Vena emisaria

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vena emisaria
Gray769-es.svg
Representación esquemática de una sección de la parte superior del cráneo. Vena emisaria, saliendo del cráneo, etiquetada arriba.
Latín [TA]: vena emissaria
TA A12.0.00.033

Se conoce como vena emisaria a cada una de las pequeñas venas sin válvulas que pasan por los agujeros del cráneo y conectan los senos venosos durales con las venas del cuero cabelludo, o con venas profundas localizadas por debajo de la base del cráneo.[1]

Vena emisaria condílea[editar]

La vena emisaria condílea o vena condílea posterior (emisarium condyloideum, TA: vena emissaria condylaris) discurre por el conducto condíleo del cráneo y conecta el seno sigmoideo con la vena occipital o la vena yugular interna.[1]

Vena emisaria mastoidea[editar]

La vena emisaria mastoidea (TA: vena emissaria mastoidea) pasa por el agujero mastoideo del cráneo y conecta el seno sigmoideo con la vena occipital o la vena auricular posterior.[1]

Vena emisaria occipital[editar]

La vena emisaria occipital (TA: vena emissaria occipitalis) es una vena ocasional que pasa por un minúsculo agujero de la protuberancia occipital del cráneo; conecta la confluencia de los senos con la vena occipital.[1]

Vena emisaria parietal[editar]

La vena emisaria parietal o vena emisaria de Santorini (TA: vena emissaria parietalis) discurre por el agujero parietal del cráneo y conecta el seno sagital superior con las venas temporales superficiales.[1]

Patología[editar]

Ya que carecen de válvulas, son una posible ruta de transmisión de infecciones hacia el interior del cráneo.

Una vena emisaria importante comunica el exterior del cráneo, a través del agujero emisario esfenoidal y por debajo del arco cigomático, con el seno cavernoso, en el interior del cráneo. Es una importante ruta de transmisión de infecciones ya que los nervios craneales III, IV, V1, V2 y VI y la arteria carótida interna pasan a través del seno cavernoso. Infecciones o inflamaciones del seno cavernoso pueden dar lugar a daños en cualquiera de los nervios craneales que lo atraviesan o a meningitis.

La ruptura de las venas emisarias producen un hematoma subdural, que comprime el cerebro.

Referencias[editar]

  1. a b c d e Diccionario Enciclopédico Ilustrado de Medicina Dorland. 1996. McGraw-Hill - Interamericana de España. Vol. 6. ISBN 84-7615-988-9.