Sistema comunitario

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El comunitarismo político, o sistema político comunitario, es un sistema de organización y gestión política y de gobierno fundamentado en una conciliación estructurada e integradora de intereses diversos, que se manifiestan en instituciones y órganos distintos que, integrados en un marco jurídico y político compartido, adoptan decisiones vinculantes para todos, en ámbitos de competencia determinados.

El sistema político comunitario se construye sobre la base de una preexistencia de agrupaciones culturales o de intereses separadas de naturaleza diversa, llamadas comunidades, que por su interdependencia y sobre una base de compromiso solidario mutuo, adoptan un método de gestión institucionalizado y conjunto de sus intereses comunes. Su constitución y funcionamiento reposan necesariamente sobre los principios de la democracia cooperativa, la diversidad y la solidaridad, así como, a diferencia de las asociaciones meramente voluntarias o cooperativas, sobre un sistema jurídico común que, sin perjuicio de su coexistencia con otros, goce de primacía o prevalencia sobre cualquier otro, en el ámbito de sus competencias.

El sistema político comunitario rige el gobierno de entidades muy diferentes, pero relativamente escasas debido a lo reciente de su aparición, situada convencionalmente en la Europa de posguerra y adoptada como método de integración económica, y posteriormente política, de dicho continente, económicamente destrozado tras la Segunda Guerra Mundial. Así pues, el prototipo de organización política gobernada por un sistema comunitario, hoy por hoy, no es un Estado, sino una organización internacional muy peculiar: la Unión Europea, organizada conforme a un modelo muy avanzado de comunitarismo político: el comunitarismo europeo. En ocasiones se señala a Bélgica como un país gestionado políticamente por un método comunitario.

Véase también[editar]