Tragedia del humo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Vista de Sewell a comienzos del siglo XX.

La Tragedia del Humo, o El Humo, fue un accidente ocurrido el 19 de junio de 1945 en la Mina El Teniente (Chile), en ese entonces propiedad de la Braden Copper Company, donde fallecieron 355 trabajadores. Es considerado el mayor accidente ocurrido en una mina metalífera a nivel mundial.[1]

Historia[editar]

Catástrofe en Sewell (fragmento)
Sánchez, Reyes, Ramírez, Núñez, Álvarez.
Estos nombres son como los cimientos de Chile.
El pueblo es el cimiento de la patria.
Si los dejáis morir, la patria va cayendo,
va desangrándose hasta quedar vacía.(...)
Hoy es el humo del incendio, ayer fue el gas grisú,
anteayer el derrumbe, mañana el mar o el frío,
la máquina y el hambre, la imprevisión o el ácido. (...)
No es el gas: es la codicia la que mata en Sewell. (...)
Pablo Neruda en "Canto General"

Según se pudo establecer en las investigaciones, la tragedia se originó debido a las emanaciones de monóxido de carbono producidas por el incendio de una fragua ubicada en uno de los portales de acceso a la mina, en el nivel Teniente 1. Este humo se propagó al interior de la mina, debido a las condiciones de ventilación existentes en esa época en El Teniente, asfixiando a 355 mineros. La mayor parte de los muertos se encontró en socavones y piques que se llenaron de este gas. Algunos mineros se salvaron abriendo las llaves de aire comprimido de las redes de la mina, y otros evacuando por el sector Fortuna, ya abandonado en ese entonces.[2]

Las labores de rescate de los difuntos se prolongaron por tres días, hasta el 21 de junio de ese año. Los cadáveres fueron llevados hasta Sewell, donde sus familiares concurrieron a identificarlos. Posteriormente fueron trasladados a Rancagua, en donde se les sepultó, en medio de la conmoción de los habitantes de la ciudad y los deudos.

La mayor parte de las víctimas fueron sepultadas en el Cementerio N° 2 de Rancagua, con la presencia del Presidente de la República, Juan Antonio Ríos, Ministros y Autoridades de la Braden Copper. Cada 19 de junio, desde 1946, el "Sindicato de Trabajadores Sewell Mina" organiza una romería al Cementerio 2 en memoria de los fallecidos, donde concurren, además, los familiares de los fallecidos y representantes de la Administración.[3]

Consecuencias[editar]

Sepulturas de los fallecidos en la Tragedia del Humo, en el Cementerio N° 2, Rancagua.

Posterior a la tragedia, se iniciaron procesos judiciales para determinar los responsables del incendio inicial. Paralelamente el Congreso inició una investigación para establecer las responsabilidades que cabrían a la Braden Copper Company en el accidente.

Con motivo de esta tragedia se creó la Fundación O'Higgins, encargada de administrar los dineros reunidos por donaciones y aportes fiscales para ir en ayuda de los deudos de los mineros. Esta fundación existe hasta el día de hoy, y una de las obras principales es la entrega de las casas para las viudas de El Humo, llamada Población Fundación O'Higgins (la Población O'higgins, a secas, se encuentra al costado de ésta) y más conocida como Las Viudas.

Este accidente marca un hito dentro de la legislación laboral chilena, ya que desde entonces en adelante comenzará a desarrollarse la moderna legislación sobre higiene industrial y prevención de riesgos.

A finales de los años 1940, la Braden Copper Company contrata al ingeniero norteamericano Stanley Jarret para organizar un Departamento de Seguridad y, con los años, la Braden Copper llegó a ser líder en prevención de accidentes en la industria nacional. Este a su vez contrata excelentes profesionales y técnicos higienistas. Posteriormente, se formaron distintos Departamentos de Seguridad en Rancagua, Caletones, Coya y otros campamentos de la Compañía. El Humo marcó profundamente a los trabajadores mineros de El Teniente, siendo este accidente recordado habitualmente en las capacitaciones de seguridad realizadas al personal. Además, mensualmente se efectúa una prueba de luces y dos veces al año un simulacro de incendio de manera que el personal que trabaja en el interior de la mina conozca las vías de escape a superficie, para evitar que una tragedia como "El Humo" vuelva a ocurrir.

Referencias[editar]

  1. Emol, June 20, 2005, "La Tragedia del Humo": A 60 años del peor accidente minero en Chile (in Spanish)
  2. Baros M.C. El Teniente, Los Hombres del Mineral: Tomo II, 1945 - 1995. Instituto de Ingenieros de Minas de Chile. Santiago de Chile, 1999.
  3. El Rancahuaso, Junio 24, 2008, Tragedia del Humo: 355 mineros fallecidos al interior de la mina (in Spanish)

Enlaces externos[editar]