Senenmut

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Estatua de Senenmut. British Museum.
Senenmut
sn n mwt'

en jeroglífico
T22
N35
G14

Senenmut (Hermano de Mut) era un arquitecto y funcionario que alcanzó notable importancia durante el reinado de Hatshepsut, reina-faraón de la dinastía XVIII de Egipto (c. 1480 - 1458 a. C.), cuando obtuvo el cargo de chaty (canciller real).

Orígenes[editar]

Senenmut fue un personaje de origen modesto, situación que no le impidió ascender a los puestos más altos de su profesión. Nació en la ciudad de Hermontis, también llamada Heliópolis del Sur, una población situada a unos 20 km de Tebas, conocida hoy como Armant. Sus padres no tenían títulos ni cargos especiales, y simplemente se conocen como el "respetable" Ramose y la "señora de su casa" Hatnefer.

También se sabe de la existencia de al menos tres hermanos suyos: un varón, Senen, que lo siguió en su aventura en la corte de Tebas, y dos mujeres, Ahhotep y Hornefer. Antes se creía que éstas dos mujeres eran las esposas de Senenmut, pero ahora parece demostrado que no fue así.

No es fácil datar cuándo comenzó Senenmut a escalar puestos en la jerarquía. Aunque hay quienes se inclinan porque fuera durante el reinado de Amenhotep I, se suele pensar que sería algo después, bajo Thutmose I. Parece que acompañó al monarca como miembro del ejército en sus campañas en Nubia, donde parece que jugó un destacado papel. Siguió su carrera en el ejército, lo que le dio la posibilidad de acceder a su primer cargo, «gobernador de la casa de la hija real», o sea, preceptor de Hatshepsut, dignidad que estaba reservada a los militares que habían combatido junto a Thutmose. Por tanto, a la muerte de este faraón, Senenmut ya estaba convertido en noble y debía rondar la treintena.

La mano derecha de la reina[editar]

El primer título realmente importante que alcanzaría Senenmut sería a comienzos del reinado de Thutmose II. Éste rey se nos presenta como un monarca débil y ajeno a los asuntos de poder, que no dudaría en delegar en ministros y en su esposa y hermanastra, Hatshepsut. Quizás la valía de Senenmut fuese ya entonces percibida por la joven reina, y ella influyera en su marido para nombrar a aquel hombre "Administrador de los bienes de la Gran Esposa Real Hatshepsut" y "Administrador de los bienes de la Hija Real Neferura".

Senenmut, convertido en guardián de la reina y de su hija, estaría mucho tiempo con ambas. Incluso se piensa que desde el principio fueran Hatshepsut y Senenmut amantes, y que Neferura fuese la hija de este adulterio. Lo único cierto es que ya desde el reinado de Thutmose II, Hatshepsut cimentó las posiciones de sus dos grandes apoyos: Senemut, encargado de dirigir sus bienes y los del palacio entero, y Hapuseneb, que más tarde ocuparía los cargos de Sumo sacerdote de Amón y Visir.

A medida que pasaba el tiempo Senenmut fue acumulando más y más títulos, superando en número incluso a los de su colega Hapuseneb: fue "Tesorero Real", "Gobernador del Palacio", "Supervisor de los trabajos reales"... También sería la máxima autoridad administrativa del todopoderoso clero de Amón, y sobre todo, pasaría a la historia como arquitecto y constructor del bello templo de Deir el-Bahari, dedicado a Hatshepsut.

Senenmut y Neferura.
Altes Museum. Berlín.

Por muy románticas que sean las hipótesis, no está confirmado que Hatshepsut y Senenmut mantuviesen un largo romance. Si bien es cierto que hay restos en los que aparece un hombre (identificado con Senenmut) manteniendo relaciones sexuales con un faraón femenino (Hatshepsut, sin lugar a dudas), y que Senenmut tuvo el permiso de la reina de hacerse representar en Deir el-Bahari con honores casi reales, nada es seguro.

