Vaporizador (extractor)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Un vaporizador es un dispositivo de extracción de aceites esenciales de materiales vegetales, frecuentemente cannabis o tabaco. Se usa para evitar las sustancias tóxicas de la combustion. En lugar de la combustión del material el vaporizador utiliza el calor para evaporar las substancias activas.

Durante el procedimiento de vaporización, los materiales vegetales se exponen a la corriente del aire caliente por lo cual el contenido (componentes activos y aromas) se vaporiza a través de la acción térmica controlada, la cual apenas sobrepasa a la temperatura de vaporización de las sustancias; luego, el contenido pasa al aire para poder así ser inhalado. Puesto que el material vegetal no se quema, es la manera más sana que hay y además económico: el procedimiento de vaporización se puede repetir varias veces con el mismo contenido. La inhalación es el mejor método para la administración de los componentes activos. Como el efecto es instantáneo los usuarios pueden darle tantas caladas como sea necesario sin excesos o intoxicación.

Más que nada, la cuota de los vapores del aroma y de los componentes activos depende de la consistencia (calidad) y de la dosis (cantidad) de las plantas. Otros factores importantes constituyen el tamaño de la superficie de los materiales vegetales y la temperatura de vaporización.

Sobre la cantidad de los principios activos vaporizados se puede influenciar a través de los siguientes:

  1. Calidad: La concentración de los principios activos contenidos en el respectivo material.
  2. Cantidad: La cantidad del material vegetal expuesto a la corriente de aire.
  3. Superficie: Cuanto más finamente trituradas estén las plantas, tanto más grande será la superficie de la que se pueden vaporizar los aromas y principios activos durante el proceso de evaporación.
  4. Temperatura: Cuanto más alta sea la temperatura, tanto más aromas y principios activos se vaporizan a la vez en el mismo proceso.

Según Rick Doblin, Presidente de MAPS, la concentración de los componentes activos en el cannabis es tanto más fuerte cuanto más se acerque la temperatura de evaporación a la temperatura de combustión (por encima a 235 °C).[cita requerida]

Tabla de la temperatura de vaporización[editar]

Planta Nombre botánico Parte utilizada Temperatura
Eucalipto Eucalyptus globulus las hojas 130 °C (266 °F)
Lùpulo Humulus lupulus piñas 154 °C (309 °F)
Manzanilla Matriarca chamomilla flores 190 °C (374 °F)
Lavanda Lavendula angustifolia hojas 130 °C (266 °F)
Melisa Melissa officinalis hojas 142 °C (288 °F)
Salvia Salvia officinalis hojas 190 °C (374 °F)
Tomillo Thymus vulgaris hojas 190 °C (374 °F)
Cannabis Cannabis sativa flores 180 °C (356 °F)

Variantes[editar]

Estimulados por los dos alemanes Storz & Bickel, iniciadores del desarrollo del vaporizador Volcano, pronto aparecieron muchas variantes del 'Vaporizer'. Otros modelos que se encuentran en el mercado son: el "BC Vaporizer", una versión muy simplificada y de bajo precio así como el pequeño "Vapman", pero hasta hoy el vaporizador más reputado es el vaporizador Volcano.[cita requerida] También aparecieron el mercado vaporizadores portátiles como el "Iolite" el cual no posee pilas ni cables para su uso y es del tamaño de un celular.

Estudios científicos[editar]

Según un estudio independiente del año 2003, del Labor Chemic Labs, Massachusetts, se comprobó que el vapor de cannabis del vaporizador Volcano tiene un contenido de THC casi puro de 95%, y además otro cannabinoides y dos compuestos aromaticos, entonces libre de las toxinas típicas en comparación de fumar.[cita requerida]

Véase también[editar]

Referencias[editar]