Afino

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Afino, proceso de descarburización y eliminación de impurezas al que se somete el arrabio (hierro de primera fundición con alto porcentaje de carbono) para la obtención del acero.

Afino al crisol[editar]

Este método de fusión se emplea para producir aceros de calidad superior partiendo de fundición, o bien acero si se trata de refinarlo. Se efectúa en hornos de crisol. Los más sencillos son los llamados de viento libre. El crisol es de grafito o de acero inoxidable (20% de níquel y 25% de cromo) y suele calentarse externamente, mediante carbón, gas o petróleo; o, más corrientemente, por inducción.

Los hornos de crisol calentados por inducción se emplean para fabricar aceros inoxidables refractarios, aceros magnéticos, etc. Íntimamente relacionado con el acero al crisol, se encuentra el acero al vacío. Se denomina así el acero resultante cuando, en algún momento del proceso, el líquido se encuentra rodeado por una disminución de la presión atmosférica. Esto facilita que se eliminen los gases ocluidos en el metal líquido, como son el óxido de carbono, el oxígeno, el hidrógeno, el plomo, etc.

Afino al aire[editar]

Consiste en lanzar aire comprimido a través de la fundición en estado de fusión, con lo cual, oxidándose los cuerpos extraños que contiene, particularmente el carbono, aquélla se transforma en acero o hierro. Para que el afino se haga en buenas condiciones, es indispensable que la temperatura del baño sea siempre superior a la del punto de fusión del metal en los diversos grados de su transformación, el cual se eleva a medida que adelanta el proceso.

Afino sobre solera[editar]

Consiste en descarburar la fundición partiendo de chatarra de hierro y acero y mineral de hierro. Se utilizan los hornos Martin-Siemens, que se llaman así por deberse a estos dos metalúrgicos.

Afino al horno eléctrico[editar]

Este método tiene la ventaja de que el metal puede ser tratado sin intervenir el aire atmosférico, con lo cual se evita calentar inútilmente gases inertes, y siendo la fuerte concentración de calor favorable por disminuir las pérdidas por conducción y radiación; así se logran productos puros y de una calidad determinada previamente. La temperatura alcanzada puede ser mayor que en cualquiera de los hornos reseñados anteriormente. Además Se evita casi en su totalidad la reoxidación del acero

Enlaces externos[editar]