Algo que está claramente demostrado es que Senenmut creció a la sombra de Hatshepsut, y que fue acumulando cada vez más poder hasta convertirse, junto con la reina y con Hapuseneb, en el gobernante virtual del país. El culmen lo alcanzaría en la coronación de la propia Hatshepsut, y comenzaría a decaer a partir de la fundación del templo de Deir el-Bahari. Es poco probable que Senenmut patrocinase la candidatura de Hatshepsut al trono en detrimento del niño Thutmose III: su papel en el clero de Amón era inferior al de Hapuseneb, y se tendría que recurrir a él para consagrar a la reina-faraón.

El trío Hapuseneb-Hatshepsut-Senenmut gobernó Egipto durante 16 largos años, alejando cualquier competencia y funcionando a la perfección. Fueron años en los que los sacerdotes de Amón adquirirían una influencia que más tarde sería letal para la dinastía, y también unos años de paz, de bellas construcciones y de riqueza en el naciente imperio. Sólo la muerte de sus miembros quebraría esta situación.

Desaparición[editar]

Templo de Hatshepsut, en Deir el-Bahari, construido por Senenmut.

El reinado de Hatshepsut tuvo su cima durante los años 15º y 16º, y a partir de entonces comenzaría a declinar. Esto se debió a la pérdida de sus principales apoyos: su hija y heredera, Neferura, y poco después a Hapuseneb y al propio Senenmut. Tantas muertes en tan poco tiempo hacen pensar en una serie de asesinatos estratégicos orquestados por Thutmose III, desplazado en el trono por su madrastra, y aunque la muerte de Neferura en plena juventud es extraña, no tendrían por qué serlo las de Hapuseneb y Senenmut; por aquellos años ya habrían superado la esperanza de vida media, y rondarían entre los cuarenta y los cincuenta años,aun así la teoría de que detrás de estas muertes estaba el Faraón Tutmosis III es la que tiene más adeptos.

Ignoramos cómo se tuvo que sentir la reina Hatshepsut privada de su hija, de su apoyo político y religioso y de su favorito en tan poco tiempo, lo más probable cayese en una profunda depresión que explicaría el creciente poder de Thutmose III, ininterrumpido hasta la muerte de la reina. Lo cierto es que Hatshepsut no volvió a ser la misma.

Senenmut se hizo construir en vida dos tumbas: una en el Valle de los nobles (TT71) y otra en Deir el-Bahari (DB353). Ignoramos el porqué de dos sepulturas casi simultáneas, aunque las teorías más románticas mantienen que hizo construir la segunda para estar lo más cerca posible del templo erigido a su amor. Sea como fuere, hoy en día las dos tumbas están en un pésimo estado de conservación, y los nombres de Senenmut han sido borrados por la ira vengativa de Thutmose III y su momia se encuentra en paradero desconocido,en el hipotético caso de que no fuera destruida por el vengativo Faraón.[1] El celoso faraón castigó con la muerte eterna a Hatshepsut y a Senenmut, y en menor medida también a Hapuseneb.

Sin embargo, la fidelidad y la influencia que tuvo Senenmut sobre su reina, la reina-faraón más especial y mejor conocida de la historia egipcia, ha traspasado los siglos y ha llegado hasta nuestros días. Esperemos que nuevas excavaciones e investigaciones nos permitan conocer más sobre este hombre, de meteórica carrera, favorito de su reina, probablemente amante de Hatshepsut, quizás padre de la princesa Neferura y, al fin y al cabo, un verdadero rey sin corona.

Véase también[editar]

Notas[editar]

  1. Algunos expertos han expuesto la teoría según la cual la momia conservada en el Museo Egipcio del Cairo, conocida como Hombre desconocido C, referencia CG61067, podría pertenecer a Senenmut. Se ha propuesto cotejar su ADN con las momias de sus padres, que sí están perfectamente identificadas.

Bibliografía[editar]

Enlaces externos[editar]