Vaimanika-shastra

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Vaimānika Śāstra»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Una ilustración del shakuna vímana que se supone que volaría como un pájaro, con alas móviles y cola.[1]

El Vaimanika-shastra (‘escritura acerca de naves volantes’) es un texto escrito a mediados del siglo XX en idioma sánscrito acerca de aeronáutica, discute la construcción de vímānas (los carros de los dioses, automóviles míticos aéreos en los textos épicos sánscritos). También se lo puede ver escrito (incorrectamente) Vimānika y Vymānika

Etimología[editar]

  • vaimānikaśāstra, en el sistema AITS (alfabeto internacional para la transliteración del sánscrito).
  • , en escritura devanagari del sánscrito.
  • Pronunciación: /vaimaaníka shástra/.[2]
  • Etimología: ‘escritura sobre aeronaves’, siendo vímana: trono, asiento, casa, palacio, etc. voladores; shastra: ‘escritura’.[2] [3]

La existencia del texto fue revelada en 1952 por G. R. Josyer, quien declaró que provenía de un tal Pandit Subbaraya Shastry, quien lo habría dictado mediante la mediumnidad durante el periodo entre 1919-1923. En 1959 se publicó una traducción al hindi, y en 1973 se publicó una traducción al inglés junto con el texto sánscrito. Tiene 3000 ślokas (versículos) en ocho capítulos. Shastry se lo adjudicaba al maharshi Bharadvāja,[4] probablemente para darle un origen antiguo y más autoritativo. Tiene cierta notabilidad entre las teorías de astronautas antiguos.

Origen y publicación[editar]

Subbaraya Shastry era un místico de Anekal (India), quien tenía fama de componer ślokas (versos en sánscrito) cuandoquiera que lo alcanzaba la inspiración. Josyer lo describe como un «un diccionario caminante que tenía el don de la percepción oculta». De acuerdo con Josyer, Shastry le dictó el texto a G. Venkata Chala Sharma a principios del siglo XX (y lo terminaron en 1923).

Subbaraya Shastry murió en 1941, y Venkatachala archivó el manuscrito. Este manuscrito del Vaimanika-shastra apareció en la biblioteca Rajakiya Sanskrit Library (en Baroda), en 1944.[5] A principios de 1959, el texto se publicó en hindi con el nombre Brihad Vímana Shastra (gran escritura sagrada sobre naves)[6] El texto dice que es la traducción al hindi de dos manuscritos escritos en sánscrito:

  • uno de 1944, proveniente de la biblioteca Rajakiya Sanskrit Library (en Baroda).
  • el otro con la firma de Go Venkata-Chala Sharma. Tiene dos fechas inscritas: 3.6.1919 y 19.8.1919.

Más tarde, G. R. Josyer, lo tradujo al inglés y lo tituló Vymanika [sic, por Vaimanika] Shastra. La edición inglesa de Josyer agregó ilustraciones de T. K. Ellappa, dibujante técnico de la facultad de ingeniería de Bangalore, bajo la dirección de Shastry, que no se había incluido en la edición de 1959.[1]

En 1952 se anunció su existencia en una gacetilla de prensa de G. R. Josyer, quien el año anterior había fundado en Mysore su International Academy of Sanskrit Research (academia internacional de investigación del sánscrito).

En el prefacio de la edición de 1973, que contenía el texto completo en sánscrito con la traducción al inglés, Josyer cita esta gacetilla de 1952 de su autoría, la cual —según él— «se publicó en todos los periódicos de la India y fue difundida por Reuter y otros servicios de noticias del mundo»:[7]

Recientemente, el Sr. G. R. Josyer, director de la Academia Internacional de Investigación del Sánscrito (en Mysore), en el transcurso de una entrevista mostró algunos manuscritos muy antiguos que habíacolectado la academia. Declaró que los manuscritos tenían varios miles de años de antigüedad, que habían sido escritos por los antiguos rishis, como Bharadwaja, Nārada y otros, y que no trataban del misticismo de la antigua filosofía hindú del ātmān o el Brahman, sino de cosas más mundanas vitales para la existencia del ser humano y el progreso de las naciones tanto en tiempos de guerra como de paz. [...] Un manuscrito trataba sobre aeronáutica, la construcción de varios tipos de naves para la aviación civil como para la guerra. [...] El Sr. Josyer mostró algunos tipos de dibujos de una aeronave como un helicóptero de carga (diseñado especialmente para cargar combustible y municiones), una aeronave de dos o tres pisos para cargar 400 o 500 personas. Él describió completamente cada uno de esos tipos.

Josyer entonces explicó que lo había entrevistado una tal «Srta. Jean Lyon, periodista de Toronto y New York», y cómo Lyon en su libro Just Half a World Away (1954) había concluido que él era «culpable de un nacionalismo virulento, que trata de borrar todo desde los Vedas».

Una investigación consideró que la introducción de Josyer era «poco académica, bajo cualquier estándar», y dijo que «a las personas relacionadas con esta publicación son culpables de distorsionar u ocultar la verdadera historia de los manuscritos», quizá en un intento de «exaltar o glorificar cualquier cosa que puedan encontrar en nuestro pasado, incluso si no tiene evidencia válida».

