Ángel de los Ríos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Ángel de los Ríos y Ríos (Proaño, Hermandad de Campoo de Suso, Provincia de Santander - La Montaña; (20 de febrero de 1823) - ibídem, (3 de agosto de 1899) fue un escritor, periodista, traductor, genealogista, historiador y erudito español.

Biografía[editar]

Estudió humanidades en Reinosa, Briviesca y Burgo de Osma y se licenció en Derecho por la Universidad de Valladolid. Después desempeñó en varias provincias (Burgos, Salamanca) puestos administrativos de relativa importancia, y en Madrid como redactor del diario carlista La Esperanza, hasta que una sordera progresiva causada por un tifus que padeció a los 20 años le inutilizó para el derecho, lo que, unido a la temprana muerte de su madre, le hizo refugiarse en 1857 en la medieval Torre de Proaño (del siglo XIII y tres pisos, declarada Bien de Interés Cultural en 1985, cuadrangular, de 9 metros de planta y 13 de altura). Por eso las gentes le conocían por El Sordo y El hidalgo de Proaño.

En su torre fue acumulando libros, administrando su hacienda y consumiendo ensueños; la soledad y la sordera le dieron un temperamento áspero y altivo, aunque de una intachable nobleza y una generosidad sin límites, que le hacía arrojarse a causas justas y perdidas de antemano sin temer lo más mínimo. Las pocas veces que salía de su encierro eran para recluirse en su finca de Tajahierro, en el camino de Palombera, que él mismo había construido, y pasaba todas sus horas leyendo y escribiendo centenares de artículos.

En su juventud, retradujo desde el francés la epopeya escandinava Los Eddas (1856), única versión en castellano hasta entonces. Se trata de un conjunto de poemas que componen la denominada Edda Mayor a partir de la versión francesa de las Eddas publicada por Mlle. R. du Puget en 1846 (Les Eddas, traduites de l'ancien idiome scandinave). Su Ensayo... sobre los apellidos castellanos desde el siglo X le valió el reconocimiento de la Real Academia Española.

Atormentado por la sordera, viajó a París y a varios lugares de España y se sometió a diferentes tratamientos con la esperanza de recuperar audición. En un testamento ológrafo se ofrece a los facultativos para que le abran la cabeza cuando muera y averigüen la causa de su sordera «a fin de evitar a otros mi desdichada suerte». En sus últimos años, casi arruinado por su inverosímil generosidad, se casó con su criada y tuvo de ella dos hijos que apenas podía mantener y que murieron sin descendencia.

Además de administrar la hacienda y la justicia como un señor feudal, realizó las primeras excavaciones en el asentamiento romano de Julióbriga, donde exhumó monedas, medallas y objetos que donó a la Academia de la Historia. Al mismo tiempo, investigó los monumentos célticos en Campoo y estudió y dibujó planos de la canalización del río Híjar, que nunca le aprobaron. Fue cronista de la provincia de Santander, de la que realizó su Catálogo Monumental, y correspondiente de la Real Academia de la Historia. Batalló ardorosamente contra el caciquismo y la política rastrera, en campañas cuya violencia le atrajo persecuciones, quebrantos, sinsabores y cárcel. De alma indomable, movida por ideales quijotescos, ejerció una portentosa erudición en una prosa castiza y recia.

Su biblioteca y archivo personal permanecen custodiados por sus herederos; en él figuran un caudaloso epistolario mantenido con Pereda, los hermanos Enrique y Marcelino Menéndez Pelayo, Sautuola o el Marqués de Comillas. Aparece como personaje ("El sordo de Provendaño") en la novela Peñas Arriba de José María de Pereda, que fue amigo suyo.

Obras[editar]

Historia[editar]

  • Ensayo histórico, etimológico y filológico sobre los apellidos castellanos desde el siglo X hasta nuestra edad.
  • Noticia histórica de las behetrías, primeras libertades castellanas.
  • Biografía del célebre poeta don Pedro Calderón de la Barca. Torrelavega, 1883.
  • La parte de los montañeses en el descubrimiento de América.
  • Memorias sobre las antiguas y modernas comunidades de pastos.
  • Noticia de la Colegiata de Cervatos y extracto de su libro becerro.
  • "Cómo y por qué se llamó a Don Pedro el Cruel, Pero Gil", publicado en el Boletín de la Real Academia de la Historia (XXXVI, 1900, pp. 58-65).

Obras literarias[editar]

  • El fraile (historia novelesca).
  • Orígenes de un apellido (leyenda).
  • El vaquero montañés.
  • El alcalde Gamonal (comedia).

Traducciones[editar]

  • Los Eddas, traducción del antiguo idioma escandinavo, premiada por el rey de Suecia con la medalla de oro, y al español, con vista de otras versiones (Madrid: Imprenta de La Esperanza, 1856).

Enlaces externos[editar]