1512.[1][4]​ Conjuntamente con uno de sus sobrinos nietos del cual hizo que fuera su Mayordomo entre 1522 y 1532 a Francisco Manso casado con Beatríz Zapata de Contreras los cuales iniciaron el apellido en el Caribe de Manso de Contreras. Durante su obispado en Puerto Rico, Manso predicó el evangelio a los indios taínos, trajo la primera biblioteca al Nuevo Mundo, construyó el hospital San Ildefonso y comenzó las obras de la nueva Catedral de San Juan. Manso fue el primero que tomó posesión de su sede, pues llegó a ella (según palabras del dominico Bartolomé de Las Casas, testigo de su presencia: “el primer obispo que […] vino consagrado fue el licenciado D. Alonso Manso”). Su diócesis, poblada por unos 20.000-30.000 indígenas y un número reducido de españoles, estaba sin organizar, pues la isla, avistada por Colón en su primer viaje y rápidamente visitada por él mismo en el segundo, sólo había sido colonizada por Juan Ponce de León en 1509.

Fue nombrado en 1519 como inquisidor apostólico general de Indias por el cardenal Adriano de Utrecht junto con fray Pedro de Córdoba (provincial dominico, quien murió en 1521 dejando a Manso como inquisidor único hasta su muerte), volviendo entonces a América (1519). Longevo, desempeñó su labor episcopal durante dos décadas más, durante las cuales organizó lentamente la diócesis; luchó por obtener los diezmos para su iglesia y con los medios de que así dispuso comenzó la construcción de una catedral y diversas fundaciones, como una escuela de gramática para clérigos y todo el que quisiera asistir. Como inquisidor no se dejó manipular por las autoridades civiles y las penas impuestas por él eran benignas, como por ejemplo, la reclusión de los reos en sus propias casas o en residencias particulares en vez de la cárcel.[5]​. Obispo ejemplar (residente, predicador, asistente al coro y con autoridad para mantener la disciplina, e incluso gobernador interino cuando hizo falta), vio obstaculizada su labor pastoral por la dispersión de población y algunos excesos de los colonizadores; el territorio con que se amplió la diócesis tras su viaje a España, las Islas de Barlovento, no pudo ser evangelizado al no haberse colonizado por la fuerte resistencia indígena. Obtuvo facilidades cuando Carlos I suprimió los “repartimientos” y prohibió que los indios fueran empleados como mano de obra -lo que les daba mayor protección-, y cuando la población se concentró tras el agotamiento del oro.

Como inquisidor, se hizo respetar por los agentes reales e intervino en algunas cuestiones de fe y jurisdiccionales (en éstas con más dureza): en la querella de 1528 entre el obispo de Cuba, Miguel Ramírez, y el juez residente, Juan Vadillo, que había sido excomulgado por el primero, ordenó un desagravio del obispo al juez y le recomendó que evitase en lo sucesivo entrometerse en cuestiones inquisitoriales; procesó a Blas de Villasante por judaizante, y al flamenco Juan por luterano. En 1530 ordenó a Sebastián Ramírez de Fuenleal como obispo de Santo Domingo, el primero consagrado en tierras americanas. Hacia 1532, Alonso Manso recibió la visita de Rodrigo de Bastidas (obispo), obispo de Venezuela, para revisar las cuentas de la diócesis. Éste fue su sucesor en la diócesis de Puerto Rico cuando murió en 1539, en San Juan de Puerto Rico (ciudad que él había trasladado a un nuevo emplazamiento).

En 1529, consagró a Sebastián Ramírez de Fuenleal, nuevo obispo de la diócesis de Santo Domingo.[3]​ Don Alonso realizó escrituras para crear un patronato en la Iglesia de Santa María (Becerril de Campos), el 15 de octubre de 1537. Su mayordomo en ese momento era Hernando Alegre, padre de Francisco Alegre, quien lo acompañó a Puerto Rico, donde murió alrededor de 1548.

