África empieza en los Pirineos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

África empieza en los Pirineos es una expresión despectiva usada en contra de España —y por ubicación geográfica a Portugal, Andorra y Gibraltar—, que se basa en la situación geográfica de la península ibérica. Tiene su origen en Francia, atribuyéndose su acuñación a Alejandro Dumas, afirmación que ha sido desmentida por Nestor Luján.[1]Jean-Frédéric Schaub documenta en su libro La France espagnole. Les racines hispaniques de l’absolutisme français (2003) una frase similar de Stendhal: «Si el español fuese musulmán sería un africano completo».[2]

Nacida en algún momento entre finales del siglo XVIII[3]​ y comienzos del siglo XIX;[4]​ fue utilizada en Europa durante todo ese siglo, y era especialmente habitual en la España del siglo XX, donde se utilizaba de manera burlesca en los círculos absolutistas y reaccionarios opuestos a la expansión del liberalismo en España como legitimación del subdesarrollo secular de las regiones españolas frente a las propuestas modernizadoras de los afrancesados[5][6]​ Los historiadores García de Cortázar y González Vega escribieron que, despectiva o no, la expresión es únicamente «la constatación de esa especificidad cultural del ámbito peninsular, difícil de asimilar a las categorías de los países desarrollados».

Según José María Ortega Sánchez (1977) en el artículo "Los orígenes del islam en España, de mercenarios, misioneros, estudiantes y conversos (y II)" la frase fue acuñada por Domingo António de Sousa Coutihno (1760-1833) al comentar la obra de Dominique de Pradt (1759-1837) "Mémoires historiques sur la révolution d ́Espagne" (1816).

Domingo António de Sousa Coutihno, al comentar en el libro "La guerre de la Péninsule sous son véritable point de vue" (Bruxelles: Weissenbruch 1819 p.xxiv[7]​), escribó refiriéndose a la estrecha unión que tuvo España tanto respecto a África como respecto a Europa.[8]​ Tampoco han faltado intelectuales que trataron de darle la vuelta a su significado y utilizarla como motivo de orgullo, como fue el caso de Miguel de Unamuno en Sobre la independencia de la patria (1908).[9]​ Otros, como Antonio Machado, se ofendieron con él y argumentaron en su contra.[10]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Luján, Néstor (1993). Cuento de cuentos: origen y aventura de ciertas palabras y frases proverbiales. Vol. 1. Folio. pp. 14-15. ISBN 8475833586. 
  2. Gelabert, Juan Eloy. «Imperiofobia: luces, sombras y claroscuros». Revista de Libros. Consultado el 23 de septiembre de 2018. 
  3. García Arenal, Mercedes (2003). La diáspora de los andalusíes. Icaria Editorial. p. 17. ISBN 8474266661. 
  4. José María Iribarren, en El porqué de los dichos (citado en Marco Kunz, Metáforas de la imaginación, pg. 139), atribuye la frase a Dominique de Pradt, que en Mémoires historiques sur la révolution d'Espagne, 1816, utiliza una expresión similar: "es un error de la geografía haber atribuido España a Europa; pertenece a África: sangre, costumbres, lenguaje, manera de vivir y de combatir; en España todo es africano" (pg. 168).
  5. Pérez Galdós, Benito (2004). Ait Tettauen. Akal. p. 123, nota 43. ISBN 9788446013426. 
  6. Pániker, Agustín (2007). Índika. Una descolonización intelectual. Reflexiones sobre la historia, la etnología, la política y la religión en el sur de Asia. Kairós. p. 27. ISBN 9788472456075. 
  7. Ortega Sánchez, José María (2018). «Los orígenes del islam en España, de mercenarios, misioneros, estudiantes y conversos (y II)». JSTR, Universidad de Valladolid. Consultado el 2019. 
  8. García de Cortázar, Fernando; y González Vega, José Manuel (1994). Breve historia de España. Barcelona: Círculo de Lectores. p. 8. ISBN 84-226-5401-6. 
  9. Unamuno, Miguel de, (1908) Sobre la independencia de la patria. Texto completo.
  10. Aubert, Paul (1994). Antonio Machado hoy (1939-1989). Casa de Velázquez. p. 392. ISBN 8486839483.