Tanegashima

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tanegashima
(種子島)

Tanegashima

Un cohete despega del Centro Espacial de Tanegashima
Localización geográfica / administrativa
Archipiélago Islas Ōsumi, en el grupo de las islas Ryūkyū

Mar


Mar de China Oriental - mar de las Filipinas (Pacífico)
País(es) Bandera de Japón Japón
División(es) Prefectura de Kagoshima
Datos geográficos
Geología Isla marítima
Superficie 444,99 km²
Longitud 57,5 km
Anchura máxima 12 km
Punto más alto Monte Takamineo (282 m)
Demografía
Población 36.000 hab.
Densidad 81 hab./km² hab./km²
Coordenadas 30°34′26″N 130°58′52″E / 30.573888888889, 130.98111111111Coordenadas: 30°34′26″N 130°58′52″E / 30.573888888889, 130.98111111111
Mapa de localización
Tanegashima
Tanegashima
Geolocalización en Japón
Tanegashima
Tanegashima
Geolocalización en las islas Ryūkyū
Red pog.svg
Localización en las islas Ōsumi
Localización en las islas Ōsumi
Tanegashima txu-oclc-6900707-nh52-8.jpgMapa de la isla
[editar datos en Wikidata]

La isla de Tanegashima en japonés: 種子島 es una isla de Japón que se encuentra en el extremo occidental de las islas Ōsumi, parte del grupo de islas Ryūkyū, y que forma parte de la prefectura de Kagoshima. La sede de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial, el Centro Espacial de Tanegashima, está localizado al extremo sudeste de la isla y fue construido en 1969; constituye uno de los lugares más importantes de lanzamiento de cohetes en el país.

Geografía[editar]

Vista de la ciudad de Nishinoomote.

Es la segunda en tamaño de las islas Ōsumi. Se localiza justo al este de la isla de Yakushima y tiene un área de 444,99 km² y una población de 36.000 personas. Su altura máxima es de 282 m.

Es una tierra estrecha y larga, cuidadosamente cultivada, de alrededor de 57,5 kilómetros de norte a sur y de 5 a 12 kilómetros de este a oeste. En la isla se encuentran una ciudad, Nishinoomote, y dos pueblos, Nakatane y Minamitane. Ambos pueblos pertenecen al Distrito de Kumage.

Los arcabuces Tanegashima[editar]

Un arcabuz Tanegashima.

Uno de los capítulos más importantes de la historia de Tanegashima se refiere a la llegada accidental de los portugueses a la isla entre 1542 y 1543. Un navío portugués que iba hacia China y que estaba a cargo del comerciante Méndez Pinto había sufrido una tempestad y encalló en la isla. Los japoneses apodaron a los europeos como Nanban ("bárbaros del sur"), porque suponían que habían venido del sur y que eran poco cuidadosos con su apariencia, comparado con los japoneses.

Méndez Pinto se acercó a Totitaka, quien era el señor feudal de la isla y lo invitó a pasear, donde Pinto logró cazar un pato con su arcabuz. Totitaka estaba sorprendido por el arma de fuego, que eran desconocidas por los japoneses en ese momento y decide hacer gestiones con Pinto para comprar dichas armas y aprender a usarlas.

Los arcabuces fueron bautizados en Japón como "Tanegashima", como el nombre de la isla, y rápidamente se expandieron por Japón, teniendo mayor demanda de parte de los señores feudales. Con esta arma, los portugueses fueron bien recibidos en Japón. Sin embargo, algunos samuráis como Oda Nobunaga, estaban preocupados por el complejo proceso de cargar y disparar el arma, aparte del poco efecto que tenían los proyectiles. Dado que el clima japonés era muy húmedo comparado con el clima europeo, las mechas originales que eran usadas para disparar estaban siempre mojadas y eran inservibles.

Así fue que los japoneses comenzaron a crear su propio modelo de Tanegashima, añadieron un elemento que hacía funcionar la mecha aún bajo la lluvia, refinaron el gatillo y aumentaron el calibre de los proyectiles, entre otras mejoras. Logrando un tipo de arcabuz diferente al europeo. Ya en la década de 1560, el uso de los Tanegashima era decisivo en las batallas de la Era Sengoku. Oda Nobunaga, quien era crítico con los Tanegashima, fue uno de los que aprovechó su uso potencial en batallas y guerras, y por esa razón logró comenzar a conquistar y unificar Japón, dando inicio al periodo Sengoku o «periodo de los Estados en guerra». A finales del siglo XVI, Japón era la nación con más arcabuces del mundo.

No obstante, el ascenso de Toyotomi Hideyoshi daría un giro a la evolución de los Tanegashima. Antes de que las armas de fuego llegaran a Japón, las batallas individuales con espada entre los samuráis eran consideradas históricamente como épicas. Con el uso de los Tanegashima, un pistolero de clase baja y poco experto podía con una bala hacer un daño grave a un samurái, aún si este portaba su armadura. Por eso el Tanegashima era considerado por la clase samurái como un arma indigna y que un samurái debía preferir el uso de la katana o una lanza a un arma de fuego.

Hideyoshi, que deseaba mantener unificado a Japón, promulgó en 1588 la "Caza de Espadas", donde la clase humilde no podía poseer espadas ni armas de fuego. Todo ello con el objetivo de fortalecer la clase samurái, quien sería la única autorizada a portar armas; y de sofocar cualquier rebelión popular surgida de las clases bajas que pusiera en peligro la nación. Posteriormente, el shogunato Tokugawa en 1607 limitó la producción de los Tanegashima en la ciudad de Nagahama, y el uso de armas de fuego debía tener un permiso expreso del shogunato.

Los armeros, que no tenían ganancias con el negocio, se retiraron a la isla de Tanegashima, pero en 1609 el shogunato los obligó a regresar, con una compensación anual, aún si éstos no lograban vender armas. Las condiciones de los armeros eran tan malas que muchos decidieron fabricar katanas y el shogunato mantenía un monopolio más fuerte en 1625 donde apenas había 45 familias de armeros. El sakoku (período de aislamiento) fue uno de los hechos que menguó de manera casi total el uso de los Tanegashima, donde apenas el shogunato pedía 387 Tanegashima cada año, con una posterior reducción de pedido a inicios del siglo XVIII. La expulsión de los extranjeros de Japón, el orgullo y la filosofía de la espada samurái, el gran poder político de la clase samurái, la inapetencia de los líderes japoneses en expandir sus territorios y la probabilidad baja de una invasión extranjera fueron las principales razones de la desaparición de los Tanegashima, hecho que plantea una situación única donde un arma de fuego es despreciada en favor de las armas blancas.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]