Tiempo severo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Símbolo de "Alerta de Tiempo Severo".
Tiempo severo sobre Nebraska, 20 de Agosto de 2007.

El tiempo severo es un fenómeno meteorológico destructivo (fenómenos meteo, (en inglés)).

Es un término usualmente usado para referirse severas tormentas y fenómenos relacionados, tales como tornados, granizo, y remolinos.[1] [2] También abarca a tormentas de nieve, blizzards, inundaciones, y huracanes.

Terminología[editar]

En su sentido más amplio, el término "tiempo severo" se define como cualquier aspecto del tiempo que puede ser una amenaza para las posesiones o la vida".[3] Puede incluir fenómenos como ciclones, tormenta de nieve, tormenta de viento, Ventisca, ola de calor, y tormentas severas. El uso común de la palabra refiere a tormentas severas, con piedras de granizo de 19 mm de diámetro, vientos dañinos de más de 50 nudos (105 km/h) , y/o tornados.

Categorías[editar]

El tiempo severo puede clasificarse en tres categorías:

  • aproximación a severa
  • severa
  • significativamente severa.

Tiempo con aproximación a severo[editar]

Se define como:

  1. piedra de granizo entre 12 y 19 mm de diámetro
  2. vientos entre 90 y 103 km/h (50 nudos). Éstos usualmente se avisan en los Alerta meteorológicos.

Tiempo severo[editar]

Se define con

  1. piedra de granizo de 19 mm de diámetro o más
  2. vientos de 103 km/h (50 nudos) o más

Tiempo significativamente severo[editar]

Se define como:

  1. piedra de granizo de 25 mm de diámetro o más
  2. vientos de 135 km/h (65 nudos) o más
  3. tornado de fuerza EF2 o más

Requerimientos de iniciación[editar]

El tiempo severo organizado tiende a producirse en las mismas condiciones que causan las tormentas ordinarias: humedad atmosférica, vientos ascendentes e inestabilidad atmosférica.[3] Las nubes están más allá de condensadas, con vapor de agua, y mantienen una humedad atmosférica alta, lo cual implica un alto punto de rocío, que ayuda a las nubes en fase de desarrollo a convertirse en tormentas. La inestabilidad es la tendencia de un área de atmósfera cerca de la superficie terrestre a mantenerse en ascenso, cuando se fuerza la masa de aire por una corriente ascendente. Entre las posibles fuentes de ascenso cabe mencionar los accidentes geográficos, como las montañas, y los bordes de las masas de aire, tales como un frente frío y un frente de punto de rocío.

Existe una gran variedad de condiciones que pueden causar diversos tipos de tiempo severo. Si bien en general el criterio anterior produce tormentas genéricas, algún factor severo puede convertirse en una tormenta severa; por ej., una bolsa o masa de aire frío ascendente puede contribuir a la formación de pedriscos grandes en tormentas aparentemente inocuas. Sin embargo, el granizo más destructor y los tornados se forman en tormentas supercelulares y los torbellinos y vientos derechos más intensos, que se ven reflejados en el radar en forma de un eco en arco. Ambos tipos de tormentas tienden a formarse en ambientes que están sometidos a cizalladura del viento.[3]

Riesgos[editar]

Por definición, todos los tipos de tiempo severo poseen el mismo riesgo sobre la vida y las propiedades.

Oleadas[editar]

Una oleada de tiempo severo se define típicamente considerando 10 o más tornados en un día, de los cuales algunos son violentos, y muchos producen grandes piedras y causan daños por viento. Hay mucha dependencia en el tamaño geográfico de la oleada (¿cubre una pequeña sección de un distrito o se expande sobre varios estados?).[4]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. AMS Glossary
  2. AMS Glossary
  3. a b c Storm Prediction Center Frequently Asked Questions (FAQ)
  4. E-mail del pronosticador jared Guyer, del Centro de Predicción de Tormentas