S&P 500

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
S&P 500 1789-2012

El índice Standard & Poor's 500 (Standard & Poor's 500 Index) también conocido como S&P 500 es uno de los índices bursátiles más importantes de Estados Unidos. Al S&P 500 se le considera el índice más representativo de la situación real del mercado.[cita requerida]

El índice se basa en la capitalización bursátil de 500 grandes empresas que poseen acciones que cotizan en las bolsas NYSE o NASDAQ. Los componentes del índice S&P 500 y su ponderación son determinados por S&P Dow Jones Indices. Se diferencia de otros índices de mercados financieros de Estados Unidos, tales como el Dow Jones Industrial Average o el índice Nasdaq Composite, en la diversidad de los rubros que lo conforman y en su metodología de ponderación. Es uno de los índices de valores más seguidos, y muchas personas lo consideran el más representativo del mercado de acciones de Estados Unidos, y el marcador de tendencias de la economía norteamericana.[1] El National Bureau of Economic Research ha clasificado a las acciones comunes como un indicador relevante de los ciclos de negocios.[2]

Historia[editar]

La historia del S&P 500 data de 1923, cuando la empresa Standard & Poor's introdujo un índice que cubría 233 compañías. El índice, tal como se le conoce hoy en día, fue hecho en 1957 al extenderse para incluir las 500 compañías más grandes de Estados Unidos.

Este índice bursátil se compone de las 500 empresas más grandes de Estados Unidos y se pondera de acuerdo a la capitalización de mercado de cada una de las empresas. Este índice expresa mejor la situación real del mercado accionario y de bonos por lo que es más sensible que el Dow Jones Industrial Average y el Nasdaq 100.

Criterios de selección[editar]

Los componentes del S&P 500 son seleccionados por un comité. Ello es similar al procedimiento utilizado por el Dow Jones Industrial Average, pero diferente de lo que ocurre en otros tales como el Russell 1000, que se basan de manera estricta en reglas. Al considerar la elegibilidad de una nueva empresa al índice, el comité analiza el mérito de la empresa utilizando ocho criterios primarios: capitalización bursatil, liquidez, domicilio, capital flotante, clasificación del sector, viabilidad financiera, periodo de tiempo durante el cual ha cotizado en bolsa y ser negociada en la bolsa de valores.[3]

El comité selecciona compañías para el S&P 500 de forma que sean representativas de las industrias que operan en la economía de Estados Unidos. Para ser agregada al índice, una empresa debe satisfacer los siguientes requerimientos de liquidez y tamaño:[3]

  • la capitalización bursatil debe ser igual o mayor a 4000 millones de dólares norteamericanos
  • la relación entre el monto anual en dólares negociado a la capitalización bursatil ajustada debe ser superior a 1.0
  • el volumen de acciones negociado mensualmente debe por lo menos ser de 250,000 acciones en cada uno de los seis meses previos a la fecha de evaluación.

Las acciones deben ser ofrecidas de manera pública bien en el NYSE (NYSE Arca o NYSE MKT) o en el NASDAQ (NASDAQ Global Select Market, NASDAQ Select Market o el NASDAQ Capital Market). No pueden formar parte del índice acciones o participaciones de los siguientes tipos de emprendimientos empresarios sociedades en comanditas, sociedades en comanditas por acciones, OTC bulletin board issues, closed-end funds, ETFs, ETNs, royalty trusts, tracking stocks, acciones preferentes, unit trusts, equity warrants, obligaciones convertibles, investment trusts, ADRs, ADSs y MLP IT units.[3]

Mantenimiento[editar]

Al S&P 500 lo mantiene el Comité del Índice S&P (S&P Index Committee), cuyos miembros son economistas y analistas del Standard & Poor's. El Comité da garantía de seguridad, experiencia y capacidad analítica sobre el índice asociada a dicho departamento de Standard & Poor's 500. El Comité establece la política de mantenimiento, su propia independencia y objetividad.

El índice operable es el SPY.

Referencias[editar]