Turismo gastronómico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El turismo gastronómico es una forma de turismo, donde el interés está puesto en la gastronomía y cultura culinaria del país que se visita.

Historia[editar]

En Europa en el siglo XIII, se empezaron a realizar las primeras guías gastronómicas,[1] que eran una relación de las mejores posadas y restaurantes. Estas guías eran realizadas por los famosos "gourmets" o "gastronomers", personas de muy grande apetito que se dedicaban en clasificar los restaurantes, el más famoso fue Kurnonsky en Amberes.[2] dedicado exclusivamente a la cocina francesa. El gran Curnosky (de nombre original Maurice Edmond Sailland), nombrado el "príncipe de los gastrónomos" en 1927, se dedicó a viajar por diversos lugares de Francia con un conjunto de amigos y aficionados a la gastronomía.

Origen[editar]

En la actualidad existen varias rutas gastronómicas en el mundo dedicadas a diversos tipos de comida o insumos, por ejemplo: Ruta del jamón Ibérico en España, ruta de los quesos de cabra, ruta de la tenca, ruta de las frutas y los licores, ruta de los vinos, la ruta de los Nuggets, etc.[3] En los que se eligen temas culinarios que remarcan la identidad de la ruta, se promueve la venta de un producto alimenticio (marketing), se desarrolla una economía local, se promueve la cultura e identidad de una región. El turismo gastronómico está asociado generalmente a otras actividades que lo complementan, tal y como puede ser el turismo rural.

El turismo gastronómico es un medio para recuperar la alimentación tradicional de cada zona, durante la mitad del siglo XX se ha producido un cambio estructural en el modo de apreciar la comida por parte de los turistas. El turismo gastronómico es un instrumento que ayudara al posicionamiento de los alimentos regionales. En los últimos años, están adquiriendo cada vez más importancia en el mundo, pues se han convertido en una pieza clave para el posicionamiento de los alimentos regionales.

Este turismo se puede definir como las visitas a productores primarios y secundarios de alimentos, festivales gastronómicos, restaurantes y lugares específicos donde la degustación de platos y la experimentación de los atributos atributos de una región especializada en la producción de alimentos es la razón principal para la realización del viajes

Tendencias[editar]

Las principales tendencias desde el punto de vista de la demanda (Tendencias de turismo gastronómico) pueden sintetizarse en cinco aspectos fundamentales:

  • La búsqueda de los productos locales, provenientes de los entornos más cercanos, que permitan conocer la cultura gastronómica de la región, que contribuyan a la sostenibilidad y que ayuden a desarrollar las economías locales. Este aspecto es valorado sobre manera por la demanda que sabe que en ningún lugar encontrará el producto de un modo tan “puro” o cercano.
  • La búsqueda de los productos de calidad, reforzada por marcas de garantía oficiales: Denominaciones de Origen, Indicaciones Geográficas Protegidas o Marcas Propias.
  • La búsqueda de una cocina tradicional pero con innovación. Una oferta integral que combine la cocina tradicional y creativa son activos clave para el futuro del turismo gastronómico.
  • La búsqueda de la calidad al mejor precio.
  • La búsqueda de la multiculturalidad.

Objetivos[editar]

  • Conocer y experimentar nuevas comidas de otras regiones
  • Dar a conocer las especialidades de nuestras regiones a los visitantes
  • Experimentar nuevos sabores
  • Conocer de diferentes ingredientes y formas de preparación

Características[editar]

El turismo gastronómico se presenta como una nueva opción para adentrarse en el mundo culinario donde podemos experimentar miles de los sabores que caracterizan a una región y el cual esta dirigido tanto a personas conocedoras como son los chefs o personas que trabajan en esta área , así como a todo tipo de personas dispuesta a tener una nueva experiencia de sabores.

Rutas gastronómicas de México[editar]

La gastronomía que prevalece a lo largo de estas rutas cuyo hilo conductor es histórico pero que, al igual que hace 100 ó 200 años, llevará a los viajeros al descubrimiento de nuevos sabores y saberes que contribuirán al mestizaje que caracteriza nuestra esencia nacional.

