Radiancia espectral

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Los cuerpos calientes emiten radiación térmica en todo el espectro electromagnético, sobre todo en la zona del infrarrojo. Si se mide la radiancia de un cuerpo para todo el espectro de frecuencias, se obtiene la radiancia espectral del cuerpo.

Al analizar las curvas obtenidas con el cuerpo a distintas temperaturas, es evidente que esta curva depende fuertemente de la temperatura, y del material debido a que cada material tiene su propia curva de emisividad espectral. Además, a medida que aumenta la temperatura, la frecuencia a la que ocurre la máxima radiancia va aumentando, y pasa del infrarrojo al rojo opaco, luego al rojo brillante y al blanco.

Este resultado se conoce como la ley de Wien:

\nu_{\max} = \alpha T.

Donde, \nu_{\max} es la frecuencia para la cual la radiancia alcanza su máximo.

También, teniendo en cuenta que la velocidad de las ondas electromagnéticas es la velocidad de la luz (c), la ley de Wien puede expresarse como sigue:

\lambda_{\max} T = \textrm{Cte.}

La ley de Wien se obtiene derivando la ley de Planck en función de la longitud de onda e igualando a cero:

 E_{\lambda,b}(\lambda,T)={C_1 \over \lambda^5 \cdot (e^{C_2 \over \lambda \cdot T}-1)}
 {d(E_{\lambda,b}(\lambda,T)) \over d\lambda}=0

Evaluando la derivada se puede determinar que la constante de Wien es 2897,6 \mu m \cdot K, por lo que:

\lambda_{\max} \cdot T = 2897,6 \mu m \cdot K

Véase también[editar]