Para analizar la proveniencia del manuscrito, esta investigación entrevistó a las personas relacionadas con S. Shastry (incluido G. V. Sharma, a quien Shastry le había dictado el texto), y examinó el trasfondo lingüístico y tecnológico del texto, concluyó que el texto fue escrito entre 1900 y 1922.[1]

Fraude en internet (hoax)[editar]

Aproximadamente desde el año 2000, en internet se puede leer un fraude (bulo o hoax) en varios sitios (que se copian la información unos a otros) que «el Vaimanika-sastra es un texto del siglo IV a. C. escrito originalmente por el sabio Bharadwash basándose en textos aún más antiguos, se redescubrió en un templo en la India en 1875».[8]

No olvidemos, de todas maneras, que en el “Samaranganasutradhara”, escrito en el 1.500 a.C., y cuyas referencias más antiguas datan del siglo II a.C., ya mencionan a los “vimanas o carros volantes” como “maquinas capaces de desplazarse por el cielo a grandes distancias y tan grandes como una casa de dos plantas”.

Estructura y contenido[editar]

A diferencia de los tratados de aeronáutica, que siempre comienzan con un análisis de los principios físicos del vuelo antes de entrar en los detalles del diseño de aeronaves, el Vaimanika-shastra va directo a la descripción. Los temas cubiertos incluyen la definición de un aeroplano, un piloto, rutas aéreas, alimento, ropas, metales, producción de metales, espejos (y su uso en las guerras), variedad de maquinaria e yantras [máquinas], aeroplanos mantrik, tantrik y kritak y cuatro aeroplanos llamados shakuna, sundara, rukma y tripura, que se describen en gran detalle. Este extenso texto dice ser una cuarta parte de un texto mucho más complejo, el Yantra Sarvaswa (‘todo sobre máquinas’),[7] escrito por el rishi Bharadwaj y otros sabios «para beneficio de toda la humanidad».[1]

En 1991, David Hatcher Childress reimprimió la porción en inglés y las ilustraciones del libro de Josyer Vimana Aircraft of Ancient India & Atlantis (naves vímanas en la India antigua y en la Atlántida) como parte de la serie Lost Science Series (ciencia perdida). De acuerdo con Childress, los ocho capítulos tratan acerca de:

  1. Los secretos para construir aeroplanos que no se pueden romper, cortar, incendiarse ni ser destruidos.
  2. El secreto para inmovilizar aeroplanos.
  3. El secreto para invisibilizar aeroplanos.
  4. El secreto para oír conversaciones y otros sonidos en lugares enemigos.
  5. El secreto para tomar fotografías del interior de aeronaves enemigas.
  6. El secreto para descubrir la dirección desde dónde vienen las aeronaves enemigas.
  7. El secreto para hacer que los pilotos de los aeroplanos enemigos se desmayen.
  8. El secreto para destruir aeroplanos enemigos.

En su libro The propulsion of the vimanas according to Kanjilal (1985), Childress afirma (sin ninguna clase de pruebas) que los vímanas se propulsan por medio de «motores de vórtex de mercurio»,[9] un concepto que él considera idéntico a la propulsión eléctrica. La única evidencia de Childress acerca de este tipo de motores es un texto con nombre sánscrito —el Samarangana sutradhara—, pero éste es un tratado de arquitectura del siglo XI.

En 2005, J. B. Hare compiló una edición del libro de Josyer de 1973, en la sección OVNI del sitio Internet Sacred Text Archive. En la introducción, Hare escribe:

El Vymanika Shastra fue puesto por escrito por primera vez entre 1918 y 1923, y nadie está diciendo que venga de algún misterioso manuscrito antiguo. El hecho es que no hay ningún manuscrito antes de 1918, y que nadie esté sosteniendo que lo hay. Por lo tanto, hasta cierto punto no se trata de un engaño. Solo habría que creer que existe esto de la «escritura mediúmnica». [...] No hay una exposición de ninguna teoría del vuelo (excepto la antigravedad). Diciéndolo de manera sencilla: el Vymanika Shastra nunca explica directamente cómo hacen los vímanas para despegarse del suelo. El texto está lleno de largas listas de ingredientes extraños que se utilizarían para construir los varios subsistemas. [...] No hay nada que aquí que Julio Verne no podría haber soñado, ni se mencionan elementos exóticos o técnicas avanzadas de construcción. Las ilustraciones técnicas de 1923, basadas en el texto [...] son absurdamente antiaerodinámicas. Se ven más bien como brutales tortas de casamientos, con minaretes, enormes alas de ornitópteros y propulsores de mala muerte. En otras palabras, se ven como máquinas voladoras de fantasía típica de principios del siglo XX, con un toque hindú.