  • Los fogones entre Viñas y aromas del mar (Baja California y Baja California Sur)
  • El sabor de hoy (Ciudad de México)
  • Cocina de dos mundos (Chihuahua)
  • La ruta del cacao (Chiapas y Tabasco)
  • Los mil sabores del mole (Oaxaca)
  • La mesa de la huerta y el mar (Sinaloa)
  • El altar del día de muertos (Michoacán)
  • La ruta de los mercados (Morelos y Guerrero)
  • Del café a la vainilla (Veracruz)
  • Platillos con historia (Querétaro y Guanajuato)
  • Cocina al son del mariachi (Jalisco)
  • Los sabores del mar (Nayarit y Colima)
  • La cultura del maguey (Hidalgo)
  • Del mar a la laguna (Tamaulipas)
  • Los dulces sabores de antaño (Tlaxcala y Puebla)
  • El sazón del minero (Aguascalientes, San Luis Potosí y Zacatecas)
  • Entre cortes y viñedos (Nuevo León, Coahuila, Durango y Sonora)
  • Los ingredientes mestizos del Mayab (Yucatán y Quintana Roo)

Propuestas gastronómicas[editar]

  • Vancouver

Ha sido en los últimos años cuando esta ciudad canadiense ha logrado su reputación culinaria actual. Se debe a su pescado fresco de primera clase y otros productos del mar, además de vegetales y frutas variadas.

  • Tokio

Comer aquí puede convertirse en toda una experiencia, sobre todo si se es curioso, ya que además del pescado, en esta ciudad se puede encontrar comida de todos los tipos, principalmente japonesa y china.

  • San Francisco

Para cualquier gusto o preferencia, hay una creativa respuesta culinaria esperando, en gran parte gracias a su multiculturalidad, desde la cocina mexicana hasta el Chinatown más grande del mundo fuera de Asia.

  • Bruselas

Es una de las ciudades con mayor movimiento y vida cultural y social, en el más amplio sentido de la palabra. Sus restaurantes son caros y hay que hacer reserva previa.

  • Barcelona

Punto de encuentro de culturas diferentes e influencias de muchas costumbres. Allí puede encontrar los mejores restaurantes con variedad de sabores.

  • Nueva York

En la Gran Manzana uno puede encontrar de todo, y la comida no es una excepción. No tiene platos típicos, ni tampoco populares, pero es una ciudad tan extensa y con tal diversidad cultural que su variedad gastronómica es increíble. Se puede probar el sabor de los cinco continentes sin siquiera salir de Manhattan.

  • Lyon

Estamos hablando de la cuna de la gastronomía francesa, con la mayor concentración mundial de restaurantes lujosos, estrellas Michelín y “bouchons” o restaurantes típicos. No sólo se puede apreciar una exquisita oferta culinaria, sino también disfrutar de la calidad de los vinos que la zona ofrece.

  • Hanoi

Esta ciudad vietnamita ha resultado una verdadera sorpresa en el ámbito gastronómico gracias a su sabrosa y variada oferta: desde sencillos puestos callejeros hasta lujosos restaurantes. En muchos de sus restaurantes la carta incluye reptiles, perros y gatos como excentricidades difíciles de identificar.

  • Roma

Si bien el norte de Italia se conoce por sus trufas y el pesto, Toscana por su aceite de oliva, Sicilia por sus dulces, el sur por sus pescados y especias, la cocina romana cuenta con todo esto y mucho más.

  • Las Vegas

Esta es la ciudad favorita de los chef para hacer sus propuestas. En cuanto a lugares para comer, hay de todo tipo y precio, muchos de ellos temáticos.

Referencias[editar]

  1. Larouse (2006), Larousse gastronomique (en español), ISBN 84-8332-527-6
  2. Introducción a la gastronomía, Paulina Monroy. Editorial Limusa, 2000. ISBN 968-18-5955-3
  3. "Los Nuevos Negocios Turísticos", A. Puig; Valletta Ediciones SRL; ISBN 950-743-279-5

"El turismo gastronómico y las denominaciones de origen en el sur de España: Oleoturismo. Un estudio de caso". Pasos, Vol. 8, Nº1, 2010

Véase también[editar]