Transparencia política

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Transparencia política es la obligación de los gobiernos de dar cuenta a los ciudadanos de todos sus actos, especialmente del uso del dinero público y prevenir así los casos de corrupción.

Etimología[editar]

El término transparencia deriva del latín 'trans' (más allá de, a través de) y de 'parere' (aparecer, mostrar o mostrarse).[1]

En sentido propio, la transparencia es el carácter o la propiedad de algo que es transparente, o sea, algo que se deja atravesar por la luz o que permite el paso de la luz, dejando ver formas y colores. En cuanto a aquello que es traslúcido, solamente deja pasar la luz, así que si bien se percibe la misma, no es posible distinguir bien formas y colores, o al menos se ven los mismos en forma confusa y mezclada.[2] [3] [4] [5]

En sentido figurado, el término "transparencia"[1] es utilizado para caracterizar una práctica social guiada por la sinceridad y por la perfecta o casi perfecta accesibilidad a toda la información vinculada, y que concierne e interesa a la opinión pública, o a un sector de la misma, o incluso a un solo individuo. O sea, es la preocupación por explicar, por hacer comprender, por reconocer errores o mala praxis, por abrir archivos y apuntes y recuerdos, por describir fielmente hechos y circunstancias.[6]

El objetivo primero de la transparencia, es de establecer una relación de confianza entre quien pide o exige la transparencia y quien la da, y se opone al concepto de opacidad.

Transparencia política[editar]

En materia política o económica, la transparencia se refiere al conocimiento profundo y detallado de las decisiones y resoluciones y reglamentaciones tomadas por las administraciones y por los poderes del Estado, así como de sus motivaciones y justificaciones, e incluye la manera en la que se ha hecho la colecta de datos y la manera de luego usar los mismos, además de proporcionar información sobre los costos reales de los proyectos y de las actividades, sobre el manejo de los fondos, y también sobre los peligros y las implicaciones que puedan darse, sobre los aspectos de seguridad, sobre los mecanismos instituidos de acceso a la información, y sobre todo otro aspecto relevante.

En el marco de la administración pública, la transparencia es un mecanismo que previene actos de corrupción y que permite a la ciudadanía conocer el funcionamiento interno de las instituciones y cómo se manejan los fondos que éstas reciben.[7]

La transparencia hoy día es una de las principales exigencias de los ciudadanos, en relación a los responsables políticos, a los actores y gestores económicos, y a los jerarcas y funcionarios administrativos. El gran desafío para todo esto, es de encontrar un equilibrio entre lo que debe ser informado, lo que puede ser informado y que no vale la pena hacerlo porque no es relevante, y lo que no debe ser informado por razones propias a los procedimientos, o incluso por eventuales razones de interés general.[8]

Para un ciudadano cualquiera, la dificultad radica en saber si la información que le han proporcionado es realmente sincera, clara, objetiva, y correspondiente a la realidad.

Un gobierno transparente es aquel que lucha en primera instancia por encaminar al país por la vía del verdadero desarrollo, lo cual implica un aumento de la calidad de vida de sus ciudadanos.[8]

En el tiempo de las ciudades-estado de los primeros sumerios, había un mercado basado en templos que hacían la función de banco, regidos por sacerdotes-banqueros. Los habitantes llevaban sus productos al templo-banco para cambiarlos por unidades monetarias que quedaban registradas por varios procedimientos, entre ellos tablas de arcilla. En estas tablas de arcilla, precursoras de la escritura, constaban los nombres del vendedor y comprador, las mercancías y las unidades monetarias utilizadas... Este sistema dio nombre a una edad de oro, donde la moneda no era de oro ni de plata, y donde imperaban la paz y la responsabilidad... La posterior invención de la moneda metálica, radicalmente anónima, posibilita el juego sucio, la especulación, y la corrupción, permitiendo así al rey Sargón I de Akkad, eliminar el anterior sistema basado en las tablas de arcilla, e iniciar una carrera de imperialismos sucesivos que ha llegado hasta nuestros días. Los imperialismos y la corrupción económica hicieron así su aparición.

Agustí Chalaux de Subirà (1911-2006)[9]

La expresión transparencia fiscal es utilizada para designar a las sociedades que no son sujetos pasivos de una determinada obligación, pero que sí lo son sus accionistas o sus miembros, y que por tanto y en caso que se solicite información por parte de autoridad competente, la brinden en tiempo y forma, sin dilaciones innecesarias, y sin cortapisas.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Manuel Silva Coache, El concepto de transparencia, marzo 4 de 2010.
  2. Definición: transparente, sitio digital 'WordReference.com'.
  3. Definición: transparencia, sitio digital 'The Free Dictionary'.
  4. Definición: transparencia, sitio digital 'Definición.de'.
  5. Definición: transparentar, transparente, sitio digital 'Real Academia Española'.
  6. Paulo C. De León, “Hacia un Concepto de Transparencia: Orígenes e Importancia”, enero 2008.
  7. Mara Balestrini, Si es transparente, mejor, sitio digital CCCB Lab
  8. a b Onexy Quintana Martínez, Corrupción, transparencia y sostenibilidad ambiental. ¿Relación peligrosa o beneficiosa?, Revista Trimestral Latinoamericana y Caribeña de Desarrollo Sustentable, n° 19, año 2007, vol. 5.
  9. Brauli Tamarit, Los retos pendientes de Alexandre Deulofeu y sus soluciones según Agustí Chalaux, págs 9-10.