Sombra de ojos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Un ojo con sombra color púrpura.

La sombra de ojos es un cosmético que se aplica en los párpados y debajo de las cejas. Comúnmente se utilizan para darles tonalidades y luz a los ojos.

Las sombras de ojos proveen profundidad y dimensión a los ojos, complementan el color de los mismos, o simplemente atraen la atención. Existe en diferentes colores y texturas. Generalmente están hechos de polvos, pero pueden encontrarse en forma de líquido, de lápiz o de mousse.

Las civilizaciones alrededor del mundo utilizan sombra de ojos, principalmente las mujeres, pero también los hombres en algunos casos. En el mundo occidental es un cosmético exclusivamente femenino, incluso cuando lo usan los hombres. En promedio, la distancia entre las pestañas y las cejas es el doble en tamaño en las mujeres que en los hombres. Así, las sombras de ojos más pálidas agrandan el área y dan un efecto muy femenino.

En la cultura gótica, las sombras que suelen llevar son negras o muy oscuras y otros tipos de maquillaje son populares en ambos géneros.

Mucha gente usa sombra de ojos simplemente para favorecer su apariencia, pero también se utiliza en los teatros y en otras obras, para crear un aspecto memorable, con colores brillantes y a veces poco comunes. Dependiendo del tono de la piel y de la edad, el efecto de las sombras es atractivo y llama la atención.

Uso[editar]

Una paleta de sombras en diferentes tonos y colores.

La sombra de ojos puede aplicarse en distintas formas, dependiendo del efecto esperado y de las fórmulas. Generalmente se la aplica con esponjas, con los dedos o con pinceles. Lo más importante al colocarse sombras, como cualquier maquillaje, es saber combinarlas. Existen productos especiales para evitar que la sombra se desvanezca, además de sets especiales con tres tonos diferentes: uno para iluminar y otro para intensificar el color. Además de la sombra, para completar el maquillaje de los ojos suelen utilizarse delineadores y rímel.

Para remover las sombras, pueden utilizarse productos como aceites o cremas limpiadoras, aunque en algunos casos pueden quitarse con agua. Generalmente son fáciles de remover, ayudándose con agua y jabón.

Historia[editar]

Los cosméticos se utilizan prácticamente desde que comenzó a existir la humanidad. El maquillaje facial se menciona en el Antiguo Testamento (Ezequiel 23:40) y en el año 10.000 A.C., en los entierros egipcios, se utilizaron sombras de ojos.[1] La palabra "cosmetae" fue utilizada por primera vez para describir a los esclavos de Roma cuya función era bañar a los hombres y a las mujeres en perfume.[2]

Egipto[editar]

En el año 10.000 a.C., los hombres y las mujeres utilizaban aceites y ungüentos para suavizar su piel y para su higiene. Más tarde comenzaron a utilizar tinturas para darle color a la piel, al cuerpo y al cabello; delineaban sus ojos y sus cejas, además de colocarse polvos en las mejillas.[3] Las sombras se aplicaban con un pequeño cepillo. Los párpados se pintaban con una línea que se extendía hasta los lados de la cara para lograr un efecto especial. Además de protegerlos de los rayos solares, se pensaba que el maquillaje podría mejorar la visión y prevenir las infecciones en los ojos.[4] El Kohl, la principal fuente de maquillaje, se guardaba en vasijas pequeñas de forma redonda.[5] Todos, sin importar la edad ni el género utilizaban maquillaje. Se utilizaban espejos de plata o cobre para aplicarlo en una forma uniforme.[6]

Grecia[editar]

En Grecia, los aceites, perfumes, polvos cosméticos, sombras de ojos, brillos para la piel, tinturas, cremas y tintes para el cabello eran utilizados por todos. La exportación y la venta de estos elementos ocupaban un lugar importante en el comercio del Mediterráneo. Durante los siglos VII y VIII a.C, los mercaderes griegos dominaban el mercado de los cosméticos.

Roma[editar]

Los hombres y las mujeres iraquíes se pintaban las caras con Kohl, al igual que los egipcios, para protegerse de "la maldad". Luego de la derrota de los griegos en manos de los romanos, la influencia egipcia desapareció por completo. Los romanos eran hedonistas; los aceites egipcios que habían sido utilizados con fines sagrados fueron utilizados para las prácticas sexuales en Roma. Más tarde los romanos les descubrieron propiedades medicinales, y después las utilizaron para alejar a los malos espíritus.[7]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. «Sombra de ojos» America Online. Consulado el 7 de junio de 2009.
  2. A History of Fragrance - Kathi Keville - Mindy Green - HealthWorld Online
  3. Ancient inventions Smith. Consultado el 7 de junio de 2009.
  4. Crispage Courses. Consultado el 7 de junio de 2009.
  5. Egipto Clpgh. Consultado el 7 de junio de 2009.
  6. Egyptian Cosmetic Items
  7. Eye shadow Medicine Lodge. Consultado el 7 de junio de 2009.

Bibliografía[editar]

  • "Cosmetics and Perfumes", 'Egypt, 10,000 BCE' por Mindy Cohen, 1999.
  • "ED 370" Dakota State University.
  • Museo Carnegie.
  • "Cosmetic Items", por Mark T. Rigby.
  • "The History of the Schism Between Ancient Perfumery and Its Modern-Day Counterparts", por Raed Rady.
  • "A History of Fragrance" ©1995 Kathi Keville y Mindy Green.
  • "Period Cosmetics or How to be a Bona-fide Byzantine Belle", por Gwendolyn Merch Llewelyn.
  • Ancient Cosmetics & Fragrance: Egypt, Greece and Rome.