Tesis de continuidad

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Puede entenderse en general "tesis de contunuidad" o, sencillamente y con más frecuencia, "continuidad" o "idea de continuidad", referido en conjunto a materias teóricas así como a ciertos aspectos de la tradición científica occidental.

En Historia de las ideas, la tesis de continuidad, que consiste en una analogía de la matemática "hipótesis del continuo", es la hipótesis de que no hubo una discontinuidad radical entre el desarrollo intelectual de la Edad Media y los desarrollos del Renacimiento y la edad moderna temprana. En consecuencia, la idea de una revolución científica e intelectual siguiendo el Renacimiento, de acuerdo con la tesis de continuidad sería un mito. Algunos teóricos apuntan a una revolución intelectual ocurrida en la Edad Media, normalmente referida al Renacimiento del siglo XII en Europa[1] como un signo de continuidad. La teoría más apoyada por los estudiosos, de todas formas es la de la Revolución científica ocurrida durante los siglos XVI y XVII[1] [2] [3] [4] [5]

La idea de "continuidad" posee una dimensión extraordinariamente extensa en diversos órdenes filosóficos, teoréticos, científicos y asimismo de la interpretación cultural y la vida práctica. "Continuidad" es en primer término relativo a "sucesividad" y "contigüidad" ya en la filosofía presocrática y griega clásica, al igual que más tarde lo será en la Escolástica (Tomás de Aquino) a la idea de continuo. El concepto de "continuo" es decisivo en disciplinas como la Matemática (Georg Cantor), la Física (Broglie) o la Geometría. Kantianamente, "continuidad" es concepto relativo a "divisibilidad" y, dialécticamente en general, "continuidad" es relativo a "discontinuidad". Se trata, por tanto, la "continuidad", o la a veces llamada "tesis de continuidad" como especificación teorética moderna probablemente parangonable a la distinción también contemporánea "dialéctica de la continuidad y la discontinuidad", de un lugar recurrente pluridisciplinario, ya sea de sentido metafísico, biológico o hasta de antigua inserción pitagórica o aristotélica. Por lo demás, ha sido idea desarrollada desde el criterio de relación mundo/arte como teoría estética.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. a b Edward Grant (1996), The Foundations of Modern Science in the Middle Ages: Their Religious, Institutional, and Intellectual Contexts, Cambridge: Cambridge University Press, back cover
  2. Dear, Peter. Revolutionizing the Sciences: European Knowledge and its Ambitions, 1500-1700. Princeton: Princeton Univ. Pr., 2001.
  3. Dear, Peter. Revolutionizing the Sciences: European Knowledge and its Ambitions, 1500-1700. Princeton: Princeton Univ. Pr., 2001.
  4. Margolis, Howard. It Started with Copernicus. New York: McGraw-Hill, 2002
  5. Westfall, Richard S. The Construction of Modern Science: Mechanisms and Mechanics. New York: John Wiley and Sons, 1971. Reprinted Cambridge: Cambridge Univ. Pr., 1977.

Bibliografía[editar]

  • Aullón de Haro, P., La continuidad del mundo y del arte, Madrid, Dykinson, 2011 (1ª ed.: Firenze, Le Lettere, 2009).
  • Bala, Arun, The Dialogue of Civilizations in the Birth of Modern Science, New York, Palgrave Macmillan, 2006.
  • Broglie, Louis, Continu et discontinu en Physique moderne, París, Albin Michel, 1941.
  • Duhem, Pierre, Les origines de la statique, Harvard University Press, 1905.
  • Franklin , J., "The Renaissance Myth", Quadrant 26 (11), Nov. 1982, pp. 51–60.
  • Franklin, J., The Science of Conjecture, Evidence and Probability before Pascal, 2002.
  • Grant, E., Sourcebook in Medieval Science, Harvard University Press 1974.
  • Hatfield, Gary (1996), «Was the Scientific Revolution Really a Revolution in Science?», en Ragep, Tradition, Transmission, Transformation: Proceedings of Two Conferences on Pre-modern Science held at the University of Oklahoma, Brill Publishers, ISBN 9004091262 
  • Huff, Toby E., The Rise of Early Modern Science, Cambridge University Press, 1993.
  • Huizinga, J. (1919), El otoño de la Edad Media, Madrid, Revista de Occidente, 1930 (1ª ed.).