Virgen del jilguero

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Raffaello Sanzio - Madonna del Cardellino - Google Art Project.jpg
Virgen del jilguero
(Madonna del cardellino)
Rafael Sanzio, Hacia 1507
Óleo sobre tabla • Renacimiento
107 cm × 77 cm
Galería Uffizi, Florencia, Flag of Italy.svg Italia

La Virgen del jilguero (en italiano Madonna del cardellino) es una pintura del artista renacentista italiano Rafael Sanzio, datada hacia 1507. Es una pintura al óleo sobre tabla con unas dimensiones de 107 centímetros de alto y 77 cm. de ancho. Se conserva en la Galería Uffizi de Florencia, Italia.

Historia[editar]

Es una Virgen del jilguero ejecutada durante la estancia de Rafael en Florencia. La Virgen fue un regalo de bodas de Rafael a su amigo Lorenzo Nasi. El 17 de noviembre de 1548 la casa de Nasi quedó destruida por un terremoto, y la pintura se partió en diecisiete fragmentos. Del rápido daño, escribe en el año 1568 Giorgio Vasari: «Encontraron las piezas entre el mortero de las ruinas fueron donde Battista, hijo de Lorenzo, muy amante del arte, para que la rehiciera de la mejor manera que pudiese». Fue restaurada poco después, pero el daño aún resulta visible.

Los análisis con rayos X permitieron ver las fracturas entre las piezas, rellenas por nueva pintura. La esquina inferior izquierda fue completamente rehecho, así como un rectángulo correspondiente a la pierna de Jesús.
Entre el año 2000 y el 2002 se han hecho investigaciones para una nueva restauración, terminada en 2005.

El cuadro fue sometido a una reflectografía infrarroja que pusieron en evidencia un dibujo preliminar a escala 1:1. Las diferencias respecto a la obra acabada en las figuras son pocas y no decisivas, más importantes son las relativas al paisaje.
El puente a la derecha era del todo inventado, sin trazos de polvo, mientras que a la izquierda debía aparecer una torre y un edificio cilíndrico, que en el cuadro se ha transformado en un espacio abierto.
Otras diferencias son las que se refieren al escote del traje de la Virgen, que en el cartón era más mórbida y no cuadrada y en la oreja de Juan Bautista, que resulta en una posición más alta.

Análisis[editar]

En esta pintura, como en la mayor parte de las Vírgenes de su periodo florentino, Rafael coloco las tres figuras (la Virgen María, el Niño Jesús (a la derecha) y san Juan) dentro de un dibujo geométrico. Aunque las posiciones de los tres cuerpos son naturales, juntos forman un triángulo prácticamente regular.

La Virgen sostiene un libro, lo que permite identificarla como Sedes Sapientiae («Asiento de la Sabiduría»). El jilguero es un símbolo de la futura muerte violenta de Cristo. San Juan ofrece el jilguero a Cristo como advertencia en relación con su futuro.

La influencia leonardesca se evidencia en muchos rasgos de la obra, como la estructura piramidal y el claroscuro. También se nota en la oscuridad del terreno y del tratamiento atmosférico del paisaje del fondo, que se pierde en las brumas del horizonte. Los rostros del Bautista y de Cristo tiene una impronta inconfundiblemente leonardesca en el esfumado que les rodea y en los rasgos somáticos.

Referencias[editar]

  • Negrini, S. (a cargo de), La Galería de los Uffizi de Florencia y sus pinturas, Col. Los Grandes Museos, Editorial Noguer, S.A., 1974, ISBN 84-279-9203-3

Enlaces externos[editar]