Raúl I de Francia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Raúl de Borgoña
Rey de Francia Occidental
Raoul Ier.jpg
Información personal
Otros títulos Duque de Borgoña (921-923)
Reinado 13 de julio de 923 - 15 de enero de 936
Coronación 13 de julio de 923 (en Saint-Médard de Soissons)
Nacimiento ca. 890
Fallecimiento 15 de enero de 936
Auxerre, Borgoña
Predecesor Roberto I de Francia
Sucesor Luis IV de Francia
Familia
Dinastía Bosonides
Padre Ricardo I de Borgoña
Madre Adelaida de Borgoña
Cónyuge Emma de Francia (921)

Raúl de Borgoña, también llamado Rodolphe[1] (890 - Auxerre, Borgoña, 15 de enero de 936), duque de Borgoña entre 921 y 923 y rey de Francia Occidental desde 923 hasta su muerte.

Sucedió a su padre el duque Ricardo I el Justiciero de Borgoña. Y al ser elegido monarca de los francos occidentales por una asamblea de nobles para suceder a Roberto I, en el año 923, Raúl I entregó el Ducado de Borgoña a su hermano Hugo. Se casó con Emma de Francia, hermana de Hugo el Grande, conde de París, pero no tuvieron descendencia.

Antecedentes familiares[editar]

Raúl forma parte de la familia Bivinidas. Hijo de Ricardo I de Borgoña, apodado el Justiciero, duque de Borgoña y de Adelaida de Auxerre. Sobrino de Rodolfo I de Borgoña, de Carlos el Calvo y de Boso V de Provenza. Su madre era hermana del rey Rodolfo I de Borgoña y su padre hermano del rey Boson V y de Richilda de Ardenas, siendo ésta amante y segunda esposa de Carlos II el Calvo. Ha sido el único rey de Francia cuyo linaje no se remonta a ninguna de la tres grandes dinastías reales francas: la merovingia, la carolingia y la robertina. Sin embargo existe la hipótesis[2] de que podría estar emparentado con el linaje de Jerónimo (hijo de Carlos Martel), con lo cual pertenecería a una línea colateral de los carolingios.

Ascenso al trono[editar]

En 921, al suceder a su padre, se convierte en duque de Borgoña, conde de Auxerre, conde de Autun y de Avallon, abad laico de San Germán de Auxerre y de Santa Columba de Sens. Contrae matrimonio con Emma de Francia, hermana del duque de los francos Hugo el Grande e hija del rey Roberto I de Francia. Emma también es hermanastra de Adela, esposa del conde Heriberto II de Vermandois. Fruto de su matrimonio nace un hijo, al que llaman Luis, que muere en 934.[3]

Tras la muerte de Roberto I en la batalla de Soissons en 923, los grandes del reino deciden elegirlo como rey en lugar de Carlos III el Simple. Del mismo modo, su cuñado Hugo el Grande rechazó el título de rey por miedo a perder su influencia sobre los grandes al tener que abandonar sus condados. La ceremonia de consagración real de Raúl se celebró el día 13 de julio de 923 en San Medardo de Soissons.

Reinado[editar]

Anarquía y lucha contra la invasión normanda (923-929)[editar]

