Sellador

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sistema cortafuegos de silicona autonivelante y lana de roca utilizado alrededor de una tubería. Este sello consigue que el hormigón y la tubería, en conjunto, sigan evitando la propagación del fuego incluso por las juntas. Pasos: 1.- Limpieza
2.-Lana de roca comprimida
3.-Sellado con silicona.

Un sellador, sellante o tapaporos es un material viscoso que cambia a estado sólido una vez aplicado y que se utiliza para evitar la penetración de aire, gas, ruido, polvo, fuego, humo o líquidos desde un sitio a otro a través de la barrera sellada.

Los selladores ayudan al mantenimiento y cuidado de los inmuebles, la correcta elección permite obtener mayores beneficios del producto, como: impermeabilidad, elasticidad, rendimiento, durabilidad, acabados estéticos, etc.

Selladores de silicona[editar]

Los selladores que utilizan como componente principal la silicona están desarrollados para: el sellado estructural en fachadas, estructuras, muros cortina, etc.; como sello secundario en vidrio doble o aislado; juntas de expansión térmica en carreteras de concreto; juntas a tope y sellos perimetrales; en la unión entre materiales distintos (concreto y vidrio, concreto y metal, concreto con cancelería, vidrio con metal, vidrio con vidrio, etc.) y, especialmente tienen una excelente adherencia sobre policarbonato y PVC.

Algunas de las características que les hacen destacar frente a otros sellos son: evitan la formación de hongos, lo que le hace de especial interés en el sellado de juntas de cocinas y baños; al ser un material inorgánico duran más ya que resisten los rayos UV; mantienen sus propiedades con el paso del tiempo (elasticidad, capacidad de movimiento, fuerza de adhesión, etc); y son más elásticos que la mayoría de los demás sellantes.

Selladores de poliuretano[editar]

Están elaborados con poliuretano y diseñados especialmente para sellar juntas y grietas con movimientos fuertes y moderados en muros, cancelería, cisternas, marcos de puertas y entre elementos prefabricados.

Entre las características que destacan en este tipo de sellantes encontramos: que ofrecen una excelente adherencia sobre todo tipo de materiales como: hormigón, madera, asbesto, cemento, acero, aluminio, vidrio, entre otros; se pueden pintar; duran más y resisten a la intemperie; y son elásticos en algunas de sus variedades.

Selladores acrílicos[editar]

Utilizan como base para su fabricación los polímeros obtenidos del ácido acrílico. Se utilizan como sellador de juntas de conexión, alrededor de ventanas, puertas, tuberías de PVC, domos, etc., o grietas con muy bajos movimientos, en interior y exterior, también se pueden colocar como relleno en grietas interiores y exteriores (no pueden estar permanentemente en inmersión de agua).

Una de la mayores ventajas de estos selladores es que se aplican fácilmente con una pistola de calafateo, fácilmente manejable y muy económica, y también cuentan con una boquilla que permite distribuir el producto uniformemente y del ancho adecuado.

Son fáciles de aplicar, tienen buena adherencia en materiales como concreto y madera, son durables y se puede pintar sobre ellos, una vez que el producto ha secado. Unen gran variedad de materiales: concreto, mortero, fibrocemento, ladrillo, aluminio, vidrio, PVC rígido y madera.

Utilización[editar]

Los detalles de uso pueden variar según el tipo de sellante seleccionado así como del tipo de superficie, material, estado, etc. A modo de ejemplo se ofrece una guía genérica para la mayor parte de selladores con presentación en tubo y su utilización para el correcto sellado de juntas paso a paso:[1]

1.- Los bordes de la junta deben estar secos, sanos y limpios, enmascare con cinta los bordes.

2.- Corte la boquilla del cartucho en diagonal de acuerdo con el ancho deseado, perfore el sello e instálelo en la pistola de calafateo.

3.- Rellene completamente la junta manteniendo la punta de la boquilla en el fondo. Para un mejor acabado, afine la aplicación con una cuchara, espátula o con los dedos mojados en agua jabonosa.

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

  1. Para un sellado correcto en grietas sobre concreto de menos de un 1 cm de ancho, deberá ensanchar la grieta, dejándola de 1 cm de ancho por 1 cm de profundidad, el ancho máximo de la junta no deberá ser mayor a 2,5 cm y la profundidad deberá ser de 0,6 cm a 1,25 cm.

Enlaces externos[editar]

Web sobre los adhesivos y selladores

Pasos para sellar una grieta