Un estudio de 1974 realizado por investigadores del Indian Institute of Science (Instituto Indio de Ciencias), de Bangalore descubrieron que las aeronaves más pesadas que el aire que describe el Vaimanika-shastra son aerodinámicamente inviables. Los autores remarcaron que la discusión de los principios de vuelo en el texto es muy superficial e incorrecta. El estudio concluyó:[1]

Cualquier lector podría llegar a una conclusión obvia: que las aeronaves descritas son por lo menos pobres invenciones absurdas, más que expresiones de algo real. Ninguno de esos aeroplanos tienen propiedades o capacidades para volar; las geometrías son inimaginablemente horrendas desde el punto de vista del vuelo, y los principios de propulsión las hacen resisir en vez de asistir el vuelo. El texto y los gráficos no tienen relación unos con otros, ni siquiera desde el punto de vista temático. Los dibujos definitivamente apuntan a un conocimiento de maquinarias modernas. Esto se puede explicar con el hecho de que Sri Ellappa quien hizo los dibujos trabajaba en una facultad de ingeniería y por lo tanto era familiar con nombres técnicos y detalles de maquinaria. Por supuesto el texto mantiene un lenguaje y contenido que no permita deducir su naturaleza reciente. Se debe enfatizar que esto no implica que el texto posea en absoluto una naturaleza «oriental». Todo lo que se puede decir es que los dibujos están completamente fuera de discusión. Y el texto, tal como aparece, es incompleto y ambiguo, e incorrecto en muchos sitios.


El profesor H. S. Mukunda y su equipo del departamento de ingeniería del Instituto Indio de Ciencias (en Bangalore) analizaron al autor. Encontraron una «autobiografía» de Shastry, pero descubrieron que estaba muy inspirada en la biografía del científico indio Jagdish Chandra Bose (1858-1937).

La vida de Shastry estuvo signada por la miseria. Nació en Hosur, perdió a sus padres y se hizo cargo de sus hermanos menores. Las circunstancias los alejaron y una enfermedad prácticamente lo paralizó. El hambre lo hizo trasladarse a Kolar, donde dijo que un gran santo le habría curado su enfermedad. Este santo sería quien lo iniciaría en la espiritualidad y le enseñaría acerca de śāstras (escrituras sagradas hindúes) como el Vímana Shastra, el Bhautik Kala Nidhi y el Jala Tantra.

Shastry hizo varios viajes a Bombay y allí dictó en trance varias partes del Vímana Sastra. Entre 1900 y 1919 le pagó a un dibujante técnico llamado Ellapa, de la escuela de ingeniería de Bangalore. Shastry —que no tuvo estudio formal alguno— declara en su autobiografía que después de encontrarse con su gurú, supo hablar y escribir los idiomas telugu y kannada.

El texto[editar]

El texto —que más bien parece un manual para batalla aérea (o las instrucciones de un videojuego)— declara que revela 32 secretos para pilotear un vímana, entre ellos:

  • Gūdha: permite que el piloto haga que el vímana se vuelva invisible para sus enemigos.
  • Paroksha: permite que el piloto paralice otros vímanas y los ponga fuera de acción.
  • Pralaya: pone una fuerza [eléctrica] a través del «tubo aéreo de cinco miembros» para que el piloto pueda «destruir todo, como en un cataclismo».
  • Tāra: provee al piloto de otro medio para evitar el contacto con el enemigo, o le permite ocultarse de observadores: «Con la fuerza etérea se mezclan 10 partes de fuerza de aire, 7 partes de fuerza de agua, y 16 partes de rayos de sol, y proyectándolos por medio del espejo con forma de estrella, a través del tubo frontal del vímana, se genera la apariencia de un cielo estrellado».
  • Jalada rūpa: instruye al piloto acerca de las proporciones correctas de ciertos productos químicos que envuelven al vímana y le dan la apariencia de una nube.
  • Los dibujos del shakuna vímana con forma de pájaro, muestra partes como un cilindro que parece un pistón y engranajes, que lo hacen completamente adecuado a las fantasías de principios del siglo XX.
  • El sundar vímana está descrito en detalle, aunque no se explica ningún principio básico de operación o funcionamiento.
  • El rukma vímana tiene largos tubos verticales, con ventiladores en la punta que chupan el aire desde arriba y lo envían a través de los conductos, generando un impulso vertical.
  • El tripura vímana era para volar por el aire y rodar sobre la tierra. También puede retraer sus ruedas, para andar sobre agua. Se parece al helicóptero de la novela Robur el Conquistador, del escritor francés Julio Verne, escrito cincuenta años antes que este texto sánscrito).

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. a b c d e Mukunda, 1974
  2. a b Véase la entrada vaimānika, que se encuentra en la mitad de la primera columna de la pág. 1024 en el Sanskrit-English Dictionary del sanscritólogo británico Monier Monier-Williams (1819-1899).
  3. Shastry y Josyer, 1973
  4. Childress (1991), pág 109.
  5. Mukunda, 1974, pág. 2.
  6. Swami BrahmaMuni Parivrajaka: Brihad Vímana Shastra. Dayanand Bhavan (Nueva Delhi): Sarvadeshik Arya Pratinidhi Sabha, 1959.
  7. a b Shastry y Josyer, 1973
  8. «In 1875, the Vaimanika Sastra, a fourth century BC text written by Bharadvajy the Wise, using even older texts as his source, was rediscovered in a temple in India» (BibliotecaPleyades.net).
  9. Childress (1991), pág. 249.

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]