Durante los primeros años los desórdenes se extienden por el reino. A pesar de su valía, Raúl no consigue su reconocimiento como rey por los grandes vasallos. En 924 se ve obligado a luchar contra los normandos de Rollon en el río Oise, quienes habían sido llamados en su ayuda por Carlos el Simple antes de que Herberto II de Vermandois lo hiciera prisionero el 17 de julio de 923. Expulsado a Normandía, Rollon pide negociar la paz y, a cambio de cejar en sus invasiones, recibe los territorios de Hiemois y Bessin. Mientras Raúl permanecía en el norte de Francia, el 6 de diciembre de 924 en Chalmont, los condes Garnier de Sens, Manases de Dijón y los obispos Josselin de Langres y Ansegise de Troyes derrotan con contundencia a Ragenold de Nantes, jefe vikingo que, tras haber avanzado hasta Borgoña, se retiraba hacia el norte con un gran botín. Durante el verano de 925 Raúl consigue armar un gran ejército para luchar contra los normandos, quienes habían violado los compromisos de paz. Con la ayuda de Heriberto II de Vermandois, de Helgaldo de Ponthieu, de Arnulfo I de Flandes y de su hermano Adalolfo de Bolonia consigue derrotarlos en la localidad de Eu, causando un gran número de bajas en el ejército oponente. Pero al año siguiente, los normandos consiguen dominar a las huestes reales en la batalla de Fauquembergues en el río Aa, cerca de Thérouanne, entre Sant-Omer y Montreuil-sur-Mer. En esta batalla muere el conde Helgaldo de Ponthieu y Raúl es gravemente herido, con lo que huye del campo de batalla y se retira a Laon. Así, los vencedores pudieron saquear el país hasta la frontera con Lorena. Tras la muerte del conde Rogelio I de Laon en 926, Heriberto II de Vermandois reclama el condado para su primogénito Odo. Ocupando el territorio del condado en contra de los deseos de Raúl, quien finalmente cede por el temor a que Heriberto no liberase a anterior rey Carlos el Simple a quien retenía en Péronne. Éste fallece el 7 de octubre de 929 tras varios años de cautividad.

Consolidación de su autoridad real y las luchas contra las últimas invasiones (930-936)[editar]

En el año 930, Raúl recibe el homenaje de Guillermo Larga-Espada, quien sucedió a su padre, Rollon. Ese mismo año, Herbert II de Vermandois se apodera del castillo de Vitry-en-Perthois, perteneciente a Boson, hermano menor del rey Raúl. Éste último se alía, entonces, con su cuñado Hugo el Grande para combatir a Herbert II de Vermandois. En el año 931 entran en Reims y expulsan de la ciudad al arzobispo Hugues, hijo de Herbert II de Vermandois. Herbert II de Vermandois es obligado inicialmente a entregar Vitry, Laon, Château-Thierry y Soissons, pero con la ayuda de Enrique I de Alemania arrasa la región circundante de Reims y de Laon. Finalmente, y a cambio de su sumisión, Raúl entrega sus dominios, excepto Reims, Château-Thierry y Laon.

En el 935 derrota a otro invasor procedente del Este, los húngaros, que hacen su aparición en Champaña y Borgoña. A partir de esa fecha el reino estará temporalmente a salvo de las invasiones.

El 15 de enero —el 2 después de los idus de enero— de 936, después de trece años de difícil reinado, el rey Raúl, enfermo desde el otoño del 935, muere en Auxerre a causa de una pediculosis corporal. Es enterrado en la iglesia de la abadía de Sainte-Colombe, cerca de Sens. A la muerte de Raúl, Hugo el Grande apela al legítimo heredero de la dinastía de los carolingios, Luis IV de Ultramar. Éste último, una vez reinstalado en el trono, concede a Hugo la confirmación de sus cargos y el título de duque de los francos. Hugo el Grande renuncia, por tanto, a pretender el trono para sí mismo, probablemente para evitar la oposición de otros grandes señores del reino, en particular de Hugo el Negro y Herbert II de Vermandois.

Referencias[editar]

  1. Genealogía de Raúl (Rodolphe) en Medieval Lands (en inglés)
  2. Settipani, Christian, La préhistoire des capétiens (Nouvelle histoire généalogique de l'auguste maison de France, vol. 1), ed. Patrick van Kerrebrouck, 1993, p. 384.
  3. Settipani, Christian, La préhistoire des capétiens (Nouvelle histoire généalogique de l'auguste maison de France, vol. 1), op. cit., p. 389.

Bibliografía[editar]

  • Alain Decaux y André Castelot, Histoire de la France et des français au jour le jour.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]


Predecesor:
Ricardo I
Duque de Borgoña
921 - 923
Sucesor:
Hugo el Negro
Predecesor:
Roberto I
Rey de Francia occidental
923 - 936
Sucesor:
Luis IV