Quinto Fabio Máximo Eburno

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Quinto Fabio Máximo Eburno (en latín, Quintus Fabius Maximus Eburnus) fue un político y cónsul de la República Romana, perteneciente a la gens Fabia, una familia de origen patricio; era hijo de Quinto Fabio Máximo Serviliano.

Máximo Eburno obtuvo el pretorado venciendo en las elecciones con el máximo número de votos y obteniendo por tanto el puesto de pretor urbano en 118 a. C. En esta condición presidió el juicio de Cayo Papirio Carbón acusado de traición por Lucio Craso.[1]

Obtuvo el consulado en 116 a. C. con Cayo Licinio Geta como colega senior. Eburno era conocido en Roma por el salvajismo del que hacía gala con su familia, tanto es así que asesinó a su hijo por «inmoralidad» (al ser el paterfamilias, tenía derecho a castigar o asesinar a cualquier miembro de su familia, aunque casi nunca se hacía). Por ello fue repudiado por la sociedad romana y acusado por Cneo Pompeyo Estrabón de excederse de los límites de su patria potestas. Máximo Eburno fue condenado al exilio, probablemente en Nocera Umbra.[2] [3] [4]

Referencias[editar]

  1. Cicerón, Sobre el orador, 1, 26.
  2. Cicerón, En defensa de Balbo, 11
  3. Valerio Máximo, Hechos y dichos memorables, 4, 1 § 5.
  4. Orosio, Historias, 5, 16.
Precedido por:
Lucio Cecilio Metelo Diademato y
Quinto Mucio Escévola Augur
Cónsul de la República Romana
junto con Cayo Licinio Geta

116 a. C.
Sucedido por:
Marco Emilio Escauro y
Marco Cecilio Metelo