Torre de control

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Una torre de control es un edificio en forma de torre, en cuya cima se sitúa una sala de control, desde la que se dirige y controla el tráfico de un puerto o de un aeropuerto. La ubicación y altura de dicho centro de control son esenciales para ver toda la zona que se debe controlar.

Torres de control aéreo[editar]

Torre de control aéreo.

La torre de control aéreo es el centro de control desde donde se realiza el control de tráfico aéreo en la zona de un aeropuerto y sus inmediaciones, es decir, el control del rodaje, el despegue, la aproximación y el aterrizaje de los aviones.

Su labor es compleja, debido a la gran cantidad de aviones que transitan y las condiciones atmosféricas que pueden alterar dicho tránsito. Actualmente se utilizan complejos sistemas automatizados que permiten realizar, en circunstancias normales, las tareas más comunes con poca o ninguna participación humana. De esta manera se optimiza el trabajo y se reduce la probabilidad de accidentes aéreos.

Hay torres de control que cuentan con personal las 24 horas, y otras torres con limitaciones de horario. El personal puede consistir desde un solo controlador, a varias personas en la torre. Lo más común es que haya dos personas en la torre de control: un controlador para los movimientos de aeronaves y vehículos en tierra (conocido como Control Terrestre) y un controlador para aeronaves en el aire (aviones, helicópteros, globos tripulados y no tripulados). La función del controlador terrestre es dar instrucciones para que una aeronave u otro vehículo transite en forma segura por el aeropuerto, normalmente en dirección desde o hasta la pista de vuelo.

Las instrucciones que se pueden obtener de un controlador terrestre son entre otras: Pista en uso; Dirección y fuerza del viento; QNH - es decir qué presión barométrica equivale a cero metros a ese momento en el aeropuerto; Temperatura del aire; Hora local; Visibilidad, expresada en metros, dato importante si hay niebla en el sector.

El controlador que vigila el tráfico en el aire se encarga de coordinar por radio con la Oficina de Radar recibiendo así tráfico que llega al aeropuerto (y esperándolo en forma visual), o entregando a Radar la vigilancia del tráfico aéreo que despegue del aeropuerto. Otra misión del controlador aéreo es mantener control visual de la zona sobre el aeropuerto para mantener así separación entre las aeronaves entrantes y salientes e informar sobre peligros en la zona, por ejemplo aves en las cercanías, globos meteorológicos, etc.

Una torre de control no tiene ningún valor estratégico ni ninguna función que no se pueda realizar desde otra dependencia que esté provista con equipos de radio. La idea de que la torre de control esté ubicada tan alta se debe exclusivamente a que les resultará más fácil a los controladores el ver movimientos de aeronaves en el aire o en tierra. Es decir, la torre de control es una oficina de observación en primer lugar (por su altura), y de dirección en segundo lugar (por estar equipada con aparatos de radio).

Torres de control portuario[editar]

Menos extendidas que las de los aeropuertos, las torres de control portuario dirigen el tráfico en puertos de cierta envergadura, y suficientemente compactos como para que el control visual desde la torre sea efectivo.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]