Murió en San Juan el 27 de septiembre de 1539.[3]

Familia[editar]

Este obispo era hermano de Juana Manso de Montoya y Solórzano casada con Martín Gutiérrez de Montealegre y Hernández, este caballero fué Justicia Mayor del Principado de Asturias, logrando dominar a los Comuneros, y Corregidor de la ciudad de Palencia. Diego Manso era otro hermano casado con Cathalina García, y poseían grandes extensiones de tierra en Castilla, María Manso y otros dos que los archivos se encuentran limitados en las diócesis de las villas de Becerril de Campos y Toro, Palencia. Uno de estos dos hermanos sería el padre del conde Francisco Manso, que nació en Becerril en 1497, el cual dejó encinta a Beatríz Zapata de Contreras hija no concebida en matrimonio de Carlos I de España e Isabel de Portugal. Francisco Manso se connubió con Beatríz Zapata de Contreras y la dejó encinta. Murga y Huerga señalan que nació en Sevilla.[6]​ La situación fue vergonzosa para la dama, para el galán y para el obispo. Don Alonso no tuvo más remedio que tomar cartas en el asunto..., Francisco y Beatríz se embarcaron en 1534 rumbo a Sevilla; Francisco Manso ocupó entre 1522 y 1532 el puesto de mayordomo de Don Alonso,[7]​ recibía un salario de 100 pesos de oro anualmente, y “comer y beber, y casa y servicio, y un caballo, y mozo y casa, que montaba más de 200 pesos de oro cada año” y allí, en Sevilla nació un niño que se llamará Francisco Manso de Contreras. Al parecer estuvo en el Perú, porque en los méritos familiares que se presentaron en 1627 se declaró que había sido Alguacil Mayor de la Inquisición en Ciudad de Los Reyes.[8]​ Sobre su presencia en Puerto Rico, una de las testigos en las informaciones presentadas en Puerto Rico en 1566 informó:

...Francisco Manso le vio edificar casas así en esta ciudad como en el campo, teniendo como tenía sus estancias pobladas de negros y así mismo en las minas tenía sus cuadrillas de negros y le vio estar y vivir en ellos tiempo de más de diez y seis años y le vio que siempre se trató como hombre honrado y que esto es notorio.

Notas y referencias[editar]

  1. a b Porras, Baltazar (21 de enero de 2013). «Alonso Manso». La Nación. Archivado desde el original el 13 de febrero de 2015. Consultado el 12 de febrero de 2015. 
  2. «Puerto Rico» (en inglés). worldstatesmen.org. Consultado el 12 de febrero de 2015. 
  3. a b c d «Bishop Alonso Manso» (en inglés). catholic-hierarchy.org. Consultado el 12 de febrero de 2015. 
  4. Documentos de la Real Hacienda de PR. VOLUMEN I (1510-1519) transcriptos y compilados por Aurelio Tanodi; p. 158"
  5. Crespo Vargas, Pablo L. (2011). La Inquisicion Espanola Y Las Supersticiones en El Caribe Hispano a Principios Del Siglo XVII: Un Recuento de Creencias Segun Las Relaciones de Fe Del Tribunal de Cartagena de Indias. Estados Unidos: Palibrio. pp. 141-148. ISBN 9781463305949. Consultado el 12 de febrero de 2015. 
  6. Murga y Huerga, Episcopologio I, 150.
  7. Murga y Huerga. Episcopologio I, 447-448.
  8. Confirmación de encomienda de Chiapa, etc. 1629. AGI, Audiencia de Guatemala (en adelante, GUA) 99, N.14.

Bibliografía[editar]


Predecesor:
Creación de la diócesis
Obispo de Magua
1504 - 1511
Sucesor:
Supresión de la diócesis
Predecesor:
Creación de la diócesis
Obispo de Puerto Rico
1511 - 1539
Sucesor:
Rodrigo de Bastidas
Predecesor:
Pedro Moreno
Teniente de gobernador de Puerto Rico
1523 - 1524
Sucesor:
Pedro Moreno